Informática musical

Waves Grand Rhapsody Piano, otra vez el Fazioli de Freddie Mercury

Blancas y negras no son sólo las teclas del piano. También los son las fichas de ajedrez, algo que viene a la cabeza a propósito de la competición que se inicia con la llegada de Grand Rhapsody.

La balear Wavesfactory presentó hace unos meses una excelente librería de piano llamada Mercury sampleando un Fazioli del difunto cantante de Queen y que ha sido usado por otros artistas de renombre en grabaciones de éxito. Literalmente el mismo piano que ahora Waves entrega en su propia versión muy por debajo en precio. Se trata del piano de cola Fazioli F228 que pertenece actualmente a los estudios Metropolis a los que tanto Wavesfactory como Waves han acudido ha realizar sus grabaciones. La competición está servida.

Todavía no hemos podido probar este nuevo, pero desde luego Wavesfactory Mercury era magnífico en su sonido, en su versatilidad y en su facilidad para ser tocado de forma expresiva sin necesitar grandes retoques, más allá de adaptar la respuesta a la velocidad del teclado que usemos en una de sus pantallas y de forma muy simple. Destacaba en él su generosísima dinámica, capaz de recorrer desde piano a forte con resultados muy bien diferenciados. Eso sí, demandaba un uso de CPU muy intenso, hasta el punto de motivar la aparición de una versión reducida en coste y capas (Mercury Lite). Pero pocos meses después, las comparaciones con esta nueva librería de Waves serán inevitables dado que se trata del mismo piano sampleado en el mismo estudio.

En esta edición de Waves se dispone de grabaciones con 8 pares de micros diferentes, de las que el usuario puede elegir y combinar 3. Asoman por ahí ya diferencias, dado que Wavesfactory permitía combinar simultáneamente sus 5 posiciones registradas cada una con un determinado tipo de micrófonos. En ambos hay control del nivel deseado del ruido del pedal y del sonido de apagado al levantar las teclas.

Aún no tenemos datos sobre las capas de velocidad que hay en la versión de Waves, pero era un punto muy cuidado en la de Wavesfactory. Los más de 30 GB de Mercury son 8 GB en el caso de Rhapsody, a pesar del incremento en micrófonos, lo cual podría indicar alguna dimensión menor en número de capas de velocidad, o en los 'round robin' x4 con los que sí cuenta Mercury.

Pero Waves recrea las vibraciones por simpatía entre las cuerdas de distintas notas, algo que Wavesfactory no hacía (pero que sinceramente se disculpaba ante la calidad general que desbordaba y el agradable color de su sonido, que hacían fácil olvidar esa ausencia).

Tanto Wavesfactory como Waves cuentan con efectos, en el caso de esta última derivados de su extensa colección con presencia de EQ, compresión/limitación, eco, y una reverberación basada en la H-Reverb.

El precio de 29€ al que sale este Fazioli de Waves queda muy por debajo de los 149 que reclama Wavesfactory por su Mercury, un argumento que puede ser definitivo para muchos, pero que no evitará a los más exigentes hacer una comparación cuidada entre ambos aprovechando sus versiones demo.

Más información | Waves

Grand Rahpsody Piano
waves.com
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar