Magacín

5 ideas para tener más fans

Los conversos te traen los seguidores

Te pongas como te pongas es imposible hacerlo mejor que Insane Clown Posse. Unos raperos con cara de payaso que son el perfecto ejemplo de artistas que no crean fans, crean una familia. Les han dado un nombre inventado a sus fans, los Juggalos, a quienes dedican un festival anual llamado Gathering of The Juggalos. Se refieren entre ellos como familia. Ese sentido de comunidad fanática les hace abalanzarse sobre cualquier nuevo lanzamiento. A su comunidad le dedicaron su propio documental titulado A Family Underground, por supuesto disponible en YouTube. Merece la pena echarle un vistazo aunque sea para echarse unas risas.

¿Qué aspecto de tu música puede hacer que tus fans se molesten en crear este tipo de cultura?

El contexto importa

¿Qué les mola a los indies de ahora? ¿El café del Starbucks? ¿Las camisas hawaiianas? ¿Llevar barba? Te puedes tirar todo el día pensando en estereotipos de estos. Pero realmente te interesa como artista encontrar y adoptar estos intereses compartidos.

Digamos que eres una banda de Jazz con presupuesto para anunciarte. Es tentador irte a una publicación musical de gran tirada, pero ¿y si mejor te vas a las revistas que realmente leen los fans del Jazz? Vampire Weekeend entendieron esto, y lanzaron sus campañas de marketing viral para su disco Contra específicamente en los blogs que leen los indies como Stereogum o Pitchfork. Y seguro que así ganaron más impacto que anunciándose en la Rolling Stone.

No es obligatorio ser social

El concepto es sencillo pero merece la pena recordarlo:

Si tu audiencia no usa las redes sociales, no deberías perder el tiempo ni tus recursos en ellas.

Puedes asumir que la audiencia para la música clásica no pierde el tiempo en Twitter. Así que si eres un pianista clásico mejor emplea tu energía en otro sitio. O si eres una banda con una reputación pobre en Facebook (sí, te digo a ti, Canto del Loco) subirte al carro no te servirá.

Como mínimo investiga qué redes deberías usar basándote en la edad de tu público. Este gráfico es muy útil:

Gráfico

Lo social es un medio, nunca el fin

Vale, pero has logrado 5.000 seguidores en Twitter. ¿Y ahora qué haces con ellos? El impulso del artista es siempre conseguir más. Más seguidores, más amigos, más clics y más visitas. Pero muchas veces en realidad esto no forma parte del plan.

Adopta una estrategia para llevar a tus amigos digitales a los canales donde puedes sacudirles con tu música y al final convertirles en fans.

Algunas ideas. Por ejemplo anunciar demos exclusivas en Twitter, actuaciones acústicas en YouTube, anunciarse en el muro de Facebook de tus fans, o vender entradas para tus conciertos en primera fila en exclusiva en tu sitio web. El ejemplo es The Fold. En lugar de simplemente poner en YouTube su parodia del Party in the USA de Miley Cyrus ofrecieron ahí el MP3 para llevar a la gente a su sitio web, donde tienen más música suya y con suerte pueden venderles el disco.

La confianza es lo más importante

Puedes gastar tu tiempo y tu dinero creando el viral más flipante desde el Year Zero de NIN, pero al final ¿lo estás haciendo por tus fans o simplemente burlándote de su confianza? Como decía un comentario al respecto: ¡Estoy hasta los cojones del marketing viral!

Tu jugada siempre tiene que ser tu música, y enmascararla con otras cosas para tus fans sólo va a funcionar hasta cierto punto. Tu audiencia será más receptiva a lo que les ofreces, y mucho más entusiasta para comprarlo si no tienen que estar pensando todo el rato "¿y esto de qué va?"

Resumiendo: Tu campaña viral innovadora me ha hecho pasar un buen rato pero ¿has pensado si va a hacer que me compre tu disco en iTunes?

De una idea de music think tank.

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios

Regístrate o para poder comentar