30
30

AKG K240

Descripción

AKG K-240 son unos auriculares de estudio semi-abiertos, de diseño circumaural, 55 ohmios de impedancia, rango de frecuencias 15 to 25,000 Hz, y sensibilidad 91 dB/mW, 104 dB/V.

Opiniones de usuario (3)

  • The Can Opener
    2
    Opinión de The Can Opener el 01/06/2022

    Lo mejor: Comodidad

    Lo peor: Sonido

    Datos de la unidad comentada | Año de fabricación: 2022 | Precio pagado: 59 € (nuevo)
    Los compré para unos trabajos puntuales de edición. Necesitaba que sean abiertos ya que pasaría varias horas al día con los mismos y los otro que tengo AKG271 studio (año 2005 Austria) al ser cerrados generan fatiga.

    Sirven para la tarea que los necesito, pero esperaba una respuesta en frecuencia un poco más plana. No hay prácticamente presencia por encima de 1 khz y los graves están exagerados y sin ninguna definición.

    Es verdad que la comparación con el modelo previo que tenían haga que me hayan decepcionado y no es justo comparar con un producto que en su momento costaba más de 5 veces su valor, pero he probado otras marcas de precio similar y me han parecido mejores.
  • richarl
    4
    Opinión de richarl el 27/12/2019

    Lo mejor: Sonido

    Lo peor: Comodidad

    Para ser de gama baja tienen un sonido muy bueno y equilibrado.

    Al ser semi abiertos para ensayar con tu banda viene genial ya que no dejas de oir el ambiente y te permite escuchar lo que no va por línea (por ejemplo una batería) de una forma natural.

    Eso sí, cuando llevas dos o tres horas con ellos se nota que produce algunas molestias.

    Cuando vas a grabar con micros de condensador hay que tener cuidado, sale mucho sonido y si tienes el metrónomo u otras pistas muy altas se te puede colar por el micro.

    En cuanto a durabilidad no puedo opinar, llevo con ellos dos meses, pero estoy muy contento
  • megma
    4
    Opinión de megma el 26/12/2019

    Lo mejor: Baratos y buen sonido

    Lo peor: fiabilidad

    Son la gama más baja de los AKG "profesionales".

    La construcción a simple vista es buena, pero con el uso se pela la piel sintética que está en contacto con las orejas y el cables empieza a funcionar mal. Siemrpe se pueden comprar recambios de estos dos elementos, pero salen muy caros y casi que no vale la pena.

    En cuanto a sonido son resultones y como monitor cumplen su función. No funcionan bien para grabar en la misma sala donde esté el micro, ya que por fuera se escucha bastante.
    Tampoco tienen muchos graves, y pueden falsear en extremo las mezclas si se utilizan para mezclar.

    Como opción barata estan bien, pero son muy básicos.