12
12

Yamaha V50 (1989)

Descripción

Yamaha V50 es una workstation digital introducida en 1989. Combina un secuenciador de 8 pistas, caja de ritmos, un módulo de sonidos basado en síntesis FM y un teclado MIDI.

Dispone de polifonía de 16 notas y 8 partes, 100 presets de fábrica y 100 de usuario, teclado de 61 teclas, E/S MIDI y disquetera 3,5".

Histórico de precios de 2ª mano en Mercasonic
198 €
Precio medio de los anuncios más recientes

Opiniones de usuario (2)

  • yorch22
    5
    Opinión de yorch22 el 07/11/2021

    Lo mejor: Tacto del teclado, facilidad de uso, el mejor FM de 4 operadores de Yamaha

    Lo peor: Un sólo efecto para todo, las percusiones

    Poco que añadir a la opinión de Shad0wfax.

    Un sinte casi desconocido, raro de ver e infravalorado, pero es análogo a un TX81Z con 16 voces de polifonía y efectos incorporados, con un interfaz muy bien pensado al que es fácil habituarse, con un teclado con un tacto buenísimo, y con un aftertouch fácilmente modulable. Además, con una excelente calidad de construcción, todo en metal.

    Como bonus, añade un sencillo secuenciador y una caja de ritmos con patrones y modo 'song' (aunque el sonido de las percusiones no es su punto fuerte, incluso considerándolas "retro")

    En mi opinión, el sinte tiene un sonido cálido y algo oscuro; a veces cuesta pensar que es digital.

    Además de todo el repertorio típico de la síntesis FM, apilando y desafinando ligeramente sonidos en modo performance, y aplicando lfo con la rueda de modulación o aftertouch, se obtienen sonidos cálidos y que suenan muy musicales. También se pueden lograr sonidos enormes.

    Comparado con los sintes FM de Yamaha que conozco (el SY77, el DX7 original, el TX7, el TX81z y el FB01), de los de 4 operadores, sin duda, el V50 se lleva la palma. En cuanto a los de 6 operadores, los encuentro distintos, pero el V50 los puede complementar sin complejos con según qué sonidos.

    En el lado negativo, la utilidad que permite sacar a los efectos que incorpora es muy limitada. Es algo que se nota incluso en las demos que existen, que en algunos casos casi suenan mejor sin efectos, no por la calidad de los mismos, sino porque prácticamente sólo se pueden aplicar en modo todo-nada a las 'performances', y pueden llegar a "emborronar" el sonido sin no se utilizan de forma juiciosa.

    En resumen, en mi opinión, una pequeña joya casi desconocida.
  • Shad0wfax
    4
    Opinión de Shad0wfax el 12/01/2015

    Lo mejor: el teclado

    Lo peor: salida de audio ruidosa

    Seguramente el mejor sinte FM de 4 operadores de Yamaha, y de los mejores FM en general. El tacto del teclado es genial (y con aftertouch), y la calidad de construcción muy buena. El secuenciador, las percusiones y los efectos son muy primitivos para los estándares actuales, y sólo son útiles si quieres hacer algo "retro" adrede. La salida de audio y la conversión D/A no son muy buenas (suena algo ruidoso, áspero y con algunas interferencias), pero dentro de lo normal para la época y el nivel de precios (no era de gama alta cuando lo lanzaron al mercado). En cualquier caso, mejor que un TX81Z que también que tenido. Se echa en falta una salida adicional de audio, y sería la bomba si tuviera 8 salidas individuales como el TG77 :)

    La síntesis FM de 4 operadores puede parecer muy limitada y primitiva, pero al tener distintas formas de onda puede generar sonidos muy chulos e interesantes. Al tratarse de uno de los últimos sintes FM de Yamaha, la compañía ya había acumulado mucha experiencia en la creación de sonidos y los presets están en general muy bien, con algunas emulaciones de sonidos "acústicos" que sorprenden y con sonidos sintéticos guapos. Además hay literalmente miles de sonidos por internet y algunos valen mucho la pena. Al ser multitímbrico de 8 partes y con 16 voces de polifonía, puedes conseguir "stacks" potentes y molones :)

    En resumen, un sinte muy a tener en cuenta si buscas FM y por lo general mucho más económico que un DX7/DX7 II. Si está bien de precio vale la pena aunque sea sólo por su calidad como teclado controlador.