DJ

Emulando el vinilo sin vinilo

A pesar de todos los avances que se producen en la tecnología que emplean los discjockeys para realizar su trabajo, sigue existiendo (y quizá exista para siempre) una clara tendencia a emular mediante software las funciones de los clásicos giradiscos. Y no me refiero a los sistemas de control por código de tiempo, donde contamos con el propio giradiscos y un vinilo dando vueltas sobre él, me refiero a que sin que haya vinilo ni giradiscos, se trate de simular mediante una combinación de hardware y software el comportamiento del sonido grabado en un soporte giratorio. Y es que el sonido de un scratch, de un vinilo parándose y su cadencia sonora decelerando, la reproducción inversa de un sonido, la imperfección del sonora por la suciedad y el desgaste... es algo que a pesar de todo parece que tenga que seguir formando parte de algunas sesiones, aunque solo sea como una simple tradición o incluso si lo preferís (y espero que nadie se ofenda) como una extraña suerte de folklore del clubbing.

En el breve tutorial de hoy os daré unos cuantos consejos para emular algunas de las características del vinilo... sin usar vinilos. Espero que os guste.

Los jogs

Los jogs o jog-wheels de cualquier controlador son dos grandes controles giratorios que sirven tanto para controlar la velocidad de reproducción momentaneamente, simulando así el frenado o empuje manual de la bandeja giratoria de un plato, así como para realizar una manipulación total de la reproducción del audio “moviéndolo” adelante y atrás, simulando de esta forma la técnica de scratch sobre vinilo o la búsqueda con precisión de un punto de reproducción. Para poder desarrollar de manera exitosa trucos de scratch empleando los jogs de un controlador es muy importante la manera en que este haya sido configurado en el software que emplearemos, de manera que el movimiento de adelante y atrás del jog emule correctamente el mismo movimiento en un plato. Este movimiento estará correctamente emulado cuando la cantidad de desplazamiento que efectuemos sobre el audio al mover el jog, sea igual o muy similar al que ocurriría con un vinilo.
Los reproductores profesionales de CD que incorporan jogs suelen tener un ajuste bastante bueno en este aspecto. Los jogs de los controladores diseñados para Serato DJ y DJ Intro también cuentan habitualmente con unos ajustes muy buenos de fábrica (e imposibles de cambiar), pero cuando llegamos a Traktor, esto no suele suceder.

Es frecuente que muchos fabricantes entreguen sus controladores con archivos TSI de configuración en los que el movimiento del jog produce un desplazamiento excesivo en el audio unas veces, o muy corto en otras, haciendo que o bien tengas que tener mucho cuidado de no mover excesivamente el jog unas veces o bien tengas que hacer unos movimientos exageradamente bruscos, largos y complicados para lograr un scratch en condiciones. Pero todo tiene solución: dirígete en Traktor a Preferences-Controller Manager, en esta pestaña, elige en el desplegable Device que está en la parte superior la configuración de tu controlador y busca en Assignment Table el control Jog Turn, si tienes el típico controlador con dos jogs debes tener dos entradas con este control, una para cada jog. Elige cualquiera de ellas y modifica el parámetro Rotary Sensitivity hasta lograr el tacto necesario, puedes cargar y reproducir pistas mientras ajustas este parámetro para poder guiarte mejor. Para tratar de clavar la respuesta de giro de un plato lo ideal sería tener la misma pista de audio en formato digital y en vinilo y tratar de ajustar el parámetro Rotary Sensitivity hasta que se obtenga la misma proporción de desplazamiento de audio al realizar el mismo giro en el jog y en el plato. De todos modos no padezcas si no puedes hacerlo así, si quieres un dato menos preciso pero que puede servirte de referencia, calcula que el clásico tema house a unos 128BPM a 33RPM te da unos 4 golpes de bombo por giro completo del vinilo.

Reproducción inversa

La reproducción inversa o “reverse” es una función que únicamente los giradiscos profesionales tienen, y sólo algunos modelos. Fue introducida por Vestax en su modelo PDX 2000, y posteriormente otras marcas lo copiaron, la función fue también adoptada por reproductores de medios digitales. Esta función fue muy celebrada por los investigadores de lo paranormal, ya que les sirvió para indagar mejor en sus teorías sobre comunicación con el maligno en los vinilos de heavy metal. Bromas aparte, es una función que empleada con cuentagotas y en los momentos justos aporta un toque interesante a las sesiones.
Si a nivel de software estás trabajando con Serato DJ o DJ Intro esta función viene de serie con el software (uses el controlador que uses) pulsando la tecla Q pondrás el Deck A en modo reverse, la misma función la tienes para el Deck B en la tecla A. En las teclas C y J tienes para cada deck una función similar llamada “censor”, mientras pulses la tecla la reproducción inversa funciona, al soltar la tecla la reproducción sigue en la dirección normal pero en lugar de seguir desde el punto de reproducción en el que te encuentras, la reproducción sigue desde donde debería estar el tema si no hubieses pulsado la tecla de “censor”.
En Traktor la cosa es muy distinta, en sus primeras versiones existía una función de reproducción inversa, pero desde que pasó a llamarse Traktor Pro esta función desapareció. No obstante existe un pequeño truco para realizar reproducción inversa, y es empleando el efecto Reverse Grain. Para que Reverse Grain funcione llanamente como un reproductor a la inversa pon el parámetro Dry/Wet a tope, Pitch a tope, Grain al mínimo, Speed a tope, y desactiva el botón FWD que viene activado por defecto al seleccionar este FX. Si quieres guardar esta configuración para que al cambiar de FX no se modifique pincha sobre el número del FX (junto al control Dry/Wet) y en el desplegable que aparece elige Save Snapshot. Ten en cuenta lo siguiente de Reverse Grain:

  • Con esta configuración sólo lograrás unos dos compases de reproducción inversa que sonarán en bucle.
  • Al tratarse de un efecto, cuando lo actives automáticamente comenzará la reproducción inversa desde donde lo activaste hacia atrás, pero al desactivarlo la reproducción continuará donde se encuentre la canción. Si la canción finaliza mientras usas el efecto, al desactivarlo no sonará nada.
  • Realmente no reproduce exactamente la pista de manera inversa durante los dos últimos compases, más bien reproduce “lo que ha sonado” de manera inversa durante dos compases. Esto quiere decir que si en ese tiempo jugaste con la EQ, hiciste un scratch, o usaste otro efecto, eso mismo se reproducirá también nuevamente.

Paradas, arranques y otras inflexiones

Los platos no tienen un arranque y frenado que sea instantáneo, necesitan unas décimas de segundo para tomar la velocidad adecuada de reproducción y otro tanto al pararlos. Además es popular el efecto de parada lenta que se consigue apagando el plato en lugar de pararlo y dejando que la inercia de giro se agote por sí sola. En Serato DJ, entrando en Setup tenemos en la pestaña DJ Preferences dos parámetros para regular la duración del arranque y parada en el apartado Control Preferences bajo el nombre de Braking y dos controles giratorios, uno para Start y otro para Stip. All mínimo se consiguen arranques y paradas instantáneas, y según se va aumentando se pueden ir simulando distintos tipos de arranques y paradas, e incluso simular la parada por apagado del plato. En DJ Intro lamentablemente esta opción de regulación no está disponible, aunque curiosamente siempre que se para la reproducción se simula el efecto de parada de plato.


En Traktor no se cuenta tampoco con esta regulación de parada y arranque, aunque sí que tenemos el Turntable FX en el arsenal de efectos del programa, que nos puede ayudar un poco. Con este FX el parámetro B.Speed regula la velocidad del efecto de arranque y parada. Poniéndolo al mínimo y pulsando el botón BRK (que sustituye al típico On de los efectos) lograremos paradas y arranques muy lentos, si lo ponemos a tope lograremos un efecto casi instantáneo y sutil. Para que el efecto simule perfectamente una parada y arranque real Dry/Wet debe estar a tope. El botón RCK junto a los parámetros R.Spd y Amount, consigue un raro efecto de baby scratch, personalmente no lo veo muy útil, aunque hay gente a la que le gusta mezclarlo con el sonido original de la canción. El parámetro R.Spd define la velocidad del baby scratch mientras que Amount define la cantidad de movimiento que virtualmente se realiza para ese scratch. Por último mediante el botón REW podemos invocar un curioso efecto en el que primero el vinilo se para y luego comienza a “rebobinarse” a gran velocidad, este efecto viene también regulado por el parámetro B.Spd que habíamos visto antes para la parada. Al tratarse de efectos recuerda que la canción sigue reproduciéndose y que al desactivar el efecto esta seguirá sonando por donde debería si no hubieses activado el efecto.

Sonido de vinilo

Si quieres dotar a tus sesiones de cierto sonido de vinilo puedes emplear diversos plugins con los que realizar las modificaciones necesarias. Existen muchos plugins gratuitos con los que aplicar algo de postproducción a tus sesiones grabadas y simular tanto el sonido típico de los previos phono, suciedad, desgaste, giro, estática, parasitarios... personalmente hay dos que son mis preferidos, iZotope Vinyl e Input Vinylator (ambos son enlaces).

Si pinchas con Ableton Live o con Deckadance, que permiten aplicar plugins VST, puedes emplearlos en tiempo real.
iZotope Vinyl en mi opinión es muy útil para simular todo tipo de platos, desde los más antiguos a más actuales, pudiendo acentuar más o menos los diversos componentes sonoros específicos, así como los sonidos de discos con rayaduras y desperfectos varios. Vinylator por su parte está más centrado en emular distintos ruidos y artefactos sonoros típicos de la reproducción de vinilo. El uso de este tipo de plugins recomiendo que sea lo más sutil posible, puede quedar bien en sesiones de música antigua que se ha pinchado con medios digitales modernos. Si se aplica de manera exagerada debe ser en algún fragmento inicial o final de la sesión. Puede quedar bien un toque, pero mucho es como el azúcar: empacha.

Advertencias finales

Emular el vinilo con medios digitales es algo que está bien, aunque es meramente exótico y como tal debe emplearse de manera muy moderada. Estar constantemente introduciendo paradas de plato, ruido exagerado de vinilo o mezclando todas las pistas con otra a en reproducción inversa cansa pronto al público, que además no tardará en etiquetarte como “el DJ ese de los ruiditos de plato”. Pero si lo usas ocasionalmente con mesura y sabiduría tendrás un elemento con el que dar un toque de distinción y que además puede ser parte de tu estilo propio sin llegar a ser lo único por lo que te identifique el público. Piensa en estos recursos como si fueran el topping de los helados, ni quieres siempre el mismo, ni es lo mejor del helado.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
22
Comentarios

Regístrate o para poder comentar