Magacín

Plástico y acústica, aliados en nuevos instrumentos de viento

Aunque solemos parar más en lo electrónico, en Hispasonic nos fascina también lo acústico y más cuando ofrece alguna innovación o singularidad. Aprovechando el verano damos un vistazo a algunas propuestas curiosas que se salen de nuestra habitual electrónica y se fundamentan en la combinación del plástico como material y de algunas ingeniosas ideas acústicas a la hora de crear instrumentos de viento.

¿Plástico?

El plástico no es una elección casual ni debida sólo al menor coste como material prima o a su facilidad para adoptar cualquier forma que se necesite. Al estar realizado en plástico un instrumento de viento es también fácil de mantener. Permite por ejemplo limpieza sencilla con agua. Mucho menos exigente que el mantenimiento adecuado de la madera o el metal. Mucho más estable y duradero sin exigir cuidados especiales. Y desde luego mucho más simple para probar e introducir nuevos diseños que una manufactura tradicional de viento madera o metal.

Lo que hacemos con este reportaje no es una revisión exhaustiva de lo que existe en este terreno, en el que van apareciendo cada vez más propuestas (si conoces alguna otra interesante, no dejes de comentarlo), pero sí esperamos que forme una lectura refrescante en medio de los calores del verano.

Uno de estos instrumentos, el Yamaha Venova, es un caso especialmente llamativo y es el que me ha llevado a interesarme por la cuestión y a escribir. Tiene ya un año de vida, aunque sólo ha sido ahora cuando he sabido de él. Casi un 'milagro' de la ingeniería acústica capaz de entregar sonido de saxo en formato y digitación de flauta dulce. Otros ejemplos de los que hablaremos están enfocados a crear instrumentos más fáciles, que exijan menor técnica por parte de los intérpretes noveles y les allanen el camino, permitiéndoles alcanzar un sonido agradable sin esperar quizá años a depurar la técnica propia de cada instrumento. Varios de ellos se enfocan a un público infantil al que determinados vientos se les hacen difíciles en edades tempranas. Los hay también que sencillamente buscan en el plástico la comodidad y ligereza del material también para ínstrumentistas adultos.

Pero empecemos con el llamativo Venova y sus interesantes novedades en la forma de concebir un instrumento de viento.

Yamaha Venova

Venova es una de esas innovaciones que Yamaha ofrece de cuando en cuando en la búsqueda de hacer la música y su práctica más asequibles en el doble sentido de sencillez (orientación a amplio público) y economía (con precios muy amigables para el nivel de calidad de sonido que se obtiene, se encuentra fácilmente por menos de 100€ incluyendo estuche con bandolera y un paño de limpieza). Permite nada más y nada menos que interpretar con sonido cercano al del saxofón pero desde un instrumento ligero que más parece por tamaño y digitación una flauta dulce. Hay información detallada en la web de Yamaha.

Yamaha Venova YVS-100
Venova YVS-100
yamaha.com

Venova con su embocadura y caña literalmente idéntica a la de un saxo, permite determinados guiños expresivos propios de ese tipo de fuente de las vibraciones. Facilita el primer encuentro con los instrumentos de caña y su potencial. Digo 'facilita' porque usa la digitación propia de una flauta dulce que muchos hemos practicado en la asignatura de música en los colegios y que es en todo caso de las más sencillas hablando de vientos. Eso sí, las dificultades de controlar la producción con la embocadura y caña permanecen y necesitan un poco de entrenamiento. Es además mucho más portable en tamaño y en peso que los saxos soprano de los que deriva.

Podéis escucharlo en manos de Jorge Pardo con una bulería en este breve vídeo promocional.

Tubos ramificados y serpenteantes

Hacer posible Venova se debe principalmente a dos ideas reunidas. Por una parte la tecnología de tubos ramificados (esa especie de 'cuerno' que asoma cerca de la embocadura como una segunda vía de expulsión del aire) es la que permite que un instrumento de tubo sencillo acabe sonando como uno cónico, tal como lo es el saxo con su sección creciente a lo largo del desarrollo del tubo. Curiosa manera esta de lograr aproximar el sonido sin aproximar la forma del instrumento. No será 100% un saxo, pero buena parte de sus guiños están presentes.

Para los más curiosos, tenéis información técnica detallada en la patente: https://patents.google.com/patent/EP2360676A1. En ella abundan ideas e imágenes relativas a posibles configuraciones partiendo de la idea básica de derivar un tubo ramificado desde el principal. Distintas posiciones y condiciones de esa ramificación ofrecen diferentes objetivos y resultados, lo que habla de que quizá veamos aparecer este tipo de estrategia en otros modelos y con otras sonoridades.

Por otra parte, está esa atípica forma serpenteante de curvar un tubo simple, visible en el cuerpo de Venova. Logra hacer que el recorrido sea extenso sin disparar la longitud final, lo que permite evitar el uso del complejo sistema de llaves de los saxos y mantiene la distribución de los agujeros en una disposición accesible directamente con los dedos al estilo de la flauta dulce o de pico.

Esas dos novedades quedan muy claramente a la vista en este vídeo.

Otra característica que permite el nuevo diseño es la de facilitar que el mismo instrumento use la digitación Barroca/Francesa o la Alemana. Las diferencias entre ambas digitaciones se trasladan al sonido y a la dificultad de ejecución, y normalmente dan lugar a la venta de flautas con uno u otro sistema (más sencilla la ge´rmánica, y con un sonido más lleno la barroca al usar disposiciones de digitalción no tan cerradas). En este caso un pieza que opcionalmente el interesado puede usar o no, da lugar a que pueda usarse cualquiera de las dos digitaciones sobre el mismo instrumento.

Por cierto, quizá por no romper en exceso los esquemas, en lugar de ser un instrumento en Sib como los saxo soprano, Venova es un instrumento en Do como la flauta dulce cuya digitación aplica.

Nuvo: dejad que los niños se acerquen a los vientos

La propuesta de Nuvo es bien diferente. Su objetivo es el de facilitar a los más pequeños sentirse cómodos interpretando con instrumentos de viento, sin tener que hacer uso 'al límite' de unos instrumentos que están pensados para adultos y que les añaden un grado de dificultad excesivo para unos primeros pasos en la música.

Así la gama Nuvo ofrece toda una familia por la que aparecen piccolos, clarinetes, saxos, ... o incluso instrumentos 'puente' como una flauta con embocadura de saxo. Lo que sea con tal de poner en las manos y en los labios de los más pequeños la posibilidad de disfrutar tocando desde el primer momento, sin renegar de ir desarrollando las técnicas que más adelante les permitan acudir a los instrumentos 'reales'. Si queréis consultar detalles, los tenéis en nuvoinstrumental.com.

Instrumentos de viento Nuvo
Instrumentos de viento en plástico
nuvoinstrumental.com

Más tradicionales por tanto en su concepto que el anteriormente presentado Venova, no son menos llamativos. Los colores vivos son resultado del público objetivoal que se dirigen. Pero es más interesante para nosotros reparar en la asistencia que brindan para poder tapar bien los agujeros: algo que se consigue con unas 'tapas' de goma que se accionan con los dedos y que llegan a cerrar los agujeros mejor que unas todavía poco ejercitadas y algo menudas yemas. O algunas modificaciones del diseño de las embocaduras para facilitar la producción de notas claras y estables sin esfuerzo. Otra característica es la de mantener todos estos instrumentos en afinación Do, para que sea fácil pasar de uno a otro o integrar en un mismo aula a todos ellos.

No es el único fabricante con este tipo de propuestas pero sí uno de los que tiene un catálogo más variado. Los precios arrancan desde los menos de 10€ de una flauta dulce convencional, que pasan a unos 15€ para la versión con la asistencia de esas llaves o 'pads' de goma que facilitan el cierre de los agujeros, ascienden a 30-35 para 'Toot' (una especie de piccolo) y 'Dood' (una especie de flauta de pico pero con embocadura y caña, rematada en forma de bocina en lugar de en recto). Clarinéo con sus 80€ es un clarinete pero se mantiene en Do y ofrece un tamaño y unos agujeros más reducidos que los clarinetes convencionales haciendolo más accesible a los niños. Ideas parecidas (Do y tamaño reducido) y precios entre los 100 y 150 € están detrás de varias versiones de jSax (saxo) y jFlute y Student Flute (flauta travesera).

Viento metal en versión plástico (pBone, Tromba instruments, Tiger...)

Como ejemplo la gigantesca tuba. Mucho más ligera en plástico, la vemos no sólo en actividades netamente callejeras, también en bandas y actuaciones. O el aparatoso trombón, que también se usa con éxito en versión plástico. En muchos de estos casos se trata de reemplazos prácticamente literales de sus originales que buscan los beneficios de un peso reducido (algo que se agradece para las largas sesiones de práctica) y cierta contención en precio.

Colorista y ligera en peso y en precio la propuesta de pBone que arrancó, de ahí el nombre, con trombones tenor en Sib realizados en plástico a partir de 2011. Hay infinidad de combinaciones de color para elegir. Pero además la familia ha crecido acompañando a los trombones pBone con la trompeta pTrumpet (Bb) y con pBone Mini como trombón alto en Mib. Este mismo año 2018 ha incorporado la corneta pCornet (Bb) y antes de que llegue 2019 se añadirá pTrumpet hyTech (Bb) con un acabado que aparenta ser metálico.

pBone
pBone
pbone.co.uk

Parecido catálogo, con trombones, trompetas, cornetas y fliscornios realizados en plástico se encuentra en trombainstruments, entre otros fabricantes. De hecho los viento 'metal' realizados en plástico parecen toda una moda. Tiger es otro nombre comercial habitual, asociado al fabricante chino RheinSoundMusic con trompeta, piccolo, trombón, bombardino, y tuba hechos en plástico, e incluso hay tiendas que ofrecen este tipo de producto en líneas propias.

Tiger Tuba
Una tuba de plástico
rheinsoundmusic.com

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
9
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar