Audiovisual

Guía de grabación de campo - #02 Grabadoras

Ya era hora de continuar con la guía de grabación de campo. En artículos anteriores he hablado de grabadoras portátiles, pero especialmente aquellas que integren micrófonos. Ahora es el turno de aquellas orientadas a recibir entrada de micrófonos externos.

Si vamos a considerar cualquier grabadora que acepte micros externos, tendríamos que empezar por las todo en uno. Grabadoras que integran micros y además permiten insertar otros externos. Hasta hace unos años no eran muchas las presentes en esta línea, pero este año se presentaron novedades muy interesantes que aumentaron aún más las opciones.

Este tipo de grabadoras son muy útiles, y podrán ser suficientes para las labores de muchos. Un ejemplo es la Zoom h4n, bastante popular y utilizada tanto por sus micros integrados, como por los previos, los cuales no es que sean los mejores, pero son más que aceptables. Si tuviera que elegir cinco de esta línea, destacaría las siguientes opciones (en orden de precio):

Tascam DR-40 - La más pequeña y económica de la línea, a mi parecer orientada a competir directamente con la H4n. Una grabadora recién lanzada al mercado por Tascam y que al parecer reúne todas las opciones necesarias. Graba 4 pistas a 96k, mediante dos micros integrados y dos entradas en combo XLR/1/4". No sé que tal sean los previos, pero si tenemos en cuenta su precio (poco menos de $200), tenemos una opción muy llamativa.

Zoom h4n - De nuevo, la más popular de la línea y única opción para muchos hasta hace poco. La h4n fue presentada en el 2009 y aún se mantiene como una de las opciones más interesantes, además de existir cierto grado de confiabilidad, debido a llevar más en el mercado. Sin embargo esto también representa una desventaja a la hora de compararla con las nuevas opciones de la competencia, las cuales hasta este año eran muy pocas.

Olympus LS-100 - Recién anunciada y no disponible aún pero sin duda una opción a tener en cuenta. Cuenta con micros integrados y una construcción bastante atractiva. Los micros parecen bastante buenos, aunque aún falta que llegue al mercado para probar la calidad de estos. A comparación de otras grabadoras similares, la LS-100 ofrece además controles independientes de volumen para cada canal, pantalla a color y hasta la posibilidad de activar funciones por comandos de voz.

DR-100mkII - La DR-100 de Tascam siempre ha sido una opción interesante, y la reciente actualización mkII pone la cosa aún mejor. Si la DR-40 fue creada para competir con la h4n, diría que la DR-100mkII es una respuesta inmediata a la Roland R-26. Este modelo de Tascam integra cuatro micros (dos cardioides y dos omni) y además permite entrada de otros dos por XLR. Cuenta con previos y micros mejorados (menos ruido que la versión anterior), además de opciones agregadas como conexión digital, altavoz integrado y hasta control remoto incluido.

Roland R-26 - Aunque desconozco su calidad, pondría esta en la cima de la línea. Una grabadora en la que abundan las funciones. Permite grabar hasta seis pistas de forma simultánea, ofreciendo varios tipos de conexiones y cuatro micrófonos integrados. Ofrece grabación en en omni, XY, o mediante los micros externos. Cuenta con phantom de 48V para cada canal, y además cuenta con métodos de control novedosos, como su pantalla táctil. Si su calidad y previos es tan buena como parece y dicen que es, esta sería tal vez la opción todo-en-uno más completa.

Cuando se empieza a buscar más calidad/opciones se entra a pensar en una grabadora dedicada, con otras funciones, diferente construcción y prestaciones, o bien en la utilización de un previo dedicado. Allí estaríamos hablando de grabadoras que no integran micros, sino que están pensadas para ser utilizadas con micros externos únicamente. En este caso creo que lo más importante son los previos, junto a otras opciones y funciones que varían según cada modelo, pero básicamente unos buenos previos nunca se deben sacrificar por otras opciones que tal vez no sean tan necesarias, dentro de mi punto de vista.

Según nuestro fin con la grabación de campo, se exigirá un nivel diferente de limpieza y calidad de dichos previos. Para labores de fonografía, música o composición sonora, creo que la calidad, color y limpieza de las grabaciones siempre estarán sujetos al interés y estética deseada del artista. Diría que para fines de registro y composición, no es estrictamente necesario disponer de la calidad más increíble del mercado, aunque nunca está de más, por supuesto.

En la parte de sonido para cine el grado de exigencia tiende a ser mayor y los sonidos se buscan por lo general mucho más limpios, tanto en el sonido de directo como en la grabación de fuentes para diseño sonoro. Para labores de efectos de sonido es muchas veces fundamental, dentro de lo posible, tener la fuente lo más aislada del ruido externo, tanto del entorno como de la grabadora/micrófono, por tanto se vuelve un reto aún mayor esto de la limpieza. Aunque claro está, el diseñador puede utilizar una grabadora de cinta del siglo pasado, si el resultado es lo que busca para su trabajo. En mi caso he llegado a crear sonidos más interesantes con grabaciones accidentales realizadas con la h2, que en sesiones dedicadas con micrófonos, previos y toda una variedad de cables.

Estos usos y necesidades son los que deben determinar qué grabadora elegir. Yo creo que estamos en una época donde la calidad es mucho más asequible. La gran mayoría de grabadoras del mercado darán buenos resultados, aunque su comportamiento y calidad varía dependiendo de muchos factores. Si la prioridad es obtener el sonido más limpio posible, los previos y convertidores AD deberían ser lo primero a mirar en la lista. Ya a partir de requerimientos específicos se puede empezar a pensar en otras funciones, como que la grabadora integre timecode, que pueda grabar a determinada calidad (por lo general ya casi todas graban a 96k), o que tenga una construcción solida y resistente. No todo es calidad de sonido. Las funciones agregadas, la facilidad de uso y hasta la construcción son importantes y pueden incluso afectar notablemente los resultados.

Dentro de este rango de grabadoras cinco opciones principales que consideraría, pensando en un rango de precios similar, serían:

Tascam HD-P2 - Ubico la HD-P2 en el primer lugar simplemente porque la uso y la conozco lo suficiente. Es un aparato grandioso y funciona a la perfección, pese a tener ya varios años de uso. En la actualidad diría que es algo costoso, si tenemos en cuenta el resto de opciones que hay. Los previos no son los mejores pero me gustan mucho, además de las funciones integradas, especialmente la posibilidad de grabar a 192k, cosa que pocas grabadoras de menos de $1000 logran. Sin embargo, si no necesitas timecode y las opciones agregadas de sincronización, grabación o conexión digital, tal vez sería recomendable utilizar otra opción. Otro punto que no favorece mucho este modelo es su tamaño, ya que es claramente una de las más grandes de su clase.

Tascam DR-680 - Permite grabar hasta ocho pistas a 96k o en estéreo a 192k. Su precio es bastante similar a la HD-P2, por tanto si no es necesaria la parte de sincronización, timecode y demás, la DR-680 podría ser una opción muy interesante. No existe otra grabadora que por ese precio permita grabar a ocho pistas, con phantom y hasta 60dB de ganancia por previo. Además incluye otras opciones interesantes como decodificación MS y modo de grabación automática.

Edirol R-44 - No conozco su calidad pero siempre me han llamado la atención, principalmente por la posibilidad de grabar a cuatro pistas, lo cual no es muy común en este tipo de grabadoras, al menos las de su rango de precios. Si tu interés es grabar a más de dos canales, la R-44 podría ser la opción más acertada.

Fostex FR-2LE - Una grabadora veterana pero aún utilizada por muchos. Para mí es comparable con la Tascam HD-P2 ya que ofrece opciones muy similares, e incluso su tamaño y modos de operación son muy parecidos.

Marantz PMD661 - Aunque no es muy popular, he oído buenos comentarios de esta. Al parecer los previos son muy aceptables y tiene a su favor su diseño compacto. Particularmente me gusta la forma como están ubicados los medidores, mediante 10 LEDs en la parte inferior, algo muy útil a la hora de grabar, sobre todo si hay poca luz.

Si el precio de la grabadora puede ser un poco más elevado, consideraría Sound Devices como primera opción, debido a su construcción y calidad de audio, aunque también hay opciones interesantes como la Edirol R4, la Fostex FR2 o incluso monstruos como la Zaxcom Deva. Estas grabadoras ya son orientadas a un uso más profesional, y cuentan con funciones más avanzadas en cuanto a sincronización, disco duro interno, opciones de conexión, convertidores, etc. Si tuviera que elegir una diría que la 702 es quizá la grabadora de campo definitiva. De ahí en adelante, cualquiera de la serie 700 de Sound Devices será excelente.

En mi caso utilizo un poco de todas las opciones. Considero que cada herramienta brinda algo diferente, ni mejor, ni peor. Solo diferente. Esto hace interesante el tener varias opciones para capturar los sonidos. Desde hace unos años utilizo la Tascam HD-P2 para todo tipo de labores. Aunque sus previos son bastante aceptables, mi interés por lograr grabaciones más óptimas para ciertos fines (sobre todo en ambientes, entornos naturales, lugares silenciosos) me llevó a adquirir una USBpre2, la cual uso en conjunto con la HD-P2 o la PCM-D50.

Los previos de Tascam son buenos, pero los de Sound Devices son impresionantes. Los circuitos de la USBpre2 son tomados de la 744, logrando una calidad impecable. Tener mejores previos es algo que realmente vale la pena. En el caso de la USBpre2, he llegado a grabar en lugares que me exigen niveles realmente altos y el ruido generado por los previos es apenas aparente. El otro día estaba grabando unos ambientes naturales en zonas alejadas de la ciudad, y realicé un par de grabaciones con la HD-P2, utilizando los previos internos y luego los de la USBpre2. La Tascam llegaba a un punto donde el ruido era bastante notable, por tanto no podía subirle más ganancia y los ambientes, que eran un tanto silenciosos, apenas se escuchaban. Con la USBpre2 en cambio, pude grabar a un nivel bastante óptimo sin escuchar mucho ruido generado por la máquina.

En general creo que es cuestión de gustos y necesidades, por lo que es conveniente considerar varias opciones. En mi caso he ido adquiriendo las cosas con el paso de los años, por tanto si tuviera que comprar todo de nuevo y al mismo tiempo, tal vez elegiría otras opciones. Por ejemplo conozco gente que utiliza una PCM-M10 o similar, junto a un MixPre o USBpre, obteniendo un kit de grabación bastante compacto y de excelente calidad. Como siempre dependerá del presupuesto y necesidad de la persona que adquiera la grabadora. Otra ventaja de la USBpre en este caso es que funciona también como interfaz de audio a 192k, lo que la hace aun más atractiva.

A la hora de elegir, creo que las prioridades podrían ser algo así:

  • Calidad de los previos - Para mi lo principal. Debería ser lo primero a la hora de considerar. Que tan ruidosos son, que tipo de convertidores aceptan, si aceptan phantom o no, si las conexiones son en combo o solo XLR o 1/4", etc.
  • Funciones extra - Hay elementos que ciertas grabadoras agregan que los veo más bien innecesarios, al menos en mi trabajo. Creo que las funciones extra deberían importar en una grabadora/previo son dos: el limitador y el filtro pasa altas, ya que son un par de herramientas muy útiles a la hora de grabar. A menudo nos veremos necesitados de eliminar bajas frecuencias para obtener grabaciones más claras desde cierta perspectiva, o bien necesitaremos prevenir altos niveles de sonido o grabar en ambientes inestables donde el uso de limitadores se vuelve algo crucial.
  • Construcción - Otro aspecto importante que aunque es más de gustos, también en muchos casos afecta la calidad sonora obtenida por el aparato. Una buena construcción significa el uso de materiales y componentes de alta calidad, que logran un producto no solo más atractivo y resistente en la parte externa, sino también en la parte de los circuitos. En como están ubicados los componentes de forma interna.
  • Batería - Lo dejo para lo último simplemente porque es algo reemplazable en la mayoría de los casos, pero no porque sea menos importante. Por estar pensando en la calidad y funciones de la grabadora, muchas veces nos podemos olvidar de la duración de la batería. Esto es un aspecto importante y recomiendo ponerle atención. En mi caso tengo pilas por doquier. La HD-P2 consume 8, la PCM-50 consume 4, y la USBpre2 se alimenta por medio de USB, por lo que utilizo una batería compacta, creada originalmente para alimentar celulares y dispositivos similares. Esta pequeña dura todo un día de grabación, aunque no estaría de mal una con mayor potencia. Ya es cuestión de gustos.

En conclusión, a la hora de elegir una grabadora, elige por cual es la que se acomode más a tus necesidades, más no cual sea la "mejor". Lo que interesa es que la herramienta que tengas logre lo que necesitas y muchas veces exigimos en funciones que nunca utilizaremos. Todas son diferentes y para mí ninguna mejor que otra, simplemente diferentes, con opciones únicas dentro de cada una. Si nos ponemos a pensar como eran las cosas hace unos años, apenas habían unas cuantas opciones, caras y basadas en métodos muy diferentes a lo que tenemos hoy en el mundo digital.

Por último os comparto este link donde se aprecian comparativas de los previos de muchas grabadoras del mercado, lo cual es de gran utilidad a la hora de elegir. Si alguien tiene dudas respecto al tema, los comentarios son bienvenidos.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar