DJ

¿Cómo se va a innovar en el equipamiento para DJs?

Introducción

Parece que se ha llegado a un punto en el equipamiento para DJs, tanto en cuestión de software como de hardware, en el que los fabricantes ya no tienen nada más que inventar; no al menos sin volverse estrafalarios en sus ideas. Todo el software para pinchar realiza exactamente las mismas funciones básicas con igual eficacia, destacando después cada uno en diferentes campos.

En el terreno del hardware parece que en cuestión de platos y reproductores está absolutamente todo dicho, ¿qué más queremos que haga un giradiscos? ¿podemos pedirle a un reproductor digital que se parezca más a un ordenador? ¿es necesario seguir añadiendo funciones a una mesa de mezclas?

La iluminación es el próximo campo de batalla

En el sector profesional del DJ hay un colectivo de un tamaño respetable, activo y que constantemente está cambiando y renovando su equipamiento, que es el de los profesionales de las discomóviles y los pequeños eventos privados. Estos profesionales frecuentemente trabajan solos y deben ellos mismos gestionarse la instalación del equipo, pinchar, poner videos, controlar la iluminación… y precisamente esto último, la iluminación espectacular, es el nuevo nicho de mercado en el que se han fijado algunos fabricantes. Serato ha sido el primero, se ha aliado con Soundswitch para que su dispositivo de control de iluminación por software se sincronice a la perfección con Serato DJ Pro. Pioneer ha llegado después con una solución similar a Soundswitch llamada RB-DMX1 –en ambos casos es una cajita con un puerto USB y otro para el DMC–, aunque esta vez el interfaz hardware lo fabrica la propia Pioneer y el control de la iluminación se realiza dentro del propio Rekordbox y se puede planificar de forma independiente para cada canción.

Soundswitch

No puede haber dos sin tres, porque Denon DJ se ha aliado con la empresa BLCKBOOK para ofrecer otra solución más para que el DJ pueda controlar directamente la iluminación desde su equipamiento. En este caso se trata de la combinación del software Timecode de BLCKBOOK con el protocolo StagelinQ del equipamiento Denon. Por el momento Denon es la empresa que más atrasada va en estos temas de las tres.

Esto es tan sólo la primera hornada de productos, y hasta cierto punto me temo que para alguna de las empresas es sólo un tanteo del mercado, pero cuando tres empresas tan populares se meten casi a la vez en lo mismo, es que de alguna forma u otra han llegado a la conclusión de que el que los DJs puedan controlar la iluminación directamente es algo que puede interesar a los profesionales lo suficiente como para darles beneficio a largo plazo.

El control preciso de la tonalidad

Es algo que ya hemos visto desde hace años en el software, primero hemos podido detectar la tonalidad de las canciones para poder hacer mezclas armónicas sin equivocarnos, y posteriormente se ha añadido a muchos varios programas –Serato y Rekordbox hacen esto francamente bien– la posibilidad de automáticamente cambiar la tonalidad de la canción para poder hacer una mezcla armónica con la que está sonando. Sin embargo empleando reproductores autónomos, la cosa ha estado estancada hasta ahora en simplemente bloquear la tonalidad al cambiar el tempo, y saber la tonalidad de las canciones.

Los procesadores que emplean fabricantes como Pioneer –una variante de los Super SH combinado con un DSP– o Denon –estos optan por los ARM– tienen desde hace tiempo capacidad suficiente como para manejar eficientemente esta clase de cambios de tonalidad, así que entre las quinielas sobre qué nueva tecnología vamos a ver integrada en los próximos reproductores, yo daría por seguro que tendremos el control total de la tonalidad de las canciones. Es más, no sólo tendremos control tonal si no que al igual que con el software, tendremos también las funciones automáticas de ajuste en función de lo que suene en otros reproductores, ya que de hecho en la actualidad esa información ya pueden compartirla a través de los protocolos de red que emplean.

Samplers y cajas de ritmo

Donde Native Instruments parece que se ha estrellado un poco, parece que ahora los fabricantes de hardware quieren intentarlo aunque con aproximaciones diferentes. Y es que N.I. tuvo un buen éxito inicial cuando vitaminó el sampler de Traktor para añadir los Remix Decks y tratar de revestir al DJ del poder de remezclar en directo de forma sencilla… y aunque este peculiar sampler tiene un buen número de usuarios, la parte de business basada en que los artistas musicales lanzaran sus canciones en formato Remix Set para que los DJs las remezclaran no funcionó para nada. La historia se repitió años más tarde cuando trataron de introducir otra forma de remezcla en directo con los STEMS.

Ahora Pioneer y Roland han vuelto a apostar desde hace un tiempo por la fórmula de aproximar las cuestiones de producción y remezcla a los DJs. Pioneer primero con el Toraiz SP-16 y ahora de forma mucha más directa con el DJS-1000 –del que en breve tendremos una review–, dos máquinas que sirven tanto para disparar loops, como secuencias de samples, e incluso para hacer canciones enteras con ellos si te pones. Roland ha tirado de nostalgia y ha introducido en sus controladores cajas de ritmos con los sonidos de sus máquinas clásicas.

Es evidente que la cosa no se va a quedar aquí, y personalmente creo que la idea de Roland de introducir una caja de ritmos en un controlador es la que tiene más puntos de ser copiada por otros fabricantes. No sería de extrañar que tras ver los experimentos de N.I. en estos campos, los de Berlín lo volvieran a intentar con un controlador/secuenciador que fusionara Maschine y Traktor en un mismo aparato, algo que muchos usuarios de la marca reclaman desde hace tiempo. Akai, marca propiedad de InMusic y con muy buena relación con Serato, es otra de las marcas bajo las que podría salir un híbrido similar; InMusic ya probó a usar la marca Akai para lanzar el AMX y el AFX, y todos recordamos aquel prototipo de controlador que fusionaba un MPC con un controlador DJ.

Los platos y el futuro del turntablism

Entramos aquí en un terreno complejo. Por una parte Pioneer debería de renovar su PLX-1000 si sigue con sus ciclos habituales de mercado, de hecho es algo que ya debería haber pasado. Aunque este plato dejó satisfecha a bastante gente, muchos afirmaban que Pioneer debería haber lanzado un producto que no fuera tan conservador, y probablemente sea este el momento. ¿Veremos por fin un plato Pioneer que tenga integrados controles MIDI? Hay rumores de que sí, y obviamente el rival a batir es el Reloop RP-8000, con lo que mucho me temo que Pioneer le va a coger la medida a ese plato y va a tratar de ofrecer algo similar.

Por otra parte tenemos la apuesta de Rane y su Twelve, ese “plato sin brazo”. Muchos aseguran que ese dispositivo representa el fin del DVS, pero me temo que ni la propia InMusic, que es la propietaria de Rane, se cree eso. Si pensaran que uno de sus productos va a sustituir a los platos tradicionales no tendrían a dos de sus otras marcas, Numark y Denon, comercializando platos tradicionales. Así que aunque Twelve sea un producto que haya despertado interés, las acciones de la compañía madre claramente indican que apuestan porque el plato tradicional va a seguir siendo vigente.

El streaming volverá

La desaparición del servicio de streaming Pulselocker ha dejado “en bragas” a Serato y a Pioneer frente a Virtual DJ, ya que este último es actualmente el único que ofrece un servicio de streaming que se pueda usar en el ámbito profesional. Y no, los programas que emplean Spotify como proveedores de música no cuentan porque Spotify no permite su uso en público.

Sería extraño que dada la competitividad que hay entre los diferentes softwares, Serato y Pioneer no buscaran una solución para no quedar rezagados en este campo, el problema está en quién les puede proveer el servicio. Podrían recurrir a iDJPool, el servicio que emplea Virtual DJ, pero el catálogo de este servicio es bastante mainstream y siempre quedó bastante patente que Serato y Rekordbox preferían aliarse con Pulselocker por estar centrado en música electrónica. Actualmente es realmente complicado que aparezca un nuevo servicio de streaming similar a Pulselocker. Lo que mató a Pulselocker fue la incapacidad de poder seguir pagando las cantidades que le exigían montones de sellos y distribuidoras con las que mantenía contratos, y desde el principio se sabía que era un proyecto que si no ganaba una enorme cantidad de clientes en poco tiempo estaría condenado al fracaso. A diferencia de iDJPool, que es una empresa que empezó como servicio de pool de novedades para DJs y que posteriormente añadió la actividad de streaming, Pulselocker empezaba de cero y trabajando únicamente con géneros electrónicos. Así que, ¿dónde está el futuro de todo esto? Algunos creen que en Apple.

Hay fuertes rumores desde hace tiempo que apuntan a que a Apple le encantaría dejar de vender música y ofrecer únicamente su servicio de streaming Music. Adicionalmente Apple tiene muy buena relación con Algoriddim, empresa desarrolladora de Djay Pro, lo cual le sirve para conocer el terreno DJ, y para rematar el asunto, hace tiempo que ya tiene lista una API para que aplicaciones distintas a iTunes o la aplicación de Music puedan acceder al contenido de su servicio.

Teniendo en cuenta que Apple tiene dinero para casi cualquier cosa que decida hacer y que los contratos que mantiene con casi cualquier discográfica o distribuidora del mundo puede renegociarlos con relativa facilidad, la música del servicio se podría usar en público, y ojo, no sólo para DJs, que en el fondo no hay tantos, también para servicios de ambientación musical y similares. En definitiva, Apple podría crear un megaservicio de streaming que podrían aprovechar entre otros las compañías de software para DJs. Y aunque el catálogo de Apple es totalmente mainstream es infinitamente más amplio que el de cualquier pool y tiene en su haber una gran cantidad de música electrónica de todo tipo, dado que las mismas distribuidoras que trabajan con tiendas como Beatport lo hacen también con iTunes.

Más vídeo

Si al principio hablábamos de la iluminación como un elemento más a integrar en el software, el vídeo que es algo ya integrado desde hace años va a cobrar algo más de relevancia, y partiendo de presupuestos más baratos. Pioneer tuvo un batacazo bastante serio con su súper controladora orientada a la integraciónde vídeo DDJ-RZX; una cantidad bastante importante de bugs tanto en el firmware del aparato como en el software unido a un precio prohibitivo sirvió para definir cómo no debe ser una controladora para pinchar con vídeo.

Reloop Touch

Sin embargo, parece que Reloop ha dado con la clave. Su controlador Reloop Touch para Virtual DJ con pantalla táctil e integración de vídeo, de coste muy inferior, y de aspiraciones menos pretenciosas –tiene una única pantalla dividida en varios sectores en lugar de tres– parece que es el modelo a seguir por otros fabricantes por lo bien que funciona el dispositivo.

Traktor por otra parte, sigue siendo el único software para DJs del mercado que no incorpora vídeo, ha bajado en los rankings mundiales a ser el segundo programa más usado –Serato lo superó el año pasado– y parece que frenar su caída pasa entre otras cosas por integrar vídeo. En los últimos leaks que pude tener de Traktor, Native Instruments todavía no había decidido si integraría vídeo en el supuesto Traktor 3, pero si se hiciera, hay rumores que apuntan a dos cosas:

  • La integración podría no ser en el propio programa si no en una aplicación externa que se sincronizara con Traktor.
  • Esa aplicación externa podría no estar hecha por Native Instruments si no por una empresa con la que inicien una colaboración –algo similar a lo que sucede con Serato y Mix Emergency–.

La mezcla analógica va a tener su momento candente

Las mesas de mezclas analógicas parece que tienen un nuevo momento de especial apreciación por parte de DJs de ciertos géneros. Parece un tanto coincidente este aumentado interés con el repunte del vinilo –¿quizá por esos memes tan repetidos hasta la saciedad de “lo analógico suena mejor porque es infinito” o “es más cálido”?–, a pesar de que las mesas analógicas siempre serán las favoritas de muchos DJs.

Allen&Heath parece haber olvidado las mesas digitales para DJs, la renovación de sus mesas Xone no ha incluido nada que sustituya a la DB2 o la DB4, y su último modelo de referencia es la PX5, que aunque con interfaz de audio y efectos digitales, toda su sección de mezcla es analógica. Todos los modelos inferiores también analógicos gozan de éxito y nada parece indicar que se planteen cambiar de rumbo.

Por otra parte hay un creciente fanatismo por gran cantidad de mesas de mezclas de boutique –modelos fabricados a mano y de poca tirada– que son actualmente el objeto de deseo –y de ruina– de muchos DJs. Desde la catalana Taula 4, hasta las Condesa australianas, pasando por las ARS japonesas, todas con precios prohibitivos pero causando furor entre quienes las prueban. Y bueno, si no te llega para uno de estos ingenios de boutique, siempre puedes ir a por una Omnitronic TRM-202 hecha en un factoría, que ha desatado el furor entre los amantes de las mesas analógicas rotary y ya va por su versión MK3. ¿Quién dice que no habrá una MK4?

Omnitronic TRM-202MK3

En la cima de la popularidad, gracias entre otras cosas al icónico DJ y productor que participó en su gestación, está la Model 1. Richie Hawtin ha demostrado al mundo que se puede hacer una mesa de mezclas analógica, diferente, con muy buen sonido y que sea todo un objeto de deseo, casi un mito erótico. Parece que no va a haber impedimentos para que si es necesario –seguir exprimiendo la vaca– lleguen una Model 2, 3 o las que sean con los años. El señor Hawtin ha hecho una receta de éxito y sólo acaba de ponerla en marcha.

Model 1
Hispasonic

Los jogwheels no dejarán de estar de moda, pero el CD seguramente sí

Ya nos demostró Denon que no sale tan caro poner una pantalla a color dentro del jogwheel y aprovechar un poco más todo ese espacio, y después ha venido Pioneer a superar la jugada con los jogwheels de la nueva controladora DDJ-1000. Que a nadie le quepa ninguna duda que probablemente antes de que acabe el año veremos un nuevo reproductor Pioneer que incorporará ese mismo jogwheel, y muy probablemente no tendrá lector de CDs.

Pioneer DDJ-1000 Jogwheel

El lector de CDs se ha vuelto en gran medida algo que ocupa espacio en las tripas del reproductor, lo encarece un poco, lo hace más pesado, aumenta su consumo y le hace ir más veces a reparación; definitivamente es cada vez menos interesante para el fabricante y para el comprador. Denon lo ha tenido claro con su reproductor insignia, y decidió no incluir el lector de CDs. Pioneer creo que dejará en su catálogo algún buen modelo que reproduzca CDs durante un tiempo, pero el tope de gama apostaría a que será otro producto que no dispondrá de lector de CDs.

Y ya que hablamos de estas dos marcas y sus reproductores, es buen momento para mojarse y opinar sobre algo que comenta bastante gente, y es si Pioneer lanzará un reproductor tope de gama con la función de dos capas de reproducción, como los SC5000 de Denon. Diría que por el momento no lo van a hacer, pienso que antes de intentarlo quieren esperar más tiempo a ver qué tal le sale la jugada a Denon, y no variar su concepto de reproductor simplemente por imitar la estrategia de un rival.

Hasta aquí

Estas son algunas de las cosas que marcan el la dirección que va a tener el sector del equipamiento DJ. Pero seguramente hay mucho más que se nos ha pasado por alto y seguramente vosotros sí habéis tenido en cuenta, ¿conocéis algún nuevo rumor? ¿tenéis vuestras propias teorías? ¿alguna sugerencia –respetuosa por favor– para las empresas desarrolladoras? Si es así no dudéis en como siempre contarlo en los comentarios con todo lujo de detalles.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar