Informática musical

Steinberg RND Portico a prueba

Fue para todos una sorpresa que Yamaha llegara a un acuerdo con Mr. Neve y su empresa Rupert Neve Designs para modelar su ecualizador Portico 5033 y su compresor Portico 5043. Vamos a probar estos plugins.

VCM
La tecnología de modelado de circuitos VCM ha estado rondando lejos del gran público durante bastante tiempo, principalmente en las mesas de mezclas digitales de Yamaha. De la mano de la cooperación entre el departamento de R&D de Yamaha, dirigido por Toshifumi ‘Dr K’ Kunimoto y Steinberg, pasa por primera vez al gran público en forma de software modelando dos piezas importantes del catálogo de RND.

Neve
A sus 85 años, Mr Neve lleva produciendo hardware musical desde principios de los 50s, aunque sus diseños más conocidos empezaron a llegar a partir de los 60s, cuando creo la icónica compañía Neve. Desde entonces hasta nuestros días, Neve fue vendida y adquirida varias veces y el nombre de Rupert Neve se unió a diseños en Amek y Focusrite, hasta que fundó su propia compañía de nuevo en 2005, en la forma de “Ruper Neve Design”.

Steinberg 5033 EQ

Portico 5033 EQ

Es un ecualizador de estado sólido de 5 bandas, tres de ellas con Q variable y dos shelving (alto y bajo). Las bandas shelving se ajustan en el rango de 30 a 300 Hz en los graves y de 2,5 a 25 kHz, mientras que las tres bandas centrales van en el rango de 50 a 400 Hz, 330 a 2500 Hz y 1,8 a 26 kHz, con ajustes de Q de 0,7 a 5 y un rango de +-12dB.
La versión software imita la disposición del hardware original pero agrega un gráfico donde muestra la curva de ecualización.

El sonido del plugin es sencillamente sorprendente. El ecualizador se comporta de forma supersuave y musical en todas sus bandas. El diseño original de Neve se caracteriza por la interación entre las ganancias de las Q de las bandas, lo que hace que el ecualizador tenga un sonido particular. Especialmente destacable la respuesta en la ecualización de las frecuencias agudas, banda delicada donde las hayan.

Steinberg 5043

Portico 5043 Compressor

Estéticamente, es el típico compresor con los clásicos parámetros: ratio de 1.1:1 hasta la limitación, umbral de hasta -50dB, ataque de entre 20 ms a 75 ms, decaimiento de entre 100 ms a 2,5 s y una ganancia entre -6 dB y +20 dB. Tiene indicadores led para el nivel de entrada, salida y la reducción aplicada. Incorpora un botón, marcado con FB, que selecciona el modo de funcionamiento entre “feed-forward” (por defecto) y “feedback”. En “feed-forward”, el compresor tiene la detección del audio a la entrada, por lo que actúa de la forma más rápida posible a los cambios de dinámica. En modo “feedback”, la detección del compresor se sitúa a la salida de éste, por lo que reacciona de forma más lenta y le da otro carácter totalmente diferente.

La sensación inicial fue que el compresor es extremadamente limpio, recordándome al EMI TG12413, pero en cuanto se trastea un poco se le ve el verdadero potencial y versatilidad, consiguiendo desde sonidos muy limpios, hasta ajustes de compresión extremos.

Software VS Hardware

He tenido la oportunidad de contrastar estos plug ins con sus equipos origen y la sensación general es más que favorable.

El ecualizador reacciona de forma clónica, siendo prácticamente indestinguible del original. Afinando mucho, lo único destacable es que la versión software es ligeramente más limpia, pero conserva la suavidad y la musicalidad de forma intacta.

Al compresor le pasa algo parecido: aunque la versión digital reacciona de forma idéntica, en el modo “feedback” noto menos cuerpo que proporcionan los transformadores de la versión hardware, por lo que, por definición se convierten en una versión más limpia del compresor.

Conclusiones

Sin duda, Yamaha y Steinberg han hecho un gran trabajo con estos plug ins, convirtiéndose en dos de los mejores disponibles. El ecualizador es realmente una de los mejores, siendo indistinguible del hardware en los ajustes típicos de ganancia (por debajo de +6 dB). Por encima de esa cifra, la versión analógica tiende a mostrar más carácter. Lo único que le echo en falta es un analizador de espectro, adición que lo haría perfecto. Es tan bueno que se ha convertido en mi ecualizador por defecto en la salida del buss master.

El compresor es más una elección de gusto personal. Con mucha compresión, demuestra un buen carácter, demostrando ser adecuado para el bus de la batería o compresión paralela. Con valores más moderados, se presenta limpio y delicado.

La única gran pega que tienen es su precio, elevadísimo en comparación con la media, pero, en este caso, la alta calidad de la emulación, a costa de un consumo de CPU muy limitado, puedo justificarlo para bolsillos más anchos.

Disponible en versión VST3, VST2.4 y AU para mac y PC. Requiere una llave USB-eLicensers para funcionar.

Pros
- Emulación casi perfecta del hardware de Neve.
- Estable como una roca y ligero.
- El ecualizador, por méritos propios, es uno de los mejores disponibles en software.
- El compresor puede ser tan suave o tan bruto como se requiera, manteniéndose transparente.
- El compresor incluye dos modos de detección.

Contras
- Precio alto para el tipo de software que son.

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar