2
3

EVE Audio SC205

Opiniones de usuario (1)
  • Manu Ortega
    5
    Opinión de Manu Ortega el 08/02/2016

    Lo mejor: Sonido, respuesta y tamaño

    Lo peor: Precio

    Llevaba años trabajando con unos monitores Yamaha HS8 con los que estaba muy contento. Aún así, decidí renovar material y aventurarme a hacerme con unos mejores monitores, de menos pulgadas, ya que no donde trabajo no necesito que sean tan grandes.

    Tenía mis dudas, no estaba seguro de si haría bien, si me arrepentiría por pasar de 8" a 5", pero tantas críticas positivas hacia los Eve SC205 no podían ser mera coincidencia. Llevaba tiempo dándole vueltas, así que me deshice de los HS8 y me compré los Eve. En cuanto los recibí, los coloqué en su sitio y los enchufé a mi Apogee Duet 2 y... ¡qué maravilla!

    La verdad es que en la primera escucha esperaba encontrarme con un sonido extraño y desconocido, pero con la primera nota que sonó en ellos ya quedé maravillado. Tienen una potencia bestial para su tamaño, con una respuesta excelente en graves. Elegí escuchar unos cuantos temas de Jamiroquai para familiarizarme con ellos... y a cada canción que sonaba me enamoraba más sonido. Se aprecia cada detalle.

    Luego llegó la hora de ponerse a trabajar con ellos y ahí volví a agradecer el cambio, el salto cualitativo. No es que los Yamaha sean malos monitores, ni muchísimo menos, adoro Yamaha, pero es que los HS8 se me quedaban grandes en apariencia y sonido y, a pesar incluso del tratamiento de la sala, había algo que no terminaba de convencer y los tenía "capados" en graves y en volumen general para no saturarme.

    Sin embargo, los Eve SC205 los tengo sonando tal cual los saqué de la caja. No me ha hecho falta retocar nada el sonido y tras dos sesiones de trabajo me reafirmo en la buena compra realizada. Fatiga auditiva cero tras sesiones de 5 -6 horas seguidas. Tengo ganas de seguir trabajando con ellos y exprimirlos al máximo. Creo que nos vamos a llevar muy bien.

    Me gustaría destacar su control DSP frontal, que facilita enormemente la tarea de encender y apagar los altavoces, que puede parecer una tontería, pero según cómo sea tu sala el acceso a la parte trasera de los monitores puede ser un poco complicado, por lo que esto ayuda muchísimo. Cualquier parámetro puedes controlarlo desde knob frontal.

    Y no menos importante, me dan sensación de mayor amplitud a la hora de trabajar y no me noto tan abrumado por su tamaño como me sentía con los HS8.

    Si tenía alguna duda o sensación de posible arrepentimiento por deshacerme de los Yamaha, desapareció en cuanto di al "play". Una compra totalmente recomendable.

    ¡Saludos, hispasónicos!