Entrospec Iungo, un mini secuenciador MIDI con control CV

Iungo es el primer producto que ofrece Entrospec (con un precio que ronda las 150 libras). Aunque tiene entradas CV/Gate y salida MIDI, no puede hablarse de un conversor CV a MIDI. Al menos no la idea tradicional de reflejar vía MIDI los voltajes generados en un analógico o modular, típicamente para poder tener un refuerzo o segunda capa con un sonido desde un sinte MIDI que clone los dibujos que esté haciendo ese sistema analógico / modular.

No es esto lo que hace Iungo. Es más preciso hablar de un mini secuenciador MIDI gobernado por señales analógicas tipo Gate / CV. Porque Iungo utiliza Gate y CV para controlar la reproducción vía MIDI de unas pequeñas secuencias de hasta 16 notas que puede conservar internamente.

Iungo permite registrar en sus 5 bancos otros tantos conjuntos de hasta 16 notas MIDI (por eso la aparición de un MIDI In, para introducir esas secuencias, paso a paso). De cada nota se guarda información sobre la nota y sobre su canal, pero no la duración ni la velocidad.

El voltaje CV se usará para determinar cuál de los 5 bancos estará activo en cada momento. Cada voltio, en un rango total de 0 a 5, reclama un nuevo banco: 0-1V banco 1, 1-2V banco 2, etc. La señal Gate será la que vaya lanzando, una tras otra, las hasta 16 notas, cada una con la duración que determine la propia señal Gate (un flanco da lugar a la activación de la nota, el otro la silencia). En un uso un tanto atípico, podemos jugar con el nivel de la señal Gate para establecer la velocidad con la que sonarán las notas, siendo 2.5V el voltaje para generar notas con velocidad 1, y 5V el necesario para velocidad 127.

Sobre esa idea básica hay algunos detalles adicionales. Cada banco puede contener un mensaje de cambio de programa MIDI. Hay posibilidad de introducir silencios dentro de cada secuencia. Existe un modo de reproducción 'chord' que da lugar a que en lugar de en modo 'secuencia' (con las notas saliendo sucesivamente) todas las notas introducidas en un banco se reproduzcan a la vez. Sin olvidar también el que las notas se registran con su número de canal (por lo que una secuencia o un chord pueden atacar a diferentes canales MIDI). Es posible reclamar la ejecución simultánea de los 5 bancos, y como cada banco puede tener una longitud de secuencia diferente, el resultado puede ser una evolución compleja cuyo ciclo combinado sea mucho más extenso que cada secuencia individual. Es factible usar la entrada MIDI para transponer las secuencias generadas.

El contenido de los cinco bancos/secuencias se borra al apagar la unidad. Como memoria permanente cuenta con 5 así denominados 'patches' cada uno de los cuales permite retener en esencia una configuración completa (con las cinco secuencias, etc.).

La idea final es simple y atípica, pero por ello mismo llamativa. No deja de ser curioso poner al servicio de MIDI el control Gate / CV en la forma en la que Iungo lo hace. No pretende trasladar las microirregularidades del control analógico hacia MIDI, sino disponer de un acompañamiento MIDI disparado desde el entorno modular.

La lista de preguntas no resueltas ni siquiera en el manual podría ser amplia, aunque las respuestas también cabe suponerlas: lo que no esté explícitamente expresado en el manual podrán ser nuestros deseos y quizá entren en una lista de futuras mejoras, pero no están en la realidad de lo que ofrece a día de hoy. Por ejemplo:

  • Hay quien preferiría el control de la velocidad por medio de una entrada CV dedicada (pero eso es algo que cualquier adicto a modulares puede resolver con facilidad, haciendo un 'gating' del voltaje de control)
  • No entiendo el que la información de velocidad de las notas ingresadas vía MIDI no se registre y use. Sería fácil usar el nivel de la señal Gate para desplazar o escalar la velocidad de las notas presentes en el patrón grabado, en lugar de simplemente reemplazar esa riqueza de velocidades expresadas en las notas introducidas.
  • No costaría mucho esfuerzo (usando sysex o incluso NRPNs) permitir funciones de volcado de los 5 bancos (el 'estado interno' de Iungo) para así poder salvar/recuperar las secuencias, ya sea al incio de un tema/actuación o incluso a mitad del mismo.

Y así podríamos seguir.

Podemos ponerle muchas críticas, podemos pedirle que añadan más funciones, podemos liarnos con formas mucho más complicadas de llegar al mismo resultado. Pero al final Iungo hace lo que hace, que no deja de ser curioso como forma de añadir un acompañamiento MIDI en buena medida preconfigurado (secuencias preregistradas por el usuario) pero disparado y alterado en vivo desde un entorno modular, garantizando así un buen empaste con las elucubraciones y locuras que estemos realizando desde los potenciómetros.

Los 2 cables para contar con MIDI In y Out estándar en conector DIN 5 puntas a partir de los jacks disponibles en el módulo vienen incluidos.

Más información | Web Entrospec

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
3
Comentarios

Regístrate o para poder comentar