Grabación

11 cosas a tener en cuenta cuando grabas coros

Coros
Laura Mvula, Jazzfestival Maastricht 2016

Grabar coros es distinto de grabar voces solistas, por su forma de encajar en la mezcla; requieren una técnica diferente tanto en la grabación como en la producción para obtener el mejor resultado. Aquí tenéis 11 puntos traídos de la cuarta edición de mi Recording Engineer’s Handbook que podrían ayudaros a llevar esas grabaciones al siguiente nivel.

  1. Ya que los coros siempre se apilan, se ponen en capas o, como mínimo, se doblan, intenta esto para conseguir un mayor sentido del espacio y hacerlos más grandes: para cada overdub que siga a la grabación inicial, haz que los cantantes den un paso hacia atrás, pero a la vez, aumenta la ganancia del preamplificador de micro de modo que el nivel del canal iguale a la primera capa. En esencia, te interesa "llenar los medidores", de modo que el nivel del medidor sea el mismo independientemente de dónde se sitúen los cantantes.
  2. Si los cantantes tienen problemas de afinación o empaste, pídeles que se quiten uno de los auriculares o al menos lo deslicen hacia atrás, para que puedan sentirse en la mezcla. A veces esto les ayuda a cantar más afinados.
  3. Las mejores mezclas de coros suelen venir de múltiples cantantes posicionados en torno a un único micrófono o par estéreo.
  4. Suelen preferirse los micros de condensador cardioides de gran diafragma, porque combinan el efecto de proximidad con una ligera atenuación en medios y un leve realce en agudos. Esto acentúa la porción de "aire" del sonido, que ayuda a ubicar mejor los coros en la mezcla.
  5. El micrófono no siempre tiene que ser un condensador de gran diafragma; a veces, la compresión natural del volumen y transitorios de un micro dinámico mantiene controladas las voces más que uno de condensador.
  6. Cuanto mejor sea el vocalista principal, más difícil le resultará hacer coros con otros cantantes, porque su voz resultará reconocible.
  7. Si el vocalista principal canta mientras suenan los coros, o es parte misma de esos coros, intenta no usar el mismo micro con el que grabaste la voz principal, ya que esto provocaría una acumulación de picos en su voz, el micro o la sala.
  8. Intenta siempre hacer algo un poco distinto en cada pista de coros. Diferentes micros, preamps, salas, cantantes o distancias al micro ayudarán a engordar el sonido.
  9. Un truco que ayudará a amalgamar mejor las cosas es grabar los coros, para después reproducirlos y grabarlos a través de los monitores del estudio. La distancia del micro dependerá del sonido de la sala; date un paseo y descubre el lugar donde esa reproducción suena mejor, y pon el micro ahí. Graba una toma y sitúala por debajo de los coros originales en la mezcla.
  10. Cuando grabes coros con armonía a tres partes, utiliza un patrón cardioide con los tres vocalistas. En la primera toma, uno de ellos estará alineado frente al micro, y los otros dos, a 90 grados de éste, uno frente a otro. En la siguiente toma, haz que uno de estos dos cambie su sitio con el vocalista alineado, y en la tercera toma repite el procedimiento, hasta que los tres hayan grabado alineados ante el micro. Si es una armonía a dos voces, entonces dobla cada nota usando el mismo método.
  11. Una variación de la técnica anterior es que los tres vocalistas canten la misma nota al mismo tiempo con la misma técnica de micro, rotándolos de igual manera.

Quizá lo mejor de todo es elegir sabiamente a tus cantantes, ya que hablamos de una habilidad que todos ellos tienen, independientemente de su talento.

Bobby Owsinski
EL AUTOR

Bobby Owsinski es un veterano de la industria de la música que ha trabajado en más de cien producciones y da cursos en Berklee College of Music, Trebas Recording Institute, Nova Institute y Lynda.com. Varios de sus 24 libros, como Mixing Engineer’s Handbook y The Recording Engineer’s Handbook, están entre los más vendidos del sector. Web de Bobby Owsinski.

¿Te gustó este artículo?
23
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar