Sintetizadores

DM48, una armónica cromática MIDI

Lekholm Instruments es una empresa con un único producto, la armónica MIDI DM48. Hechas a mano por encargo en Suecia por un pequeño y familiar grupo de personas, su aspecto y prestaciones nos han llamado la atención. El precio no es descabellado, unos 700 euros al cambio, para un producto que no es de masas y que posiblemente atrerá sólo a los armonicistas más experimentados, a pesar de que no cubra al completo el recorrido expresivo que una armónica cromática permite.

DM48
lekholminstruments.com

Hay poca oferta en este terreno. Conocemos algunos intentos fallidos o no rematados todavía (como www.xharp.com, que viene acumulando retrasos y no termina de cuajar) y hay varios casos de armónicas MIDI realizadas 'ad hoc' para algún instrumentista. Pero esta DM48 parece ser uno de los casos más maduros actualmente. Ofrece un puro controlador, sin sonidos internos.

Que no esté basada en la más habitual armónica diatónica, sino en la cromática, ya habla de una orientación hacia armonicistas con fundamento. Capaz de un amplio registro, y con presencia de un pulsador para estiramientos de tono (una pobre, pero aún así útil sustitución de los mecanismos de estiramiento de tono en la armónica acústica), esta DM48 permite acceder a la ampliada paleta de sonidos que ofrecen sintetizadores y librerías.

La técnica no es al 100% la de la armónica cromática tradicional. Especialmente no es posible realizar inflexiones mediante la orientación del flujo del aire, la disposición de la cavidad bucal, el uso de manos obstruyendo los canales de aire, etc. Pero pese a esas carencias, no ofrecerá dificultades a quien ya conozca el uso de armónicas cromáticas. Sin llegar al 100% de expresividad que admite el instrumento original, pero sí interpretando desde la técnica propia del armonicista, algo reducida en cuanto a los posibles ornamentos.

La carcasa principal está realizada mediante impresión 3D, con lo que su acabado, visto en proximidad, no es tan elegante como con plástico moldeado y en particular puede retener algo más la suciedad y hacer más compleja su limpieza. Pero la parte que entra en contacto con los labios está hecha al modo de las armónicas reales. No se trata de una reconstrucción en plástico con impresora 3D, sino que es una embocadura realizada en aluminio, indistinguible de la que presentaría una armónica ordinaria.

A través de una pequeña pantalla OLED es posible realizar diversos ajustes que afectan tanto a la respuesta al soplo (que puede ser definida/corregida mediante una curva ajustable), como a la distribución de notas sobre los agujeros, con lo que sería posible programa un recorrido de tipo armónica diatónica si lo deseáramos (o para el caso cualquier otro tipo de distribución/escala).

Ajuste de notas producidas
lekholminstruments.com

La palanca con la que cuenta para efectuar los estiramientos de tono tiene un recorrido más corto que la presente en armónica convencional, y no usa la redirección del aire en el interior, sino que sencillamente se lee electrónicamente su posición para generar mensajes MIDI de tipo 'pitch bend'. El sentido y profundidad de acción de este control (estiramientos hacia arriba o hacia abajo, y número de semitonos) puede especificarse desde el propio DM48.

Las notas se generan con una velocidad MIDI fija, aunque seleccionable por el usuario, pero la presión del flujo de aire se envía como información MIDI mediante mensajes 'controller change' (CC) de forma continua, con lo que los sonidos que se usen deberán ser preparados para reaccionar expresivamente a este tipo de control continuo, en lugar de depender de la velocidad de activación de la nota.

En cada uno de sus 12 agujeros un sensor de soplo dedicado, por supuesto capacitado para reconocer tanto el soplido como la aspiración produciendo notas diferentes en cada caso. Gracias a ello es posible interpretar con polifonía, soplando varios agujeros y usando la lengua para bloquear agujeros intermedios como acostumbra un armonicista para obtener determinados intervalos. Está previsto incluso el uso de un canal MIDI diferente para cada agujero, lo que, a costa de complicar un poco la preparación del sintetizador, permite que el control a través de mensajes MIDI CC es individual para cada nota.

Quienes prefieran usarla al modo de armónica diatónica, podrían ajustar adecuadamente las notas generadas desde sus agujeros, y anular los extremos tapando esos últimos huecos (hay también una ambocadora de terceras partes hecha con este fin).

Hay otros muchos detalles, como la posibilidad de usar un soplido/aspiración fuerte para causar estiramientos de tono (con un umbral y recorrido ajustables), o la posibilidad de evitar el disparo de notas dobles (el lanzar la misma nota desde dos agujeros, algo que puede suceder en la armónica pero que puede no ser bien interpretado por algunos sintetizadores).

El manual disponible en la web de Lekholm Instruments amplía los detalles. También encontraréis un buen número de demostraciones vídeo.

Más información | Lekholm Instruments

DM48 en uso
lekholminstruments.com
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar