Grabación

ESI MoCo, un control de monitores pasivo con diversidad de conexiones

Su función, como la de cualquier controlador de monitores es sencilla: regular el nivel de señal que alcanzará a los monitores desde un control de amplias dimensiones y que podamos ubicar bien a mano para poder jugar con el nivel de escucha durante cualquier sesión de trabajo en el estudio. Pese a lo simple de tal objetivo, de la importancia de este tipo de accesorios habla su omnipresencia en los estudios más activos, ya sean grandes o 'home'.

Siendo este MoCo completamente pasivo no cabe esperar que edulcore la señal audio en forma relevante. Y si asociamos lo pasivo a lo calmado y neutro, contrapuesto a lo hiriente, no hay duda de que el precio de este MoCo también lo es: 90€. Más alto que algunos de los que presenta la competencia, pero no faltan algunas posibilidades que en otros no están.

MoCo
esi-audio.com

Bien nutrido, dentro de la simplicidad de estos equipos, el apartado de conexiones, destacando alguna decisión que chocaría quizá en un gran estudio, pero que se lleva bien con los tiempos actuales (móviles, MP3...) y con la abundancia de estudios de tipo 'home' y personales.

Cuenta con dos juegos de entrada estéreo, sobre diferentes tipos de conector. El par de entradas en jack de cuarto de pulgada usa conectores de tipo TRS (tip/ring/sleeve) para admitir señal balanceada. El otro juego, no balanceado, dispone de RCA y entrada estéreo mini jack de octavo de pulgada. Una idea que apunta a la posibilidad de usar la conmutación entre ambas para alimentar a los monitores una señal audio hifi o mp3 en los momentos en que queramos simplemente dedicarnos a escuchar música.

Dos también los pares de salida. Balanceada sobre una pareja de XLR la primera, siendo la segunda doble: pareja TRS cuarto de pulgada ya sea para señal balanceada o sin balancear, más conector minijack estéreo no balanceado.

Conexiones de MoCo
esi-audio.com

Como cabe esperar por el precio y el carácter pasivo, no realiza balanceo, de forma que sólo expone en la salida señal balanceada si ya lo era la entrada.

Además del gran control rotatorio para el volumen, hay varios conmutadores para elegir la entrada que deseamos activar (sólo una), para activar el paso de señal hacia cada una de las salidas (pudiendo estarlo ambas), y también para forzar escucha en mono o intercambiar los canales L/R, así como un 'mute' que nos garantice el corte de señal.

Aunque hay controladores de monitores pasivos de aún menor precio, los 90€ de este MoCo combinados con estas especificaciones, pueden hacer a más de uno sucumbir a la tentación de contar con un accesorio de este tipo. En particular la opción de no sólo conmutar entre las dos salidas sino también de alimentarlas simultáneamente (quizá hacia dos salas o hacia dos juegos de altavoces), y la posibilidad de contar con la segunda entrada en formatos 'hifi' para los momentos dedicados a la pura escucha personal, pueden compensar el mayor desembolso frente a sistemas parecidos de Fostex, Behringer, Mackie y tantas otras marcas.

Más información | ESI-Audio

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
3
Comentarios

Regístrate o para poder comentar