Sintetizadores

Review de Roland SE-02, la evolución del MiniMoog según Studio Electronics

Introducción

Con SE-02 Roland integra por primera vez en las dimensiones ultraportables del formato Boutique un sintetizador analógico en lugar de realizar una emulación digital.

No sólo los Boutique digitales recreando glorias de la propia marca (JP-08, JX-03, JU-06, SH-01A, etc.), sino especialmente los teclados System-1 y sobre todo System-8 me parecen grandes realizaciones en digital de lo que representan los sintes analógicos. Pero el mercado reclama 'pura sangres' analógicos y Roland, que está demostrando una pasmosa capacidad de tocar en todos los frentes dentro de los sintetizadores, no ha querido dejar pasar la oportunidad de ofrecer en el tamaño y precio contenidos de sus Boutique un sintetizador monofónico analógico más que generoso en especificaciones. El tamaño es reducido, pero en lo demás estamos ante un gran monosinte.

SE-02 en nuestro banco de pruebas
pablofcid

La estética y arquitectura evocan sin decirlo (no hace falta ninguna) al MiniMoog, Studio Electronics diseña sus tripas analógicas, y no sólo el formato Boutique y el logo sino varios otros detalles apuntan a Roland. Es la fuerza del triángulo detrás de este nuevo sintetizador y no es mala combinación a juzgar por los resultados que podréis valorar en el vídeo que he preparado, además de en los ejemplos audio en soundcloud de Studio Electronics que enlazo al final de este texto.

Ser o no ser (mini): esa no es la cuestión

Pese a partir de forma evidente como inspiración (o quizá como reclamo siempre infalible) de evocar al MiniMoog son demasiados los añadidos como para pensar que estamos ante una simple réplica como pueda serlo el Behringer D.

Tampoco se reclama en ningún momento como argumento el que mimetice al 100% el sonido del Mini (cosa que sí dice Behringer de su D y que posiblemente alcance, al haber copiado de forma muy estricta el diseño de Moog). Pero el hecho de que sea Studio Electronics quien ha recibido el encargo de crear el interior analógico de SE-02 es una garantía de experiencia en el siempre difícil terreno de los sintes analógicos en el que otros han pinchado. Es además Studio Electronics una marca que ya ha comercializado bajo su propio sello previamente varias recreaciones del MiniMoog, estas sí publicitadas como tales.

Reducir el uso de este SE-02 a mimetizar sonidos de un más que sobreexplotado y siempre simple MiniMoog sería mutilar a un pulpo que tiene muchas más patas que ofrecer, y que demuestran el toque 'Roland'. La falta de un ajuste independiente del tiempo de release en las envolventes (vinculado al de decay) es una herencia MiniMoog y por tanto es un requisito para poder ofrecer algunos recursos de fraseo 'mini' jugando con los dos tiempos desde un único control. Pero por lo demás ofrece un abanico de posibilidades que pocas veces se ven concentradas en un analógico de este tamaño/precio: tres osciladores, ruido y entrada de audio externo; sincronía entre osciladores y su complemento de la aplicación de envolvente al tono del esclavo; disparo único y sincronía MIDI en el LFO; realimentación; 3 tipos de modulaciones en banda audio simultáneas y regulables independientemente; dos envolventes; control MIDI integral; audio por USB; incorporación de delay; un rico secuenciador por pasos...

Podría seguir, es un compendio de funciones que solemos asociar, en sintes analógicos, a precios bien superiores. Roland conoce la oferta amplia que existe hoy en monofónicos 'compactos' y ha querido entrar en esta batalla diferenciándose por la vía de la versatilidad y la amplitud de posibilidades y funciones para quien aprecie y busque ir algo más allá de las cuatro reglas básicas de la síntesis que otros han ofrecido con anterioridad.

Valoración global

SE-02 ofrece algunos compromisos, claro está, respecto a lo que pueden llegar a realizar sintes de muchísimo mayor precio, pero en conjunto y como relación precio/posibilidades, está claro que rellena un espacio particular que estaba escaso de oferta. Ni escasez de recursos y limitaciones de sonido de modelos de menor precio en otras marcas, ni el sobrecoste que la pequeña y manual producción impone sobre los nuevos fabricantes analógicos (como la propia Studio Electronics, incapaz de poder ofrecer su producto en este rango de precio por sí misma, sólo en simbiosis con Roland), ni tampoco los atracos al propio bolsillo que exigen productos que más que de boutique son de joyería como Arturia MatrixBrute o no digamos los Moog.

El enfoque Boutique hace posible que quede en un precio inferior a 600€. Mucho se ha escrito (yo mismo con la llegada de los primeros) sobre la cuestión del tamaño de los Boutique (en el que hasta las conexiones audio son en formato jack de 3,5 mm). Pero no deja de ser cierto que los modulares Eurorack son también formatos muy compactos y con este tipo de controles y conexiones ‘mini’, sin que eso haya mermado su aprecio y su éxito en ventas. Así que son conceptos que ya están muy asumimidos. Quizá los más mayores tendremos que abandonar añoranzas de los tiempos de los mastodontes. Los propios Boutique anteriores confirman con su éxito que muchos usuarios dan por bienvenido el recorte de tamaño cuando deja los precios en un rango que permite acceder a funciones y calidades de sonido que de otra forma sencillamente se escaparían.

Además, en este caso la implementación MIDI es ambiciosa (algo impensable en los Eurorack o en el D de Behringer) y todos los parámetros y controles envían/reciben mensajes CC, con lo que se podrían aplicar controladores externos como complemento cuando se necesite su mayor comodidad. No hubiera estado mal ofrecer una resolución algo más allá del recorrido 0-127 de los CC MIDI en algunos pocos parámetros críticos (como sí hace System-8, por ejemplo) pero eso habría incrementado el coste así que hemos de asumir que no podemos pedirle mayor precisión.

La implementación MIDI también facilita el registro y edición en secuenciador de las intervenciones sobre los parámetros, y otras muchas posibilidades de automatización e integración con DAW. Hablando de integración con ordenador, SE-02 entrega su audio a través de USB, sin necesidad de otros conversores o interfaces, algo que ya conocemos también por modelos Boutique anteriores.

En conjunto, un sintetizador monofónico analógico de altas prestaciones en cuanto a funciones, en cuanto a sonido y en cuanto a integración/automatización.

Panel frontal del SE-02 (clic para ampliar)
roland.com

El vídeo

Para el vídeo que podéis ver al inicio de esta review, esta vez he prescindido de cualquier explicación/narración. Son 9 minutos de sonido en los que que no estoy usando ningún preset (para eso ya a estas alturas tenéis otras demos).

Son sonidos creados ex profeso para esta review en las muy primeras horas de contacto con SE-02, y lógicamente reflejan mis preferencias a la hora de crear sonidos, más ‘instrumentales’ que ‘efectos’. No pretendo tampoco recrear sonidos ni fraseos clásicos ‘minimoog’ (aunque alguno reconoceréis) ni aún menos comparativas con unos Moog que escapan a las posibilidades que para mi ‘bunker’ sintético permite mi banca. Pero sí ofrecer una perspectiva de cosas que pueden hacerse con facilidad en un primer contacto con el sinte. Tampoco muestro las posibilidades de su secuenciador o de su entrada audio, que son conocidas y están más que documentadas (y resumidas más adelante en este texto).

Los que tengáis curiosidad, después de la cortinilla de cierre ‘hispasonic’ que aparece tras las demos ‘musicales’ en el minuto 9, hay una segunda sección con capturas de onda y espectro, entre otras cosas, extendiendo a un total de 12 minutos la duración del vídeo.

Entrando en detalles

Como casi todas las 'grandes', Roland comercializa SE-02 no tanto en base a los detalles de su tecnología sino como un instrumento que se ha de valorar por sus resultados. Pero para los que somos algo cotillas por la parte tecnológica, Tim Caswell (Studio Electronics) ha desgranado en su web algo de lo que hay dentro de SE-02. Os voy comentando al alimón detalles de lo que ahí se cuenta mezclados con mis propias pruebas e impresiones durante el uso.

Se ha partido del SE-1, que fue la recreación del MiniMoog bajo sello Studio Electronics, pero con varias novedades y mejoras. A la hora de crear el prototipo, como desarrollador 'pequeño' SE ha creado la circuitería analógica del SE-02 usando por comodidad componentes de inserción ('through hole'), pero para la fabricación final Roland ha realizado un rediseño necesariamente en montaje superficial y orientado a una fabricación automatizada, no manual. Nada que objetar a ese respecto pues ese detalle no interfiere con las prestaciones y calidad del circuito. En particular destacan desde SE la facilidad para encontrar a buen precio en montaje superficial pares perfectamente acoplados de transistores integrados en un único componente, que son siempre una buena garantía para mejorar el equilibrio entre las dos ramas de la escalera del filtro, o para la calidad del VCA.

Como es lógico, la salida analógica no está limitada al ancho de 20kHz: aquí tenéis un espectro capturado con un conversor externo trabajando a 96kHz (fs) mostrando cómo la actividad sigue más allá de los 20kHz.

Salida analógica de SE-02 grabada a 96kHz con un interfaz externo
pablofcid

De hecho, si usáis la conexión audio vía USB del propio SE-02, y que puede configurarse incluso hasta 192kHz, veréis que no llega tan arriba. Aparece siempre filtrada en el entorno de los 20kHz. Os lo menciono como curiosidad, porque de hecho mi preferencia en el uso de tasas altas de muestreo es la de seguir filtrando en los veintipoco.

Audio tomado vía USB (@192kHz fs)
pablofcid

Los VCO combinan ideas de los diseños de Moog, Oberheim y ARP con el objetivo de lograr mantenerlos estables pero no hasta el punto de hacerlos 'estériles' (en palabras del propio SE). A partir del minuto 9 del vídeo, tras la cortinilla ‘hispasonic’, tenéis la vista de la señal de los osciladores y su espectro y podréis apreciar que efectivamente son estables en afinación pero ‘animados’ en su forma de onda, no estáticos al punto de parecer clínicamente muertos. Se dispone de 3 anchuras de pulso, diente, triangular y un forma intermedia entre triangular y diente.

La rutina de calibrado que aplica SE-02 mide y corrige 9 puntos de referencia a lo largo del registro completo de notas, y esas referencias multipunto son las que almacena internamente y aplica para retocar las tensiones y lograr la afinación. Pero los VCO siguen funcionando libres aunque con esas compensaciones y pueden continuar derivando.

Respecto a la estabilidad a lo largo del tiempo, quizás por ser yo un tanto crítico con esto de la ‘sintonía’ entre los distintos osciladores, os comentaré que la rutina de calibrado la he estado invocando con cierta regularidad, incluso dentro de una misma sesión, eso sí, de varias horas. No podría concretaros, pero si gustáis de una buena precisión de la afinación y la interacción/batido entre osciladores, quizá cada hora (por decir algo aproximado) podáis encontrar útil realizar el recalibrado. Es una operación sencilla, rápida, y automatizada. Y además, vuelvo sobre ello, es cierto que soy especialmente crítico en la búsqueda de la buena sintonía entre los osciladores porque además de sonidos que engorden vía desafinación me gusta disfrutar los cambios de color que permite la superposición de osciladores muy bien afinados entre sí.

La sección XMOD está especialmente bien dotada, con 3 tipos de acción entre los que no hay que elegir, pueden simultanearse. El oscilador 2 puede modular la frecuencia de corte (una modulación que abre el espectro sin alterar la nota), el oscilador 3 puede modular la frecuencia del oscilador 2 (modulación en frecuencia exponencial típica de analógicos, que altera la nota producida y rompe su carácter armónico y tiende a los sonidos acampanados), y finalmente el oscilador 3 puede regular la anchura del pulso en los otros dos osciladores para obtener PWM. Cada una de las tres acciones puede regularse con un potenciómetro dedicado y adicionalmente una de ellas (la que lijamos con un conmutador) puede venir controlada desde la rueda de modulación. De hecho la rueda permite simultanear la aplicación del LFO y de este control de XMOD. Una posibilidad bien interesante para dar más expresividad durante el toque.

El oscilador 3 puede llegar a un rango ‘LO’ de supuestamente muy baja frecuencia y puede hacerse de afinación fija (desconectando con un conmutador su seguimiento de teclado), pero en la práctica he medido una frecuencia mínima de 7 Hz, que no encuentro suficientemente baja para algunos usos (ojalá se extendiera en el futuro).

En particular, dado que (siguiendo la tradición MiniMoog) no tiene regulación de anchura de los pulsos con un control PW manual (aunque ofrece 3 anchos distintos fijos entre los que elegir en cada oscilador), la vía que tiene prevista para variar anchura de pulsos en osc1 y osc2 es el uso de la PWM a través del control desde osc3. Pero con un osc3 que no baja más allá de los 7Hz, el eso de esa PWM resulta demasiado ‘modulante’ y no alcanza a las PWM lentas que son mis preferidas. Interesado por sacar como fuera una regulación del pulso, finalmente he podido crear en el oscilador 2 una anchura de pulso variable manualmente (tenéis la demo en el vídeo). Para ello ajusto onda cuadrada al 50% en osc2 en la misma octava que osc1 y uso el truco clásico de aplicar ‘sync’: al mover el control de afinación ‘fine’ del osc2 de la mitad hacia arriba genera clásicos efectos ‘sync’, pero en la mitad inferior tenemos una eficaz regulación del ancho de pulso. Eso sí, la limitación de los CC MIDI y sus sólo 128 niveles salta a la vista. Con sólo 64 niveles en el recorrido de la mitad inferior de ese potenciómetro, los saltos de anchura de pulso no son suaves sino escalonados.

El filtro paso bajo de 24dB/oct es un VCF de diseño escalera 'Moog' clásico, pero con mejoras de estabilidad. Entra con comodidad en autooscilación, con un recorrido de la frecuencia de corte que nace algo alta en los 100Hz y llega sobradamente por encima de los 20kHz, ofreciendo una senoide bastante limpia (con presencia de pocos armónicos y de bajo nivel). Además se ha repensado la definición de los niveles de señal en la ruta analógica. Por ejemplo, cuando los controles del mezclador se llevan a sus valores máximos inyectan una señal considerablemente más fuerte que en el propio MiniMoog D, entrando en saturación. La regulación del keytracking en el filtro admite cuatro posibilidades (0, 1/3, 2/3, 3/3) y la acción de la envolvente sobre la frecuencia de corte puede ser directa o invertida.

Respecto al camino de feedback desde la salida para reinyectar señal al filtro, está tomado del que SE diseñó para la serie BoomStar. Como es normal, al usar ajustes altos el filtro puede a veces entrar en resonancia y autooscilación, aunque no estemos usando un ajuste alto del control ‘emphasis’ del propio filtro (el nombre de la ‘resonancia’ en los Moog), y esa nueva oscilación superpuesta origina una distorsión ya severa, con presencia de productos de intermodulación y otros efectos que degeneran rápidamente. Así que, nada extraño, el feedback en sus justas proporciones, y si lo vais a subir a extremos severos, mejor manteniendo una mano (o un pedal que envía CC MIDI) para poder rebajar la realimentación cuando empiece a volverse más loca de la cuenta.

El VCA clona el del Model D para lograr mimetizar el singular carácter de su saturación.

Las envolventes y el LFO no son analógicos. Tampoco lo eran en SE-1. Pero el microcontrolador PIC que se encarga de generarlos es una nueva versión más veloz, con 500 actualizaciones por segundo en lugar de las meras 100 del SE-1. Eso permite que el trazado de sus formas sea más preciso y admita y realice mejor cambios más veloces.

En cuanto al LFO, por las pruebas que he realizado, el LFO cubre desde tiempo de aprox. 90 segundos (por la parte lenta) a velocidades de unos 70Hz por la parte alta. El diseño está tomado de los que SE creó para su serie Boomstar, con variadas formas de onda, afortunadamente han añadido la opción de rearranque con cada nota (keytrigger) y el modo de disparo único, además de capacidad de sincronizarse a reloj MIDI.

El añadido del ‘single trig’ al LFO es siempre un acierto que permite darle otros muchos usos, en particular para animar los ataques, pero mi intención de usarlo como una pseudo envolvente adicional aprovechando la forma rampa y el redisparo con cada nota no funcionó porque la rampa se inicia a nivel ‘0’ y no en su máximo. En realidad no es tan relevante dado que hay dos envolventes.

Una última mención sobre el LFO: entre sus formas de onda aparecen dos variantes ‘random’ (una a saltos en plan S&H y otra más continua), pero no son realmente random sino que aplican una secuencia pseudoaleatoria de duración finita. Me gustaría ver mejorada esa cuestión en un firmware posterio, porque al menos a mi oído le resultaba fácil percibir la repetición de ese patrón. No quizá con velocidades de LFO lentas, pero sí al elevarla para intentar simular modulación con ruido.

Hablaba antes de las 500 veces por segundo que se actualiza la forma de las envolventes y del LFO, es decir, una actualización cada 2 milisegundos. También la parte de generación de los voltajes analógicos de control a partir de esas actualizaciones digitales del PIC se ha modificado para que resulte más adecuada. SE reclama como resultado combinado de esos cambios una mucho mayor cercanía a las ultrarápidas reacciones del control en Model D, pero reconoce que no es 100% idéntico. Uno de los sonidos de bajo que os muestro en el vídeo usar tiempos mínimos de ataque y decay en el filtro, y aplica una generosa dosis de ‘contour’ para que oigáis el ultraveloz ‘click’ del arranque de las notas que corresponde a los tiempos más veloces. Realmente no está nada mal, son tiempos bien rápidos, que he medido en un total de unos 7 u 8 milisegundos para el ciclo ataque+decay más rápido, correspondiendo al ataque 1ms. y al decay el resto.

También la reacción del 'glide/portamento' es resultado de una combinación entre lo digital del PIC y el tratamiento para volver esa señal a analógico. Cuenta con el acierto de ofrecrese no sólo control del tiempo de glide sino también de si el recorrido ha de ser exponencial o lineal, con lo que en el fondo tenemos transiciones que puede durar un tiempo proporcional al intervalo de salto o un tiempo dependiente de dónde estemos en el teclado. Le he dado mucho más uso a la versión exponencial (aunque los puristas de MiniMoog quizá quieran seguir sufriendo con los rigores del ajuste lineal que les obligará a tener una mano sobre el potenciómetro de tiempo de glide a poco que estén usando un registro amplio en sus frases).

De nuevo en mímesis del MiniMoog, no hay soporte para el control del uso o no de glide a través del legato, así que la forma de controlarlo tiene que ser por el correspondiente conmutador. Cuando activamos el glide está presente siempre, toquemos legato o no. Para mi gusto, es un candidato claro al uso de algún control que tengamos disponible en el teclado: la mano izquierda podría estar usando un pulsador para activar/desactivar el glide durante una frase.

La cadena audio analógica (VCOs / XMOD / VCF / VCA / Feedback) encuentra el añadido de un delay realizado digitalmente y sincronizable a tempo MIDI. Se trata de un delay básico en mono, con ajuste de tempo, realimentación y mezcla directo/efecto (el clásico ‘dry/wet mix’). Con ajuste de la mezcla 100% al lado ‘dry’ tenemos un bypass completo del delay y en las salidas se presenta la señal analógica pura. En todo caso, como con cualquier analógico, se agradece la adición de efectos externos. En el vídeo estoy usando (más bien abusando) de una reverb y un delay externos. Se trata de dos efectos básicos que forman parte de los incluidos en la versión AI (la más simple) de Cubase y los he aplicado ‘a capón’ sin variar sus parámetros durante los distintos sonidos. Por cierto, si os preguntáis porqué no usé (salvo en algún ejemplo en el que así lo indico) el delay interno de SE-02 la razón es que me gusta tener control del recorte de agudos (hf damp) en los delays ‘a tempo’ para que las repeticiones tengan un papel claramente secundario.

Velocidad y aftertouch (diga lo que diga la documentación)

Leyendo el documento de implementación MIDI pude leer que no hace uso de la información de velocidad de pulsación en las notas recibidas vía MIDI. Así que cuando arranqué el SE-02 me sorprendió gratamente al poco de empezar a tocar comprobar que sí había en algunos sonidos reacción a la velocidad. No son mayoría entre los presets. Y es que eliminar uso de la velocidad es algo que a efectos mimetizar los primeros sintes monofónicos originales, resulta útil para evitar resultados que no encajan con la memoria que tenemos de las grabaciones de los primeros 15 o 20 años de sintetizadores, carentes de esa prestación.

Pese a un poco de lío en las primeras pruebas, puedo confirmaros que (pese a ese 'error' en la carta de implementación MIDI) SE-02 reacciona tanto a la velocidad como al aftertouch. En cada patch de los que creemos podremos programar el uso o no de la informaciòn de ese tipo de mensajes y con qué grado de intensidad se reaccionará a ellos. Para ajustar esos parámetros se usa una combinación de teclas descrita en el manual (los dos primeros botones a la izquierda: comp + play) con lo que se iluminan varios botones 'activos' a través de los cuales regular entre otras cosas los rangos de actuación de rueda bender, rueda de modulación, velocidad y aftertouch. El ajuste es sencillo gracias a que la pantalla al pulsar cada botón hace desfilar un texto nemotécnico.

La velocidad se aplica siempre a regular la mayor o menor profundidad con la que la envolvente se aplica a la frecuencia de corte, y siempre usa como cota superior el valor especificado con el potenciómetro ‘contour’. Así que no debéis olvidar ajustar tanto el potenciómetro 'contour' (para definir la actuación con velocidades fuertes) como ese parámetro oculto para establecer cuánto se reducirá la actuación con velocidades más bajas. Es un destino magnífico, muy útil con la velocidad. Puestos a elegir uno no puedo pensar en otro mejor.

El aftertouch puede aplicarse para dos usos diferentes no menos habituales y sensatos: para desplazar la frecuencia de corte o para aplicar el LFO y obtener vibrato. Dos acciones útiles especialmente para un sinte solista, aportando un tipo de control más 'cantabile' que la simple velocidad. Afectar a toda la vida de una nota por lo que hicimos en su ataque, como hace la velocidad de pulsación, frente a poder moldear el sonido durante el desarrollo de cada nota (como hace el aftertouch) son cosas bien distintas. Los mensajes de aftertouch se pueden generar desde un teclado que lo incorpore (no todos), o bien generando mensajes de aftertouch con un 'beam controller', un 'breath controller', un pedal, o lo que más os guste, para que SE-02 pueda reaccionar a ellos. Todo es cuestión de revisar qué controlador podemos usar.

Otras características

Por completar esta descripción, no está de más recordar que hay:

  • El uso de las entradas audio analógica (mono) y USB (estéreo) difiere. La entrada analógica se incorpora como una entrada más al filtro y es procesada en el sintetizador. La entrada audio vía USB se combina hacia la salida audio analógica sin procesar. Me parece una opción muy sensata para aumentar las posibilidades de uso.
  • 3 bancos de 128 sonidos predefinidos y fijos más un cuarto con 128 posiciones para sonidos de usuario.
  • Secuenciador de patrones de 16 pasos, con registro en cada uno de los pasos de nota, duración del ‘gate’, activación o no del ‘glide’, y un cambio de cualquier parámetro (en un paso podemos modificar el filtro y en otro el dry/wet, por ejemplo).
  • Yendo aún más allá, es también posible elegir un sonido cualquiera de los 4 bancos para cada paso
  • No faltan opciones clásicas en secuenciadores por pasos como el control de swing, la figura que queremos asociar a cada paso (no necesariamente semicorcheas), reproducción directa/inversa/aleatoria, y elección del primer y último paso (para formas secuencias de menos de 16 pasos o repetir fragmentos breves de una secuencia)
  • Se pueden registrar 128 patrones y formar con ellos hasta 16 encademanientos o ‘songs’
  • Hay entradas de control por voltaje tanto para las notas (pitch CV y gate) como para la frecuencia de corte, además de entrada y salida de pulsos asociados a los pasos del secuenciador
  • Modo chain que permite encadenar varios SE-02 para formar un polifónico con el control de los sonidos de todos ellos realizado desde el primero y replicado en los demás
Conexiones del SE-02
roland.com

Demos de sonido desde Studio Electronics:

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
12
Comentarios
  • 1
  • 2
  • 3
  • #1 por TEExpress hace 2 semanas
    "Wenn Wellen schwingen. Ferne Stimmen singen" :teclado:

    Pues no sé si sonará a Moog, pero en el video apunta a un sonido muy rico e interesante.
  • #2 por kekar hace 2 semanas
    https://instagram.com/p/BXifFN3na9r/
    Al loro

    No sé si has notado ese comportamiento del filtro.
    Gran review
  • #3 por incluso hace 2 semanas
    Deseando llegar a casa para verlo entero, gracias Pablo!
  • #4 por pablofcid hace 2 semanas
    #2
    Eso no pasa en el que yo he probado. Es importante cargar la v1.04 del firmware y realizar calibración. Tened en cuenta que han circulado, quizá más de la cuenta, unidades preproducción.
    No le doy ninguna relevancia a eso que aparece en Instagram.
  • #5 por kekar hace 2 semanas
    #4
    En los comentarios del vídeo pone que pasa en dos unidades distintas, compradas en sitios distintos.
    SE le ha recomendado lo mismo q tú, v.1.04.
    El propio usuario ha dicho que reportará el desenlace. Tampoco sería raro algún bug, pero la respuesta de SE ha sido inmediata.
    Sl2
  • #6 por pablofcid hace 2 semanas
    Es que las anteriores son preproducción. Ni siquiera tenían lo del calibrado. De hecho no hice antes la review porque sin calibrado era una insensatez.
  • #7 por 101 hace 2 semanas
    "Además, en este caso la implementación MIDI es ambiciosa (algo impensable en los Eurorack o en el D de Behringer) y todos los parámetros y controles envían/reciben mensajes CC, con lo que se podrían aplicar controladores externos como complemento cuando se necesite su mayor comodidad."

    Discrepo en lo de que una implementación MIDI ambiciosa en Eurorack es impensable. Hay varios módulos de Expert Sleepers como el FH-1 que permiten convertir los mensajes CC en señales CV, y si te vas al ES-8 sin ir más lejos puedes además convertir las mismas señales CV provenientes del modular en mensajes de control MIDI para controlar parámetros del DAW y los plugins.
  • #8 por JM72 hace 2 semanas
    Joerrr, suena muy bien este cacharro.
  • #9 por kekar hace 2 semanas
    Es una golosina...a ver los malekko
  • #10 por incluso hace 2 semanas
    suena que te cagas
  • #11 por incluso hace 2 semanas
    pero tambien pienso que el behringer suena aun un poquito con mas caracter...
  • #12 por incluso hace 2 semanas
    basandome en las reviews
  • #13 por TpuntoGarcía hace 2 semanas
    Excelente review, muchas gracias.

    Me suena cojonudamente el jodío...
  • #14 por incluso hace 2 semanas
    el filtro en concreto
  • #15 por BlahBlah hace 2 semanas
    Está claro que el objetivo del SE-2 aquí no es el de hacer otro clon purista, sino de hacer un producto "tipo MM" pero tecnológicamente más interesante.

    Es otro enfoque y me parece muy inteligente: se descuelga del yugo de parecerse 100% al sonido Moog (responsabilidad que por contra sí ha contraído Behringer al anunciarse como un genuino "ModelD") y al mismo tiempo hace un producto apetitoso por una mierdaprecio.

    Hurra por Roland (no sé por qué tanta crítica con saña a esta marca).
  • #16 por pablofcid hace 2 semanas
    #7
    En el D de Behringer es impensable porque al ser 100% analógico no están intervenidos los potenciómetros´.
    En los Eurorack pasa lo mismo (como conjunto, aunque pueda haber excepciones) y lo que aparece en conectores para patch que podrían atacarse vía CV es sólo un subconjunto de puntos, pero no la posibilidad de automatizar todos y cada uno de los potenciómetros. Además está la cuestión de a qué coste saldría en eurorack controlar el aprox. medio centenar de parámetros editables vía CC con que cuenta este SE-02.

    No quiero polemizar, sólo poner en contexto esa afirmación que hacía. No es que sea imposible pero sí impensable, que es el término que usé, anticipando que alguno me lo querría contestar.
  • #18 por Sullibass hace 2 semanas
    3 bancos de 128 sonidos predefinidos y fijos......

    No entiendo que hagan esto hoy en dia
    1
  • #19 por pablofcid hace 2 semanas
    Más cosas (las añado a la review):
    He comprobado finalmente el funcionamiento del interfaz audio USB:

    El audio que recibe del ordenador se mezcla en estéreo hacia la salida analógica, pero no pasa por el filtro. Es sólo el audio que entra por la entrada analógica mono el que se procesa. Me parece muy razonable y es una configuración útil para mucha gente que pueda querer usar el SE como salida de audio.

    El audio que sale del SE-02 por vía USB puede configurarse como es habitual con distintas velocidades de muestreo clásicas: desde 44,1 hasta 192 (sí 192kHz) peeeero lo único que sucede es que está muestreado más velozmente, porque sigue viniendo la señal filtrada en torno a los 20kHz. Seguramente tienen un filtro filjo antes del A/D y pensado para la velocidad más crítica (44,1).
    Sin embargo también he comprobado (usando un grabador externo a velocidad de muestreo elevada) que la señal de la salida analógica no tiene ese recorte, sube con ganas y muy limpia bien por encima de los 20kHz. Sin especial recorte.
  • #20 por villegas hace 2 semanas
    Gracias por el detallado repaso, Pablo.

    Aunque ni este ni el de Behringer se encuentran en mi posible lista de deseos después de escucharlo y ver su conjunto de funciones creo que no dudaría y me iría a por el de Roland.
    Sé que la palabra MiniMoog sigue siendo un buen gancho propiciador del deseo, pero cada vez tengo más claro que dos sintes substractivos de arquitectura similar ofrecen básicamente la misma paleta sonora, aunque de cada uno, eso sí, pueda emanar un aroma ligeramente distinto.
  • #21 por Juan Atlante hace 2 semanas
    Estamos de celebración pero a lo grande. pensar que hace unos añitos compre un roland gaya que suena normalito tirando a apagado por más de 600 euros y que ahora podemos disfrutar de esta perla por mucho menos... De verdad que debemos ser optimistas para los próximos años.
  • #22 por Replicante hace 2 semanas
    Una pregunta. Que tal las envolventes? Son rápidas?
    Era lo que más odiaba del SE-01 junto con ese "tracking" al abrir el filtro. Por lo demás, era una bestia parda. A ver que tal este. Por lo pronto promete...
  • #23 por Last System hace 2 semanas
    Genial Pablo ! :plasplas:

    Suena de muerte ! ...va a estar reñida la compra !

    En YouTube saldrá pronto una comparación con el minimoog original
  • #24 por pablofcid hace 2 semanas
    #22
    Sobre las envolventes:

    Las envolventes las oyes en cuanto a su rapidez en uno de los sonidos de mi video review. Cuando sale un sonido de bajo muy grave, con filtro ultra cerrado. Es ese tipo de sonido meto casi siempre un transitorio de ataque para que ayude a sentir el inicio de cada nota y su pulsación, para que no sea sólo un murmullo grave, sino notas con ataque bien definido.
    En este caso puse al mínimo ataque y decay, dejé el sustain cerradito y el contour alto (sin llegar al máximo, ajustado al gusto del oído para que tampoco fuera un petardo explotando). No llegas a oír la apertura y cierre, oyes sólo el 'click' inicial y tú mismo puedes valorar si es rápido (lo es).

    Ten en cuenta que el SE-1 y otros sintes de Studio Electronics de hace años generaban digitalmente las envolventes actualizándolas sólo 100 veces por segundo que es muy poco. En este diseño se actualizan 500 veces por segundo, es decir cada 2ms.
    Con todo, es cierto que un minimoog puede ser más veloz que eso, pero son velocidades en las que ya no estás usando las envolventes para realizar un contorno, sino para forzar un transitorio.
    Y el color de ese transitorio no creo que sea igual en 2 minimoogs antiguos ni de broma. Cada uno habrá envejecido de una forma. No tiene mucho sentido comparar cómo suenan esos extremos. Lo que hay que valorar es si llega a ese tipo de función.

    En definitiva (que me enrollo). Tienes toda la razón en que era una asignatura pendiente de Studio Electronics, pero lo han mejorado y están no quizá 'en punta de lanza' (hay otros que generan el control 1000 veces o más por segundo) pero sí en unos rangos que ahora son buenos.

    Es curioso que Roland haya depositado en Studio Electronics hacer también esa parte del control. Supongo que era demasiado complejo sentar a sus dos equipos de desarrollo en algo que tiene que interactuar tanto y era preferible dejarlo en unas solas manos. Pero Studio Electronics no tiene capacidad de cambiar alegremente sus entornos. Como usaba microcontroladores PIC ha optado por otro más veloz de la misma familia para reaprovechar su inversión en herramientas (poca) y en formación (mucha, no se puede saltar así como así de programar una familia de microcrontroladores a otra de otro fabricante).
    Roland podría haber hecho fácilmente ese control y más veloz, le sobra potencia en los micros que ya tiene para controlar botonera, secuenciador, etc. Pero supongo que implicar dos equipos era complicado y el reparto de funciones tenía que ser más limpio, más estricto.
    1
  • #25 por 2006 hace 2 semanas
    Gracias Pablo. Lujazo de tests. Mas de un extranjero va a venir a traducir tu articulo con google para empaparse de la review. :-)
  • 1
  • 2
  • 3