2
2

Ollo S4X

Opiniones de usuario (2)

  • Perikodif
    4
    Opinión de Perikodif el 13/06/2021

    Lo mejor: Aún siendo bastante planos son muy agradables de escuchar. Muy cómodos. Hacen un descuento de un 30% a alumnos y profesores de sonido y de universidad por lo que los conseguí a un muy buen precio.

    Lo peor: El cable rígido acaba siendo algo molesto. A veces es dificil saber si faltan o sobran agudos por su caida en frecuencia en ese rango aunque esto ayuda a que no fatiguen tanto el oido

    Datos de la unidad comentada | Año de fabricación: 2021 | Precio pagado: 280 € (nuevo)
    Me gustan mucho y pueden llegar a sustituir a unos monitores aunque hay que conocerlos bien y usar mezclas de referencia para sacarles todo el partido.

    Construcción inmejorable y gran respuesta en medios.

    Auriculares abiertos aunque pueden convertirse en cerrados mediante un kit que venden por unos 16 euros.

    Puedes transformarlos en la versión S4R, aunque no recomiendan pasar de un modelo a otro muchas veces porque el kit se basa en unos filtros y una cubierta que se atornilla directamente a la madera y podría llegar a estropearla.
  • Andrés Campuzano
    5
    Opinión de Andrés Campuzano el 20/01/2021

    Lo mejor: Buena construcción, nivel de detalle, Muy planos Buena dinámica, No necesita amplificación extra

    Lo peor: Pequeña caída en agudos. Sound Stage podria ser mejor. No indican L y R. Abiertos (No aislan)

    Datos de la unidad comentada | Año de fabricación: 2021 | Precio pagado: 399 € (nuevo)
    Auriculares abiertos diseñados para mezcla y masterización. Son construidos a mano con materiales ecológicos en el taller de Ollo, en Eslovenia e incluyen un certificado de autenticidad, con las mediciones hechas para cada unidad. Se observa una respuesta en frecuencias muy plana por la zona de medios, con un ligero énfasis en la zona de graves y una pequeña caída en los agudos.
    Las copas son de madera de nogal, son un poco pesados pero son bastante cómodos y se ajustan perfectamente a la cabeza.
    Su impedancia no es muy alta y no necesitan amplificación dedicada, aunque sería lo recomendable para captar toda la dinámica que ofrecen. En la tablet o en el móvil hay que subirlos prácticamente al máximo para que la experiencia sea buena. Cualquier interfaz minimamente decente lo moverá bien.
    El nivel de detalle es buenísimo y pueden sustituir perfectamente a unos monitores, como es en mi caso, que casi siempre trabajo de noche. El soundstage podría ser más amplio pero es lo suficiente abierto para poder situar cada instrumento, aislar segundas voces y percibir la situación de las reverbs sin problema.