Otro día de dudas...

Bien... hoy es el día... la alimaña de mi jefe ha aparecido por mi oficina (normalmente estamos en ciudades distintas). Me tiembla la mano... qué hago, agarro un boli intentando no doblarlo... o agarro la lámpara de mesa y se la incrusto en el cerebro?...

Hondas dudas me asaltan... y yo con las ganas que tengo de mandarlo a la m..... y decirle que me voy, que me cambio de vida, que me voy a dedicar por entero a la música, que es lo mío, y como tal, me voy con la música a otra parte. Pero ay!, no puedo decirle eso.

Tendré que seguir soñando y trabajando por las noches en mi estudio, componiendo mis temas, girando mis botoncitos... haciendo como que lo otro no existe.

Viajerosonico

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar