Sintetizadores

UDO Super 6, llega el sintetizador binaural

Nuevos fabricantes y nuevas ideas no siempre van de la mano. Así que bienvenida la llegada de UDO Audio. Nueva empresa aunque no de recién llegados, y sí: con nuevas ideas. De realizar desarrollos para terceros a crear su propio sinte y con él todo un revuelo en Superbooth.

La compañía: UDO Audio

Como tal la compañía UDO nació hace un año, pero están en condiciones de poder comercializar en otoño este Super 6. Un plazo que sólo se entiende a partir del hecho de que su máximo responsable ha intervenido en compañías de circuitos integrados para reemplazo de antiguos chips para el mercado DIY y modular, e igualmente ha creado la tecnología digital que está dentro del Modal 008 y que licenció a Modal Electronics. Buenas credenciales, sin duda. Y también buen equipo de personas, con amplia trayectoria, el que ha usado para el diseño general, la fabricación, y otros aspectos del proyecto. Pero vamos a lo que interesa: han decidido aparcar el dar servicio a otras marcas para crear la suya propia y comercializar así su propio primer sintetizador.

Super 6 en el stand de UDO en Superbooth
Super 6 en el concurrido stand de UDO en Superbooth
hispasonic.com

El sintetizador: Super 6

Se trata de un sintetizador que combina partes digitales y analógicas en su ruta audio y que se apunta, en una tendencia que se demuestra definitivamente instalada, al uso de FPGAs para los osciladores (Novation Peak y Summit, Waldorf Kyra...). A partir de ahí, un conversor individual devuelve en cada oscilador la señal a analógico y el proceso continúa con filtros soportados por chips analógicos nuevos que reemplazan (si lo preferís 'clonan') a los usados en los antiguos filtros basados en SSM, y capacitados para pendiente de 24dB/oct. En términos clásicos diríamos que se trata de un 12 voces, porque hay 12 juegos de dos osciladores (con sus correspondientes pasos a analógico), filtro, amplificador, etc. Aunque como veremos, además de ese modo clásico a doce voces se pueden usar en un innovador y convincente modo binaural a seis.

Super 6 en el stand de UDO en Superbooth
Prototipo de UDO Super 6 en acabado gris
hispasonic.com

El LFO1 que está en el panel superior es realmente una copia de los osciladores, y como tal puede funcionar no sólo en modo LFO convencional sino también en modo envolvente pero sobre todo puede funcionar en un modo LFO ultra rápido que entra totalmente en la región audio y que puede hacer seguimiento de las notas interpretadas desde el teclado convirtiéndose en un tercer oscilador en toda regla que puede además actuar sobre los otros dos como modulador FM.

De forma parecida, las envolventes pueden usarse en modo bucle y también con opción de seguimiento de teclado, lo que con las altísimas velocidades a las que llegan las convierte en osciladores moduladores que sumar como un recurso para salirse de los sonidos ordinarios que podemos esperar en este tipo de sintetizador de evocación clásica.

Tanta flexibilidad en las envolventes y LFOs es el beneficio de su origen digital. Están también realizados en FPGA para poder evitar las limitaciones habituales en sistemas basados en procesadores y DSPs. Aquí no hay código, hay hardware. Que sea digital y no analógico pasa a ser casi una anécdota juzgando por los resultados, que evitan las limitaciones típicas en las señales de control llevándolas también a poder intervenir en frecuencias audio y más allá. Luego os damos más detalles, porque urge la curiosidad por su etiqueta 'binaural'.

La novedad: sinte binaural

Las 12 voces pueden usarse en forma convencional, pero la gracia de este modelo es el modo binaural. Una voz completa para cada canal del estéreo. Sí: dos osciladores, un filtro, un amplificador, etc. para la oreja izquierda y otro tanto para la derecha. Lógicamente la polifonía pasa a 6 voces, pero son 'super voices' en términos de UDO. La gracia: mantener los osciladores de ambas rutas en alinemaiento permente en frecuencia pero poder introducir desajustes graduables en los desfases y niveles relativos entre ellas. El resultado, un sonido que ocupa de forma natural el espacio estéreo y resulta amplio y profundo sin tener que depender para ello de unidades de efecto. De hecho el delay y el chorus con que contará finalmente no se usan en esta demostración, y sin embargo el resultado parece heredar la densidad que tenemos en la memoria de los mejores chorus. Densidad sí, pero ni rastro del ruido que suele acompañarlos. Esas diferencias variables entre la señal que llega a los dos oídos resulta ser una muy sensata forma de actuar y que enriquece de forma importante ya en la fuente inicial el sonido.

Super 6 en el stand de UDO en Superbooth
Prototipo de UDO Super 6 en acabado azul
hispasonic.com

El filtrado y el tratamiento individual en cada uno de los dos canales (L y R) de cada voz, pasa a ser obligado para mantener esa impronta. Y además, gracias a las peculiares reacciones de lo analógico terminan de asentar pequeñas diferencias en cómo se transforma lo que llega a cada oído. Diferencias que añaden espacio y definición, separando mejor esa sensación binaural. Desde UDO hablan de tantísimos sintetizadores que para generar algo de espacio estéreo sólo cuentan con la simpleza de la panorámica y el ''pegote' a posteriori de los efectos como tantos chorus, delays, y demás. Aquí la huella estéreo nace con el propio sonido en los mismos osciladores.

Los osciladores: DDS

Otro aspecto importante son los osciladores, que denominan DDS, siglas de Direct Digital Synthesis. Ya hemos mencionado que están basados en FPGAs. Técnicas de generación de sonido recientemente implantadas en sintetizadores comerciales y que en este caso lo son con una arquitectura digital no programada que calcula directamente por hardware las señales a velocidades de vértigo (40MHz para los osciladores). Se aleja estratosféricamente cualquier posibilidad de aliasing. Dicen que su diseño también evita las limitaciones de 'fondo de escala' y el clipping resultante. Son técnicas que además permiten aportar modulaciones que serían impracticables en analógico.

El control de CrossMod (modulaión en frecuencia directa entre los dos osciladores de cada voz) presenta al recorrerlo el típico resultado de fuerte entrada en inarmonicidad, hasta que se pasa por alguno de los puntos dulces en el que la intensidad de modulación produce un resultado armónico. La esencia digital de estos osciladores permite que una vez alcanzado ese punto resulte totalmente estable en toda la extensión del teclado y pueda usarse para interpretar tonalmente con el particular timbre de la FM que sobrecarga el contenido armónico. Hay también sync entre los osciladores, de nuevo sin la problemática inestabilidad que a veces la afea en analógico, ni el deplorable resultado de alias intenso que tantas veces la acompaña en los digitales tradicionales.

Son osciladores capaces de crear ondas clásicas e igualmente de reproducir otras cargadas en su memoria. Ondas registradas a esa altísima velocidad de los osciladores y que como resultado no necesitan cálculos de interpolación para ser reproducidas a las diferentes alturas necesarias para las notas.

Por cierto, el oscilador segundo puede actuar como LFO, suboscilador o ser reemplazado por una entrada de audio.

Las ondas: super-waves

Las casualidades han querido que en estosl prototipos y como resultado del ensamblaje aparezcan ilegibles las letras centrales en la etiqueta 'waveform' para que finalmente se lea 'wa----rm' (warm=cálido). Algo que encaja bien con el uso de 'super-waves'. Al igual que la archiconocida 'supersaw' creada por Roland para el JP-8000, otros muchos sintes actuales aplican la idea de las superondas. No es otra que ofrecer en lo que entendemos como un oscilador un total de, en este caso, de 7 ondas individuales apliladas para engordar el sonido. Pero aquí están siendo movidas en fase y nivel con el mismo juego que da sentido al término binaural. El resultado es una instantánea sensación de densidad y chorus. Este tipo de comportamiento está presente en todas las ondas, tanto las originalmente cargadas como las que el propio usuario podría usar llevándolas a la memoria de Super 6. No se trata de muestras al uso, claro. Sino de ciclos únicos y calculados/muestreados en formatos de ultraalta velocidad. Pero la posibilidad está ahí y seguro que se aprovechará.

Un sinte de directo

Evidentemente, Super 6 guarda más de una semejanza con los polifónicos de los últimos 70s y muy primeros 80. Construcción robusta, el tipo de acabado y disposición de los controles... Cualquiera que haya usado un sintetizador polifónico analógico no necesitará manuales para aprovecharlo. Cero pantallas, cero funciones enterradas o combinaciones de teclas, excepto para el uso de la matriz de modulación, que aún así sigue mucho las formas de uso de aquella época.

Destaca también a ese respecto de facilidad de uso y búsqueda de la inmediatez, la sección de control a la izquierda del teclado. Podría parecer superpoblada en comparación con las habituales, pero es la manera de que la palanca de bend/modulación venga acompañada al alcance de la misma mano izquierda de un buen grupo de faders, potenciómetros y pulsadores con los que ajustar su comportamiento, dar entrada al portamento o regular el uso de un LFO dedicado disponible en esa sección para uso a través de la palanca o el aftertouch. Esos controles están duplicados para poder ajustar separadamente las dos partes de la binauralidad de la que presume.

Galería de fotos del panel

Demo de sonido

Precio y disponibilidad

Es curioso que todavía la web de este fabricante se limite a una tosca portada, sin especificaciones o fotos de Super 6, ni siquiera referencias al mismo. Quizá a la vuelta de Superbooth la adecenten y completen, porque da la impresión de que han estado atareadísimos para poder llegar a la feria en condiciones de mostrar a su bebé. Y es que lo que se muestra está aún en prototipo, pero rematado en lo importante. Aunque lo vemos en Superbooth en dos acabados (azul y negro) parte de los pulsadores no están aún en su color definitivo. Falta asimismo la gestión de presets, no están las funciones de secuenciador aunque sí las de arpegiador... Pero la generación de sonido es ya la que encontraremos en otoño, cuando llegue a comercializarse con un precio aún no determinado pero entorno a las 2000-2500 libras esterlinas impuestos incluidos.

Más información | udo-audio.com

Super 6 en el stand de UDO en Superbooth
Super 6 en el stand de UDO en Superbooth
hispasonic.com

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
15
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar