Dís/noches extraños y/o as

En la vida hay días raros. Los que más, al menos en este caso, son los que llevas maquinando algún tiempo, los que has esperado, deseado e imaginado. Como la persona a la que deseas entregar una vida, estos días se recrean antes de ser vividos y al final... al final te encuentras con lo que no era y te sientes... a parte de sometida a un líquido, te sientes extraña. Realmente sería imposible establecer el límite entre lo soñado y lo vivido. No fue perfecto, pero tú lo imaginabas así y la realidad, al final, no es ninguna de las dos, sino una mezcla aún más extraña entre ambas. Eso son los recuerdos, la unión del todo con el absurdo, como esta foto.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar