Informática musical

Voxengo CRTIV Shumovick, un plugin que defiende los beneficios del ruido

Publicitado como 'Creative Dynamic Noise-floor Padding', este plugin de aspecto sencillo pero intenso en cómputo introduce ruido conformado de acuerdo a la propia señal tratada para, curiosamente, mejorar perceptualmente el audio.

Voxengo CRTIV Shumovick
CRTIV Shumovick
voxengo.com

Y es que realmente la introducción de ruido controlado ha sido siempre un recurso más de los disponibles por parte de cualquier persona bien informada en cuanto a audio. La presencia de una pequeña dosis de ruido estéreo puede arrastrar una cierta sensación estéreo sobre una señal mono, por ejemplo. La presencia de algo de ruido en sintes analógicos antiguos no puede retirarse sin que estos pierdan parte de su carácter, dado que contribuye a dar mayor variedad sobre un sonido a veces demasiado artificial y plano. Y así podríamos seguir.

Los beneficios son mayores cuanto más se integra y relaciona el patrón del ruido con la propia señal, y es ahí donde este CRTIV Shumovick de Voxengo incide. No se trata de añadir ruido blanco o de cualquier otro tipo con un nivel controlado, sino de conformar temporal y espectralmente la distribución del ruido para que esté en mayor relación con lo que suena.

Es ofrecido por Voxengo especialmente para producción de música electrónica. Sugieren su uso con bases rítmicas electrónicas y sonidos de sintetizador, sin renunciar de otros usos ocasionales sobre otro tipo de material ya sea para impartir cierta sensación estéreo, un aroma 'vintage', o directamente infectar con ruido pistas que agradezcan huir del supuesto ideal de lo limpio como pueden ser basslines y otros recursos en hip-hop o rap.

El interfaz es sencillo y se ofrece como toda la gama Voxengo en múltiples colores. El control del número de bandas es el que más determinará el impacto en cómputo, pero también es el que puede obtener un ruido que se adapte con mayor o menor precisión al contorno espectral que desarrolle la señal.

Se puede usar en modo 'demo' que introduce un pequeño silencio cada 45 segundos mientras el plugin no sea autorizado.

Disponible para Windows y MacOS en VST, AU y AAX, el precio es de 40 dólares USA, aunque temporalmente está reducido a 35.

Más información | voxengo.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
9
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar