8
7

Waldorf Q Rack

Descripción

Waldorf Q Rack es la versión en formato rack 5U del teclado Waldorf Q.

Cuenta con 27 knobs rotativos sin fin, 16 partes multitímbricas de sintetizador analógico virtual con 16 voces (ampliables hasta un total de 32). Hasta 4 partes simultaneas en modo multi, cada voz con 3 LFOs, 3 osciladores con todas las formas clásicas, además de nuevos algoritmos, 2 filtros, arpegiador y un secuenciador por pasos.
300 presets, 100 multi programs, 100 step sequencer patterns y 20 drummaps.
6 salidas analógicas (3 stereo), 2 entradas analógicas (1 stereo), 1 S/PDIF (44.1kHz / 48kHz) y MIDI In/Out/Thru

Opiniones de usuario (2)
  • walerandei
    MOD
    4
    Opinión de walerandei el 20/10/2014

    Lo mejor: Su motor de sintesis y su matriz de moduladores con operadores matematicos y logicos.

    Lo peor: La implementacion de los drum-maps y que soporte un limitado numero de memorias de usuario.

    Con cualquier sintetizador de Waldorf no existe el termino medio. O lo odias o lo amas. Asi de sencillo.

    Si eres un freak extremo de la sintesis, con un Waldorf nunca podras equivocarte. En el caso puntual del "Q" posee un motor de sintesis sustractiva que puede adaptarse bien tanto al usuario novel como aquel que quiere llegar (con perdon de Kirk), alli donde ningun otro hombre llego jamas. Aun siendo la version rack y teniendo un display minusculo (para lo que acostumbramos hoy en dia), su panel esta muy bien planteado tanto a nivel control como en edicion. Todo esta alli con un orden logico para toquetear y modificar timidamente si se comienza en esto; y si se quiere dar el salto y explorar para ver que tan profunda es la madriguera del conejo ... en cuanto se entra en los dichosos botones de "edit", "matrix" y "X-morph" la cosa se pone bien calentita. Los resultados pueden ser desde bonitos, inspiradores hasta enfermos y esquizoides.

    Los filtros son una maravilla, y aun siendo digitales tienen un acabado muy organico y propio del "Q". Se trata de 2 filtros independientes con varios modelos de donde elegir y con control de panning asi como de ruteo de señal ... punto mas que interesante que influye muchisimo tanto en el resultado del sonido a nivel timbre como a nivel sensacion stereo.
    Sin comentar demasiado en la arquitectura ya que hay mucho escrito sobre este sintetizador ... me gustaria señalar que el Waldorf "Q" tiene un tinte y color de sonido muy diferente al resto. Tiene un punto muy metalico, pero no desde una optica negativa sino desde la idea de que si bien puede sonar muy organico y clasico, en cuanto lo escuchas en la mezcla junto a otros sintetizadores su sonido se distingue muy bien ... y salta al oido ese punto metaloso. Varios amigos le escucharon en mi estudio y si algo puedo asegurar es que ninguno escapo a esta sensacion. El sonido del "Q" es unico ... y nada tiene que ver con el Blofeld. Es diferente. :)

    Un punto muy fuerte de los sintetizadores de Waldorf suelen ser sus matrices de moduladores, que al permitir trabajar con operadores logicos y matematicos aportan un nuevo enfoque al concepto de moduladores y por ende otorgan el don de construir sonidos que otros sintetizadores no pueden ni imaginar. El Waldorf "Q" no escapa a este regla ... y si le sumamos el X-morph (un sistema que interpola entre los parametros de dos sonidos diferentes y aplica esta diferencia para modular en tiempo real todos los parametros de uno de esos sonidos ... todo ello a la vez), pues las posibilidades timbricas de este maquinita se amplian exponencialmente.

    La seccion de efectos cumple ... con efectos que sin ser la monda hacen lo que tienen que hacer. La buena noticia es que en la seccion Multitimbrica del "Q" la implementacion de las 8 unidades de FX es bastante menos retorcida que en otros modelos de la casa germana como el MicroQ o el Blofeld ... tal como venia siendo una costumbre. Los 4 presets que cargas en las partes 1/ 2/ 3 y 4 de MULTI ... se tranforman cada una en un ENVIO FX donde luego se pueden conectar el resto de partes de multi segun uno quiera y necesite.
    Si tuviera que criticarle algo a Waldorf, seria su concepcion de lo que es una arquitectura de efectos ... mas aun si un equipo lleva tanta potencia a ese nivel como es el caso del "Q". Es mejorable pero se puede trabajar bien con ella ... cosa que no puedo decir del Blofeld (por poner un ejemplo), que a este nivel acabo agotandome.

    Otra cosa que no me gusta es el hecho de que solo cuente con 300 memorias de usuario. No parece poco, pero el caso es que estos 300 slots tambien llevan los presets de fabrica entonces para almacenar tus sonidos tienes que sobre-escribir estas memorias si o si. Otros sintes simplemente tienen una seccion ROM de presets y otra seccion USER para que uno siempre cuente con un punto de partida para elaborar sus sonidos sino se quiere comenzar desde cero con un INIT SOUND.

    Inicialmente el OS del "Q" llevaba 400 memorias (distribuidas en 4 bancos de 100 memorias cada uno), pero a partir del OS 3.21 los alemanes incluyeron lo que ellos llaman "drum-maps" ... para que el usuario en una unica parte de MULTI pudiera cargar un set de percuciones. Entonces, con la excusa de poder guardar estos drummaps van y se cargan el banco 4 de memorias y lo reservan unicamente para almacenar hasta 20 drummaps, dejando tan solo 300 memorias para guardar sonidos.
    Sips ... lo de los drummaps suena bonito, pero en mi opinion no lo es ... porque la idea es que primero tu tienes que hacer las percuciones separadas una a una y guardarlas cada una dentro de las 300 memorias de usuario ... para luego ir a un drummap y desde alli ir cargando cada una de estas percuciones en una posicion o tecla diferente del teclado. Todo un desproposito si se tienen tan pocas memorias de usuario ... ya que suponiendo que se crean 4 drummaps cada uno con 25 percuciones (que pueden aceptar hasta 61), entonces con 4 de estos sets te cargas de un plumazo 1 banco entero de sonidos.

    Como el usuario sea muy productivo generando sonidos ... esto puede ser un asunto muy malo. La buena noticia, es que el "Q" acepta tarjetas de memoria que incluso hoy en dia se pueden comprar en Thomann. :)

    Por el tema de las memorias y la estructura de FX, le doy 4 estrellas al Waldorf Q. Sino, tendria merecidas 5 estrellas.
  • markui4
    5
    Opinión de markui4 el 27/02/2013

    Lo mejor: Sonido y control. Arquitectura y posibilidades. Un clásico.

    Lo peor: Algunos efectos son mediocres. Difícil de dominar a veces.

    Por resumirlo, lo mejor de este sintetizador es:

    Que desde el sonido más básico suena precioso.

    La arquitectura y posibilidades sigue dejando en pañales a la mayoría de VAs de hoy en día.

    Potente y poderoso en todos los sentidos.

    Bueno en todo tipo de sonidos electrónicos: VA, Wavetable y FM, ya sean Pads, bajos, percusión, pianos eléctricos... en cierto modo su especialidad es... todo!

    Tiene personalidad.

    En cierto modo es perfecto en sí mismo, vamos que me parece realmente un clásico.

    Lo peor:

    Cuando complicas mucho los sonidos a veces es difícil ajustar la cantidad de modulación y otros parámetros porque, al menos en mi opinión, al tener rangos tan extremos de valores (como la amplitud de velocidades posibles de los LFOs) es difícil moverte en el rango de valores que necesitas sin pasarte ni quedarte corto.

    Tienes que tener mucho cuidado con el volumen de los OSC y demás fuentes de sonidos en el Mezclador porque pueden estropear la respuesta y el sonido en patches complicados, por ejemplo comprimiendo demasiado la respuesta del filtro.

    Algunos efectos personalmente no me gustan, como el Phaser, esos si, tiene 3 salidas estéreo si se quieren usar efectos externos Y otros efectos como el reductor de Sample Rate son muy originales y únicos (quizá ya no tano en 2013), cualquiera puede conseguir Phasers decentes para usarlos con un sinte pero es más difícil tener un "bit crusher" interesante ó un Reverb con tantísimos parámetros como el del Q que quizá no es muy útil para efectos muy naturales (aunque si usable y mejor que el del Blofeld) pero te permite hacer algunos efectos especiales, marcianadas y locuras muy difíciles de hacer en cualquier otro sinte.