Grabación

Wavesfactory Spectre, un enhancer-exciter multibanda

Spectre ofrece 5 bandas al estilo de un sencillo ecualizador paramétrico, pero con distorsión añadida individualmente sobre cada una de ellas, sumando un jugoso poder transformador. Una acción final muy diferente y mucho más destacada que la simple ecualización y que permite jugar con el procesado tímbrico que asociamos a todo tipo de no linealidades y distorsiones. Y algo en el fondo que está detrás del prestigio de tantos sistemas de ecualización analógicos antiguos, en los que los diseños eran proclives a la distorsión y su magia no es realmente producto de su caracter de 'EQ' sino mucho más de su distorsión distribuida en varias bandas individuales.

Wavesfactory Spectre
Wavesfactory Spectre
wavesfactory.com

Los que me habéis leído en otras ocasiones, sabéis que siempre he sido muy amigo de los sistemas multibanda y en particular cara a las distorsiones. Spectre encaja a la perfección con ese gusto y ofrece la capacidad de jugar con sus 5 bandas de ecualización dentro de las cuales y de forma individualizada pueden suceder procesos de distorsión que añadan nuevas componentes a las ya presentes en el audio.

El uso de una EQ antes (y a menudo también después) de una distorsión casi lo considero una obligación, para poder obtener un abanico enorme de sabores a partir de lo que ofrece cualquier distorsión básica. Con Spectre, Wavesfactory hace ese tipo de juego mucho más amplio gracias a las cinco bandas y a la vez terriblemente sencillo y eficaz, al concentrar en un único plugin toda esta acción compleja y con unos controles fáciles de entender.

En el fondo la idea de un 'enhancer/exciter' pero con ese caracter multibanda personalizable a través de los ajustes EQ que nos permitirán centrar los procesos de distorsión allí donde puedan resultar más necesarios y útiles para el tipo de color que deseemos añadir y en función del tipo de señal que estemos manejando, evitando bandas que afeen la distorsión y concentrando la acción donde más nos interese.

Con tal grado de control el rango de las situaciones en la que Spectre puede ser aplicado se dispara. Desde distorsiones sutiles para reequilibrar una mezcla o master, a otras mucho más intensas con las que alterar pistas individuales. La posibilidad de realizar los cálculos internos con sobremuestreo amplio (4x y 16x) permite mantener bajo control el aliasing al que los procesos de distorsión no lineal son por su propia esencia proclives.

Los ocho algoritmos de distorsión disponibles (Tube, Tape, Solid, Warm Tube, Class A, Diode, Bit, Digital) dan lugar a diferentes tipos de acción con distorsiones más largas/cortas en su acción de expansión espectral y con diferentes balances entre los primeros armónicos con coloraciones de distorsión simétrica y asimétrica.

La aplicación en modos mono, estéreo o mid/side, y el uso 'clean' (sin distorsión) a modo de una mera EQ completan la paleta de recursos que ofrece.

Disponible para MacOS y Windows en AAX/VST/AU, 32 y 64 bit, con precio de lanzamiento 69€ hasta el 8 de marzo (precio normal 99€) y lanzamiento previsto para el 21 de febrero.

Más información | wavesfactory.com

Wavesfactory Spectre
Interfaz de Wavesfactory Spectre
wavesfactory.com
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios

Regístrate o para poder comentar