ALTANERA

indefensos nuestros cuerpos frente a tí

altanera de actitud que no se acobarda

frente a las mareas que a débiles nos azotan,

y que crujiendo nuestros huesos pedimos clemencia.

 

te muestras como eres,

sorda al susurro tedioso de un sinfín de misterios

ausente en tu mente se encuentra la extrañeza

de los días que te pasan.

 

las cabezas de los prudentes

sosteniéndose sobre tus hombros

agobiados de pensamientos

y tú, que respondes aventurándote a cada momento.

 

las bocas de mil hombres desconcertados

porque no encuentran respuestas

son llenadas con palabras que expresan

la sorpresa por tu magnificencia.

 

cómo comprenderán aquellos que ocupan su tiempo

empleando fórmulas para llegar a la respuesta

cuidando cada palabra

como si fuera cuestión de vida o muerte.

 

cómo explicarle a la masa de gente

que no hay nada de malo en no ser prudente

que la vida se muestra más al disfrute

cuando se la toma en las manos y se juega

con ella a la rayuela.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.