4

Yamaha DSP-Factory DS2416

Opiniones de usuario (6)
  • deo
    4
    Opinión de deo el 09/09/2015

    Lo mejor: 24 canales de mezcla y efectos

    Lo peor: puerto pci que se va quedando viejo.

    Posee Dsps que mezclan el audio, es decir que con un pequeño pc tenemos un mixer digital de 24 pistas a 32 bits. 8 salidas de bus, seis envios auxiliares (dos de ellos van a procesadores de efectos incorporados) y salida estereo.
    En la configuración de mezcla, los canales 21 al 42 funcionan como retornos de efectos, para los efectos internos.
    Trae un eq paramétrico de 4 bandas,
    ella sola es estereo con 2 entradas y dos salidas, pero con la combinación de rack interno para pc: ax44 agregamos 4 entradas, pudiendo agregar hasta 8 con dos de ellas.
    De ahí que una placa de estas es un buen acierto si buscamos una mesa de mezclas digital económica, estable y con la calidad de sonido "yamaha"
  • solker
    4
    Opinión de solker el 30/05/2012

    Lo mejor: Integración con DAW

    Lo peor: Sistema muy limitado

    Cuando la usaba (aún la tengo aunque sin uso) no había demasiada solvencia en mi economía, y para tener realmente un sistema potente, tenías que tirar de los módulos externos, que en realidad esl concepto de integración, se iba un poco al garete.

    Sudé tinta para conseguirla a un precio razonable en aquella época, pero luego, el módulo i/o analógico (ni recuerdo el nombre, algo asó como ax44) era otro tercio o mitad del precio, y difícil de conseguir ... conseguí uno por casualidad en microfusa.

    En el modulo, solo había 2 previos de micro y con conexión jack (sin phantom, evidentemente) lo hacía una extensión, unido a las entradas RCA de la propia tarjeta, poco profesional en cuanto a conexiones. En su día no valoré la expansión digital, que creo que hubiera sido la elección correcta.

    En cuanto al uso, pues la única integración completa, a mi modo de ver, era con cubase, que llevaba su propio mixer, con sus efectos, todo integrado en un GUI feote, pero efectivo, dado que en otros daws, no acaba de integrarse bien.

    Debo mencionar el uso del software de terceros C-console de C-Mexx, una idea bastante interesante, pero que me dio muchos quebraderos de cabeza hacerlo andar, y casi nunca lo conseguía, dado que la idea era sincronizar por smtp o midi, para tema de automatizaciones y demás, pero como digo, nunca me llegó a funcionar de una manera "utilizable".

    El tema de la limitación de 16 canales, también era un impedimento en la época en que empezaba a despunta el tema de los vsti's y a cargar los proyectos de pistas, dado que para hacer un buen uso de su mixer (hablo en cubase) debías ratear cada salida de pista a un canal de la ds2416, y en esa época te quedabas fácil sin canales, por lo cual debías agrupar perdiendo la gracia de tener ese mixer independiente.

    Los DSP's de efecto, la verdad es que no me gustaban demasiado, y el tema de la dinámica y EQ lo usaba poco a decir verdad (hoy día sería otra historía diferente)

    Con todo esto, al paso del tiempo quedó obsoleta, había tarjetas mucho mas baratas y con mejores especificaciones que la DS (sin sus ventajas, obvio) que conseguían mas profundidad de muestreo y mejores latencias, con un mejor sonido, (p.e. la ESI Juli@, que es la que la sustituyó) por un coste muy inferior.

    En general, el sistema resultaba caro, tenía bastantes inconvenientes, y no llegaba a ser una 02R que era como la publicitaban (tampoco valía lo mismo, claro), me gusatba trabajar con ella, pero cada historia llega a su fin, y a este le llegó el suyo.
  • Antonio Escobar
    3
    Opinión de Antonio Escobar el 28/05/2012

    Lo mejor: Lo que prometía

    Lo peor: Que no lo cumplía

    No voy a repetir todo lo que se ha dicho. Era un gran sistema, un gran concepto, pero lo cierto es que era complejo de echar a andar y que a veces no funcionaba bien. Requería de integración por parte del software y algunos programas no lo hacían bien o no en su totalidad.

    En el primer estudio donde trabajé monté el sistema e iba tan mal que al final lo cambiamos por una Pulsar + 03D, pero me hubiera encantado que funcionara.
  • angelsynth
    3
    Opinión de angelsynth el 12/09/2006
    Una tarjeta sencillamente impresionante. Tiene un sonido magnífico y unas posibilidades que es difícil ver en productos actuales. En esencia es una Yamaha 02r dentro del ordenador, con la ventaja de que puedes doblar su potencia añadiendo una segunda tarjeta. Una sola tarjeta aporta: 24 canales de mezcla todos con ecualizador y control de dinámica), 2 multiefectos de la misma calidad que la Yamaha REV500, 8 buses y salida master... todo en hard, es decir, el PC ni se inmuta. Con una sola tarjeta puedes grabar simultñaneamente en ocho canales y reproducir en 16, con efectos, compresores y ecualización sin que la CPU haga un guiño. Si a esto le añades la posibilidad de añadir una segunda DS2416 y una SW1000xg, nos encontramos ante un sistema potentísimo y de mucha calidad.

    La latencia para usar VSTi depende mucho del procesador. En el primer PC en el que la instalé (un Athlon a 1 Ghz), con el driver WDM y en Sonar yo conseguía una latencia de 11 ms sin fallos. En mi PC actual un PIV a 3 Ghz la latencia con driver WDM y Sonar es de 4 ms sin fallos. Sinceramente, con estos números cre que no hay de qué quejarse en cuanto a latencia y más teniendo en cuenta los años que tiene el sistema (1998).

    Los problemas:

    * el sistema está absolutamente muerto. Win XP es con casi total seguridad el último SO con el que se podrá usar esta tarjeta. Yamaha no presta soporte desde hace años y no parece que vaya a haber drivers x64.

    * No funciona con cualquier chipset por lo que, hoy por hoy, hay que hacer auténticos esfuerzos para que funcione en un PC actual (y lo digo por experiencia propia, ya que me fue imposible hacerla funcionar en sistemas sin chipset Intel).

    * La frecuencia de muestreo de la tarjeta se queda en 44.1 ó 48 Khz con 16 ó 32 bit de resolución, con lo que está muy por debajo de los estándares actuales en este campo. Olvídate de grabaciones a 24/96 porque con esta tarjeta no se puede. No obstante, su calidad de sonido es de verdad impresionante.

    * El sistema es difícil de entender, sobre todo si tienes más de una tarjeta (al menos para mí lo fue). Requiere software adicional para acceder a todas las prestaciones de la tarjeta, con lo que la curva de aprendizaje no es precisamente ligera. De ahí que una vez que te has hecho con la tarjeta sea difícil abandonarla.

    Mi conclusión: esta tarjeta da tanto que, a pesar de sus defectos (que no son pocos), no me veo usando otro sistema, entre otras cosas porque no conozco ninguno que me pueda ofrecer lo mismo mejorado. Eso sí, a mí me parece una maravilla porque ya conozco todos sus entresijos y porque todo me funciona a la perfección pero, he de reconocer, que no es una buena opción para un principiante o para el que busque "gratificación instantánea". Hay que dedicarle horas y, sobre todo al principio, mucha paciencia, y no creo que a estas alturas de la película merezca la pena tanto esfuerzo en un sistema condenado a la extinción.
  • halconmaltes
    4
    Opinión de halconmaltes el 16/02/2005
    El tiempo pasa, la tecnología avanza y yo sigo con esta tarjeta. De verdad, no necesito más. Impresionante su capacidad de enrutamiento de las señales, con prácticamente infinitas posibilidades. Ahí lo tienes todo: previo, EQ, compresores, reverbs, efectos... Con la calidad Yamaha.

    Se le puede criticar falta de calidez y otras chorradas por el estilo, pero no olvidéis que siempre estáis a tiempo de utilizar vuestro arsenal de plugins cálidos y coloreadores en vuestro host, combinándolos con los efectos de la tarjeta.

    En combinación con una unidad previo externa con convertidores a 24 bit no hay quien le pueda.

    Sí, hay algo de latencia. Eso le resta un punto. Pero para las voces, las guitarras y el audio en sí es ideal.

    No creo que me deshaga de ella.
  • Pablo
    4
    Opinión de Pablo el 20/04/2004
    Tuve hará unos 3 años todo el conjunto, 2 DS2416, la SW1000XG y las expansiones de entradas y salidas. Es una tarjeta desfasada porque no ofrece las posibilidades de las tarjetas que hay ahora, no está pensada para tocar VSTis, te encontrarás con latencia si lo intentas, ni tiene GSIF ni nada de eso, simplemente es una mesa de mezclas PCI, solo hace eso pero lo hace muy bien. Por otra parte si quieres una tarjeta basada en DSPs para liberar trabajo a la CPU, esta tarjeta es una buena opción. Puedes arrastrar pistas y usar sus efectos, que están muy bien, sin cargar la CPU.

    Me encontré más problemas, yo no conseguí hacer que logic trabajara con dos DS2416, no digo que no se pueda, pero en la versión de Logic que compré yo no conseguí hacer funcionar el conjunto. Hay otro programa, el CConsole, para controlarla, y se hace necesario recurrir a alguno de estos programas porque la tarjeta no trae más que el driver pelado.

    Realmente ahora hay opciones mejores pero en su día aún con sus carencias fue una tarjeta que a mi me sirvió con eficacia. Supongo que ahora se podrá conseguir una de segunda mano a buen precio, y en un momento dado a mi no me importaría tener una otra vez, aunque por supuesto no sería mi primera opción si tuviera que comprarme una.