Informática musical

Preview de Propellerhead Record

Record

Record es la más reciente novedad de Propellerhead Software, anunciada con gran expectación el pasado mes de mayo. Propellerhead es una empresa que no presenta productos nuevos habitualmente, pero que cada vez que lo hace rompe moldes. Ya lo hizo antes con ReCycle, ReBirth o Reason; veamos si con Record estos suecos RePiten.

Recordemos que Record no estará disponible hasta el día 9 de septiembre; esta preview se ha realizado con una versión beta de la aplicación.

Pero ¿qué es Record?

Mucho se ha discutido este tema desde que Propellerhead anunció Record. Muchos han querido ver Record como un DAW; sin embargo, la lista de diferencias con el resto de DAW es seguro mas larga que la lista de similitudes. Record es una solución integral para la grabación y la producción musical orientada a músicos, que busca maximizar el rendimiento de nuestro tiempo y trabajo mediante un sistema fluido, en el que el usuario sólo se tiene que preocupar de hacer música y no de realizar tediosas rutinas de acciones para configurar y preparar el software para la grabación.

Record puede separarse en tres ventanas:

1.- Un rack al estilo de Reason donde cargaremos módulos de sonido, efectos, etc. En realidad no es solo uno, ya que una novedad del rack de Record respecto al de Reason es la posibilidad de disponer de varios racks en horizontal, con el fin de mantener más ordenado nuestro arsenal sonoro.

2.- El secuenciador. Del mismo estilo que el secuenciador de Reason 4, en él podremos ver los datos MIDI que enviemos a los módulos del rack y la automatización de sus parámetros, así como los audios grabados o importados en Record en pistas de audio y con la representación gráfica de la forma de onda.

3.- El mixer SSL. La nueva ventana, que no tiene comparación en Reason, es una mesa de mezclas donde van a parar todos los instrumentos y todas las pistas de audio del rack y del secuenciador. Propellerhead presume de haber conseguido emular el sonido y el procesamiento de señal de la legendaria mesa de mezclas SSL 9000k, y ofrecer summing a 64 bits.

Moverse entre estas tres ventanas será muy rápido, ya que con F5, F6 y F7 podremos maximizar el mixer, el rack o el secuenciador respectivamente, y también podremos separar y juntar las ventanas para una disposición mas cómoda en un sistema de múltiples pantallas.

Record se presenta como un programa autosuficiente y autocontenido con sus propios efectos e instrumentos, pero existe la posibilidad de añadir Reason a la ecuación con una integración total y aumentando así los tipos de módulos que podemos añadir al rack.


Algunas características de Record en profundidad

Record incluye varios módulos que ya hemos visto antes en Reason, como son la reverb RV7000, el delay DDL-1, el chorus/flanger CF-101, la distorsión Scream4, la serie M-class (EQ, compresor, maximizador y un módulo para alterar la imagen estéreo), los dos mixers, los Spider tanto audio como cv y Combinator.

Pero también incluye un par de módulos nuevos:

ID8 - Es un pequeño rompler con la idea de tener un acceso rápido a varios tipos de instrumentos para añadir a nuestras grabaciones. Incluye 4 variaciones por cada categoría: piano, piano eléctrico, órgano, guitarra, bajo, cuerdas, viento metales, sintes y cuatro conjuntos rítmicos. Es un módulo muy sencillo con tan solo dos parámetros editables propios para cada preset, pero añadir uno de estos instrumentos a la canción es instantáneo.

Bass amp

Line 6 Guitar Amp y Bass Amp – Estos dos módulos, fruto de la colaboración entre Propellerhead y Line 6, proporcionan a Record la simulación de amplis que tan famosa a hecho a la serie Pod. Guitar Amp incluye controles de EQ, saturación y la posibilidad de controlar el volumen y el wah wah con señales CV. Bass Amp incluye controles de EQ, saturación y un compresor. De serie hay cinco modelos de amplificador, tres de guitarra y dos de bajo, al igual que modelos de cabinet, tres de guitarra y dos de bajo otra vez. Pero si tienes un Pod, los modelos de esa unidad se añadirán a Record.

Mix Track con ID8 y FX inserto

También nos encontramos con tres tipos de módulos de canal:

Mixer Tracks. Suponen un nuevo concepto de organización en el rack respecto a Reason. Cada instrumento tendrá su propio mixer track, es decir, al crear un ID8 o un subtractor, automáticamente se crea un mixer track al que irá conectado y que tendrá su correspondiente canal en la ventana Mixer. Esta organización responde a lo que se llama un “Device group”, en el cual podemos poner todos los efectos que queramos y módulos de CV (como matrix) y crear pistas en el secuenciador para cada modulo, pero solo puede haber una fuente generadora de sonido como un sinte o un sampler. También es cierto que esto es una norma que nos podemos saltar ya que una fuente sonora puede ser un combinator, lo que permite tener en un mismo canal de record nueve ID8 si queremos o podemos conectar las 10 salidas independientes de audio de un redrum a 10 mixer tracks.

Record - Audio Track

Audio Tracks. Al crear este modulo en el rack, se genera una pista de audio en el secuenciador y un canal en la ventana Mixer. La particularidad de esta pista es la grabación de audio, en mono o estéreo. En principio la grabación de audio es para las entradas de la tarjeta de sonido, pero una opción en los mixer y audio tracks permiten seleccionarlos como fuentes de grabación.

Hay un modulo más en el rack llamado Master Section, que es como un gran mixer track, pero es un modulo único que no puede crearse ni eliminarse, como no puede hacerse con el hardware interface, y que es como el módulo master de la mesa de mezclas, en el se encuentran las conexiones de la salida master, salida control room y las conexiones para los 8 envíos y retornos de efectos.

Estos tres tipos de canales tienen en si mismos su propio “combinator” como un punto de inserción que está también representado en el canal de la ventana Mixer.

Respecto al secuenciador, no hay muchas diferencias respecto al sistema usado en Reason 4, lo que hará que sus usuarios no tengan que adaptarse al secuenciador de Record. Está claro que la novedad son las pistas de audio, pero la estructura es la misma, así que se entiende sin problemas.

En Record una pista de audio puede contener múltiples tomas; podemos grabar varias veces una voz y luego seleccionar las partes que mejor hayan quedado de cada toma. Realizar la selección es sencillísimo y muy rápido (al menos todo lo rápido que tardes en decidir cuales son las mejores partes). En la vista “arreglo” del secuenciador sólo veremos una pista y en la ventana Mixer sólo tendremos un canal, lo cual supone una forma de trabajar mas organizada y mas eficiente ya que no hay que repetir efectos para cada toma, ni tenemos que estar viendo pistas en el secuenciador y en el mixer que vamos a tener muteadas.

Las opciones de edición en el audio son básicas: ganancia, fades y crossfades, cortar y pegar. Se puede desplazar el audio de una toma sin tener que desplazar el bloque contenedor de su lugar en el arreglo, y en cuanto a la aplicación offline de efectos, el bajo consumo de los efectos de Reason hace que no tenga mucho sentido, aunque si es con fines creativos, podrías montártelo rápidamente seleccionando un audio track como fuente de grabación de otro audio track.

Record - Mixer SSL

La tercera ventana de Record es un mixer gigante que emula una mesa analógica SSL 9000k. Cada canal tiene su propia sección de dinámica con puerta de ruido (conmutable a expansor) y compresión, EQ de cuatro bandas (paramétrica para medios-graves y medios agudos y semiparamétrica para graves y agudos, aunque podemos seleccionar entre tipo bandeja o campana), y dispone también de filtros paso bajo y paso alto. Dispone de un único punto de inserción para efectos, pero como resulta que funciona como un combinator, en realidad podemos insertar todos los efectos que queramos.

Tenemos ocho buses de envío, todos seleccionables entre pre o postfader, y para terminar, en la sección fader veremos un fader con un medidor de señal, botones de solo y mute y un knob de pan con anillo de leds, ya que para los canales estéreo tendremos un control a mayores para definir el ancho de la imagen estéreo, y con ese anillo podremos ver no sólo la posición central de panorámica, sino también hasta qué zona llega el sonido en la imagen estéreo. El canal tiene un par de cosas mas, como la sección de entrada que cuenta con un nivel de ganancia, un inversor de fase, y opciones de ruteo para elegir el orden en el que la señal pasará por la sección de dinámica, EQ e inserción.

La sección Master cuenta con un compresor sencillo pero efectivo, cuyos parámetros tienen un par de posiciones, ratios de 2:1, 4:1 y 10:1 o release de 0.1, 0.3, 1, 3, 10 y 30 segundos. Tiene un punto de inserción para efectos que, como en los canales, se trata de un combinator camuflado. Podemos ver los niveles de envío y de retorno de los 8 buses y un fader con un gran medidor en el que podemos seleccionar varios modos de visualización entre peak y vu. También disponemos de una sección de monitorización con un control de volumen y la opción de seleccionar la fuente entre el master y cualquiera de los 8 envíos o retornos.

Acerca de la integración con Reason, decir que es 100% efectiva. Record puede cargar cualquier archivo de Reason, como canciones o patches, y abrir Refills. Si tienes Reason y Record instalado, tan solo tienes que ejecutar Record y Reason ya está “dentro” de él, como si Record tuviera todas esas opciones por si solo. Nada que ver con ReWire y abrir dos aplicaciones por separado.

Record cuenta con un montón de funcionalidades heredadas de Reason, como Remote para la configuración inmediata y sin complicaciones de cualquier equipo midi, o el mezclador ReGroove para darle mas vida a las secuencias. Pero también ha añadido algunas cosas que sería interesante ver en futuras actualizaciones de Reason como el teclado en pantalla para convertir el qwerty en un piano midi, o la opción que a partir de una pista midi con diferentes notas genera una pista midi para cada nota (muy útil para por ejemplo separar las partes de una secuencia rítmica, en la que queremos tener una pista para el bombo, una para la caja, etc).

Los navigators es otra gran idea. Son unas representaciones en miniatura de las diferentes secciones de Record y sirven para localizar la parte que queramos ver. Muy útil sobre todo el navigator del rack o el del secuenciador. Aunque es una pena que la opción para mostrar y ocultar los navigators, tenga que aplicarse a todos a la vez, no pudiendo elegir los que mas nos interesen.

Existe una nueva manera de exportar audio aparte de los clásicos export loop y export song, que permite exportar pistas de forma independiente, o el master. Podemos elegir si guardar las pistas en el disco duro o cargarlas al proyecto, o en qué etapa de la señal queremos exportar el canal (post o prefader o incluso antes de la EQ y dinámica). Con esto disponemos de la ya típica función freeze de los DAW.

No podríamos olvidarnos de la función timestreching de la que tanto alardea Propellerhead. Después de todo, no es poco decir que cuentas con el mejor algoritmo de timestreching, ¿verdad? La verdad es que funciona y muy bien, pero lo mejor es que lo hace en tiempo real y no hay que hacer nada para que funcione, sólo cambiar el tempo de la canción y Record hace el trabajo solo.

Inconvenientes

Aunque Record cuenta con un montón de opciones, oportunidades y características asombrosas, no deja de tener otro montón de carencias importantes. Ya no me refiero a temas como que no cargue plug-ins VST, que es algo que va en contra de la filosofía del programa, pero sí a pequeños detalles que serían fácilmente añadibles. En el foro de betatesting de Record se creó un hilo para aportar ideas sobre funciones para Record y aunque algunas sería increíble que se añadieran cuanto antes en las futuras actualizaciones, otras daba la sensación que ya deberían haber estado presentes desde el principio.

El timestreching funciona muy bien, pero es una pena que Record no pueda calcular el tempo de un archivo de audio para ajustarlo automáticamente; es como si se les hubiera olvidado añadir la opción, y mira que ReCycle sí lo hace. Eso no quiere decir que no haya un modo para ajustar el sample con nuestra canción, pero hay que perder tiempo con cada sample ajustándolo manualmente.

No estaría mal añadir algunas funciones en edición de audio como reverse o normalize, y una interesante sería la de enviar los audios de una pista a un sampler y que automáticamente genere una secuencia midi con la colocación de esos audios.

La claqueta para seguir el ritmo sigue atada a las salidas 1-2. Está claro que podrías configurar la salida master por las salidas 3-4, y la de cascos para el músico por la 1-2, pero es que las opciones para exportar audio siguen ligadas a las salidas 1-2. Aunque la opción para exportar pistas por separado podría ser la alternativa necesaria.

Aunque hay un sistema para agrupar varios canales en uno para formar un canal de grupo (muy útil para controlar por ejemplo toda la batería aun cuando tenemos en el mixer un canal para cada sonido), no parece que el sistema esté muy perfilado, pues hacer un solo en ese canal de grupo, mutea el resto de canales, incluidos los que van a dar al canal en el que hemos hecho solo, y por tanto no suena nada.

Es una pena que Record no pueda realizar mezcla con mas canales que en estéreo. Está claro que los músicos en general componen pensando en el estéreo y no en 5.1, pero habría estado interesante.

Está claro que Record aun está en fase beta y aun podrían cambiar alguna cosa, pero no veo muy claro que en realidad a estas alturas vaya a ocurrir.

Puntos fuertes de Record

Pero aun con todos los inconvenientes que se le puedan encontrar a Record, tienes grandes ventajas. Para empezar, el flujo de trabajo ayuda realmente a trabajar, a grabar y a componer. La facilidad para crear diría que ya es suficiente para contrarrestar cualquier punto débil. La cantidad de cosas que Record hace por ti, el que todo esté configurado, que todo sea tan sencillo y tan rápido a la vez que eficiente, como el sistema para elegir las mejores partes de diferentes tomas de un instrumento, el uso de controladores midi y el control y grabación de automatizaciones.

Otra ventaja será el bajo consumo de CPU, algo que en la fase beta en la que aun se encuentra record impide comprobar, pero en palabras del equipo de Propellerhead, Record funcionará en cualquier equipo en el que lo haga Reason y eso ya está muy bien. ¡En los requisitos mínimos hablan de Intel P4/AMD Athlon a 2 Ghz! En un equipo algo más moderno te encontrarás con un programa en el que es innecesario renderizar pistas a audio para evitar el consumo de CPU (como suelen hacer las funciones freeze de otros soft).

Otra ventaja es la llave USB también conocida como Ignition Key que servirá como sistema antipiratería. Está claro que esto sería mas un inconveniente que una ventaja si lo comparamos con el actual sistema antipiratería incorporado a Reason (un simple número de serie). Pero si comparamos la Ignition Key con las típicas dongles, hay que reconocer que Propellerhead se ha molestado en pensar en un sistema que suponga un equilibrio entre los intereses de la compañía por evitar la piratería y los intereses de sus usuarios en evitar las principales inconveniencias de los sistemas con llave, como que si pierdes la llave perdiste con ella la licencia o que tengas que sacar la llave del estudio si quieres abrir el programa desde por ejemplo un portátil en otra parte. Los usuarios de Propellerhead tendrán que empezar a acostumbrarse a este sistema porque es muy probable que la próxima actualización de Reason incorpore este sistema.

En resumen

Record no es un DAW, no es un programa como los demás. Su método de trabajo y sus herramientas son diferentes y su sonido es totalmente profesional; creo que ya quedan muy atrás los problemas en el motor de audio de las primeras versiones de Reason. La calidad de sonido que se puede obtener con Record no tiene nada que envidiar a la de otros soft, y será una opción muy interesante para aquellos que no terminen de encontrarse a gusto con los procedimientos de los DAW, que vienen a ser todos lo mismo.

Record por si solo parece quedarse muy escaso en el tema de sonidos internos, con tan sólo el ID8. Por mucho que puedas formar varias capas y añadir efectos dentro de un combinator, habrá quien sólo quiera grabar audio como si de un grabador multipista se tratase, pero para todos los demás, añadir Reason será imprescindible.

La filosofía de software cerrado no gustará a todo el mundo como no lo hace en Reason, pero así como en Reason siempre he entendido que quien quisiera plug-ins y demás funciones de un DAW, siempre puede usar ReWire para conectar a su host favorito sin tener tampoco por que olvidarse de Reason, en Record me parece un poco ridículo usarlo a través de ReWire. Aun así me gusta esta filosofía y me ha parecido siempre una buena idea en Reason; tocará ver como sale la idea en Record.

En fin, cada día queda menos para ese 09/09/09 en el que Record salga a la venta. A los usuarios de Reason, unas palabras tranquilizadoras: Propellerhead continuará el desarrollo de Reason, de hecho ya tienen a un equipo trabajando en la próxima actualización.

Más información

Propellerhead Software | Record

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar