Informática musical

Teenage Engineering Rumble para OP-Z transmite subgraves por medio de la piel

Rumble para OP-Z

Si hay un fabricante de instrumentos musicales inesperados, ese es Teenage Engineering, quienes han presentado el segundo módulo de expansión de su versátil OP-Z, llamado Rumble, un subwoofer háptico, que permite "sentir como si estuvieses sosteniendo un subwoofer con un sonido profundo".

Según cuentan sus creadores, la peculiar idea busca solucionar el habitual problema que se tiene con dispositivos pequeños como el OP-Z, los cuales carecen de espacio para emitir frecuencias graves considerables, o al menos mediante formas habituales, ya que el método de Teenage Engineering logra una respuesta en frecuencia de 10Hz a 150Hz.

Teenage Engineering Rumble

El módulo háptico funciona mediante un sistema de feedback vibrotáctil de alta definición combinado a tecnología psicoacústica que permite generar la sensación de subgraves sin un gasto extremo de energía en el dispositivo.

Incluye también un interesante modo silencioso para el metrónomo, que crea un clic inaudible pero perceptible desde la interfaz táctil de Rumble, que llega a acompañar a Oplab, el primer dispositivo de expansión para OP-Z que le agrega interfaz de audio, MIDI y CV.

Rumble se encuentra disponible de inmediato desde Teenage Engineering por $89.

Más en Teenage Engineering

 

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
3
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar