Migrando a Linux-II. Primeras impresiones

Una vez en Linux con nuestro hardware configurado, lo primero que nos interesa es adoptar un sistema de trabajo. Para ello disponemos de nuevas herramientas, algunas de las cuales son muy, muy potentes...

- Jack Control es un programa que transforma Linux en un entorno modular (al más puro estilo Reason). Jack Control permite conectar unos programas con otros, sincronizarlos y hacer muchos tipos de conexiones entre ellos (tanto en audio como en MIDI). Es una especie de Rewire global muchísimo más potente.

Jack Control será el corazón de nuestro nuevo estudio; esta genialidad es, de por sí, un motivo flagrante de las tremendas capacidades de Linux para la producción musical.

- Ahora el principal "caballo de batalla" y estandarte musical de Linux, es sin duda Ardour:

Ardour es uno de esos pocos programas que mucho más lejos de permitirnos trabajar cómodamente, nos harán disfrutar con ello. Es una herramienta de producción de audio muy especializada, que con la adición de Jack Control alcanza una funcionalidad inusitada.

Ardour no funciona como secuenciador MIDI; con Jack Control se sincroniza y conecta al que más nos apetezca.

He de decir que después de trabajar con Ardour y Jack Control, ya no me planteo el volver a utilizar un Cubase SX como host en lo que me resta de vida...

Entre los secuenciadores MIDI/audio + populares de Linux se encuentra Rosegarden - aunque el reciente MusE está ganando muchos adeptos -, que viene a ser un Cubase SX o Sonar. Hacerse con él es sencillo si hemos trabajado con otros secuenciadores y se suele conectar vía Jack Control con Ardour; podría usarse como único host (como se hace con Cubase SX, por ej.), pero estando ahí Ardour, no creo que nadie lo considere...

- Otra agradable sorpresa que nos encontramos en Linux es Hydrogen: un software diseñado para trabajar con baterías y patrones rítmicos. Como todo en Linux, se conecta vía Jack Control: puede usarse como módulo de sonido para otro secuenciador o sincronizarse con Ardour u otro host, aprovechando así su brillante y cómoda edición de patrones rítmicos.

Hay una larga lista de software muy capaz en GNU/Linux... Otra de nuestras mayores inquietudes, son lo plugins de efectos:

El principal formato de plugins en Linux es LADSPA. Hay gran cantidad de plugins LADSPA de todo tipo, con la premisa de que están basados en su operatividad y no en su comercialidad (algo inherente al propio SO para el que se programan), por lo que no nos encontraremos bonitas GUIs de luces distractoras... Aquí impera la funcionalidad y el sonido.

No obstante, para aquellos nostálgicos de las luces de colores y GUIs más efectistas, las recientes versiones de los principales programas (Ardour, MusE...) incorporan soporte para plugins VST. Basta con instalar un par de paquetes.

Otro aspecto a tener en cuenta - sobre todo para las más recientes generaciones de productores - son los instrumentos virtuales. En GNU/Linux, los hay básicamente de 2 tipos: ALSA y DSSI. Los primeros vienen a ser sintes "standalone" que se conectan con los hosts vía Jack Control. Los segundos se integran dentro de los hosts (como en el caso de los VSTis).

He de decir que aún no he probado demasiados instrumentos virtuales, pero los que he visto me han gustado:

- AMS (Alsa Modular Synth) es un sinte modular que soporta efectos y módulos LADSPA, con un impresionante sonido.

- ZynAddSubFx es un brillante sinte de excepcionales capacidades, multitímbrico.

- QSynth y QSampler son "módulos" (tipo SoundCanvas) que aceptan formatos sf2 y gig respectivamente. Multitímbricos.

- Hexter DSSI es una sensacional emulación del DX7, que incluso importa patches originales.

- XSynth (DSSI) y amSynth son 2 buenas emulaciones analógicas.

Y al igual que sucede con los efectos - para los nostálgicos -, las más recientes versiones de los secuenciadores de GNU/Linux también incorporan soporte para instrumentos VST.

Otro aspecto que me preocupaba era el de la latencia de la tarjeta: he de decir que a igual "buffer size", es mucho menor en Linux con mi Audiophile USB y el driver ALSA. Hasta me atrevería a decir - sin temor a equivocarme - que obtengo bastante mejor sonido del que conseguía.

Evidentemente, en GNU/Linux nos encontramos con un potente entorno de producción multimedia. Y como no podía ser de otra manera, de una inmensa libertad...

Salu2

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar