7

Casio VZ-10M

Descripción

Versión rack del sinte VZ-1 de Casio. Utiliza el motor de sonido IPD (un tipo de síntesis de distorsión de fase), con 16 notas de polifonía. Se pueden utilizar hasta cuatro sonidos para hacer splits, capas, velocidad, crossfades, etc. Tiene un display LCD retroiluminado en azul.

Opiniones de usuario (2)
  • goyoferoz
    5
    Opinión de goyoferoz el 23/03/2016

    Lo mejor: Los presets de sonidos son muy buenos.siendo un aparato plenamente vigente

    Lo peor: Para sacrale todas sus posibilidades hay que ser un entendido en teclas

    Yo tengo la versión con teclado (VZ1).
    Sin entender nada de teclados (yo soy bajista), creo que es un cacharro estupendo con unos sonidos magníficos, que no ha quedado desfasado en el tiempo. Se supone que su mayor potencia es para generar sonidos de síntesis, pero eso es algo que se escapa a mis nulos conocimientos.
  • BlahBlah
    5
    Opinión de BlahBlah el 15/03/2016

    Lo mejor: Sonido muy musical y único, no reproducible con ningún otro sintetizador

    Lo peor: Carencia de efectos integrados

    El Casio VZ-10m es la versión rack (2u) del teclado Casio VZ-1, máximo exponente de la síntesis por distorsión de fase iniciada en la saga CZ.

    Con el nombre de iPD, esta síntesis es una variación de la síntesis FM popular en la familia SY y DX de Yamaha, pero con 8 operadores multi-onda (frente a los 6 sinusoidales del DX7) y otras diferencias notables (especialmente en los algoritmos, que son configurados a voluntad activando o desactivando rutas entre los diferentes operadores).

    Su sonido abarca un amplio registro tímbrico, permitiendo sintetizador desde unas cálidas cuerdas tipo analógico, hasta unas imponentes campanas tubulares, pasando por unos timbales al estilo Simmons. El módulo, debido a sus flexibles envolventes, es capaz de generar sonidos muy dinámicos y orgánicos que recuerdan a los programas de tipo "formante" del Yamaha FS1R.

    La polifonía es de 16 voces, algo habitual en sintetizadores de la época, y los programas pueden agruparse en capas o split (hasta 4 partes), y almacenarse en lo que Casio denomina "Operations". En vez de un par estéreo de salidas, el VZ-10m tiene dos salidas independientes que permiten una imagen binaural muy efectiva de los modos operation, así como una salida "mix" que se ofrece en jack y en XLR balanceado.

    Al ser un sintetizador FM, no dispone de filtros (algo poco habitual en sintetizadores de este tipo) aunque dispone de 9 envolventes de mayor complejidad a lo habitual (las 8 de los operadores FM más otra usada para alterar el tono global del programa) que permiten generar sonidos en movimiento y de una complejidad inusual.

    Dispone de dos LFOs que pueden modular amplitud y frecuencia con diversas formas de onda. Además, algunos parámetros como la intensidad de modulación de LFOs y envolventes responden de una manera muy expresiva al velocity y aftertouch vía MIDI.

    El VZ-10m dispone de un display gráfico de tamaño pequeño pero suficiente para visualizar todos sus parámetros así como las gráficas de las envolventes, LFOs, etc. El manejo se hace mediante botones y menús de varias páginas (algo bastante tedioso hasta que el usuario consigue acostumbrarse). Las 64 memorias disponibles para presets y operaciones pueden ser ampliadas mediante el uso de tarjetas RAM o ROM (como la que trae de fábrica).

    No hay placa de efectos (chorus, reverb, o delay) disponible, por lo que se recomienda el uso de una unidad externa. El sonido de este sintetizador brilla con luz propia cuando es pasado por una buena reverb.

    Como ejemplo del variado y amplio rango de sonidos que este módulo es capaz de generar se sugiere la escucha completa de este video demostrativo:

    https://www.youtube.com/watch?v=24QYv1j-vEs