Sintetizadores

Yamaha Sonogenic SHS-300, un keytar aún más sencillo

Todavía reciente la llegada del SHS-500, aparece un nuevo keytar más simple desde Yamaha. Toda una opción lowcost para teclistas ávidos de protagonismo, especialmente cuando ajuste su precio recomendado al mercado real.

Yamaha Sonogenic SHS-300
Sonogenic SHS-300
yamaha.com

Según la propia página de Yamaha el precio recomendado de este nuevo SHS-300 sería 247€, sólo un 5% más barato que el anterior SHS-500 que os presentamos desde NAMM a principio de año y cuyas especificaciones y presencia son algo superiores. Pero ya sabemos que el valor sugerido por las marcas siempre se ajusta a la baja, especialmente cuando la competencia es como la de este caso tan cercana en características y precio. Habrá que ver cómo se sitúa finalmente en tiendas.

Soporta funcionamiento con pilas, como debe ser en un keytar, y cuenta con un pequeño altavoz. Está disponible en colores blanco y azul, frente al rojo y negro del SHS-500 (otro criterio que puede condicionar la elección de uno u otro) y el peso es de solo 1,2 kg más pilas. La respuesta del teclado (con velocidad, por supuesto) es ajustable en varios niveles, y no faltan la rueda de bending y un botón de entrada de modulación, así como un pulsador de sustain y controles para transposición del teclado.

Yamaha Sonogenic SHS-300
Sonogenic SHS-300
yamaha.com

Forma parte de la gama de teclados de entretenimiento y domésticos, pero usar un keytar ocasionalmente es algo que atrae igual a los más profesionales, y más con estos precios y pesos ultraligeros. Los sonidos internos que ofrece están basados en AWM, y pueden usarse con una polifonía de 32 voces. El total de sonidos disponible es inferior a los que ofrece el SHS-500, llegando aquí a un total de 12. Pero puede usarse con fuentes externas aprovechando la conectividad MIDI por cable USB o bien sin hilos por Bluetooth LE.

Otras diferencias, aparte de las evidentes de aspecto, tienen que ver con la implementación MIDI. Pero la información es tan reciente en la web de Yamaha que aún no hemos podido descargar las especificaciones detalladas MIDI del SHS-300 para compararlas con las del modelo SHS-500.

Apropiado al mercado doméstico al que inicialmente se dirige, permite usar las funciones 'JAM' que ya conocimos con el SHS-500. A través de la app 'Chord Tracker' y jugando con la detección de acordes a partir del audio de las canciones preferidas de cada cual, ofrece varios modos para tocar/improvisar sobre la base de ese audio incluso a quienes no tienen conocimientos musicales. Esencialmente no atiende qué notas estamos tocando, reemplazándolas con notas o acordes que encajen con la armonía del tema.

Más información | yamaha.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar