Las Noches

Largo viaje en el valle del Rio Rojo, ventanas negras y chicas colgadas de telas de araña.

Musas prematuramente ajadas enfilan el camino hacia el cuarto de baño, comparten muerte. Belleza extraña tantas veces olvidada, puntos de acceso a extraños pensamientos acelerados y artificiales. La Dama Blanca toma el control de la verdad y transforma el agua en vino, como por arte de magia, de magia falsa que se desvanece tan pronto la noria hace su primera parada.

Sin preguntas, una mirada cómplice basta, un leve gesto asiente y vuelta a empezar; el inexorable bucle de la noche azul que da paso a la infame mañana roja.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar