de vuelta del monasterio

regresé. sucio, cansado y contento. 5 dias dan para pensar (mucho), escribir (poco), fotografiar (demasiado), fumar (lo que me regalaron) andar (bastante), dormir (diferente), cantar con los monjes (5 veces al dia, sublime) leer (algo de 'inteligencia emocional', bastante de 'hegemonia o supervivencia' y todo 'la noche del oráculo' de paul auster).

a parte de eso y gracias a dios (tal como dice la canción, pero nunca mejor dicho) aprete un poco un proyecto a 3 bandas en el que estoy perdido con un poeta y un dibujante. 3 canciones para 3 dibujos a partir de 3 poemas. y así pues, pasaron las musas, me pillaron trabajando y me regalaron un par de esbozos de cancioncitas, para qeu enloqueciera un poco con ellas y para que me muriera de sueño con ellas cada noche.

cuando tenga algo más definido y que me de menos verguenza presentar, colgaré algo. y un par de fotos si puedo que debe haber alguna que valga la pena.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar