Magacín

Grooveshark se cae con todo el equipo

El servicio de música online Grooveshark cierra finalmente sus puertas, y lo hace de forma estrepitosa, clausurando su web sin previo aviso y traspasando su propiedad —y la de sus apps móviles e incluso patentes— a las discográficas que le han perseguido durante varios años. No se esperaba nada bueno para Grooveshark tras la sentencia que conocimos en septiembre de 2014, pero este desenlace sin duda llama la atención por su contundencia.

Grooveshark intentó tomar ciertos atajos para hacerse con un lugar en el panorama de la música digital —Sina Simantob, su presidente, no era ningún angelito—, pero su presencia perdió sentido en un contexto cada vez más competitivo, con alternativas legales y asequibles como Spotify. Este final abrupto, con un completo allanamiento a las pretensiones de las majors, se explica por las sanciones millonarias que esperaban a la vuelta de la esquina y que al parecer han evitado en el último momento.

Por su importancia, pero también por las claves ocultas —y no tan ocultas— que contiene, hemos traducido íntegramente el comunicado oficial presente desde hace unas horas en la web de Grooveshark:

Grooveshark

Comunicado de cierre de Grooveshark

Queridos fans de la música,

Hoy cerramos Grooveshark.

Empezamos hace unos diez años con el objetivo de ayudar a los fans a compartir y descubrir música. Pero a pesar de las mejores intenciones, cometimos errores muy serios. Fracasamos al obtener las licencias de los titulares de derechos para la enorme cantidad de música que había en el servicio.

Eso estuvo mal. Pedimos disculpas. Sin reservas.

Como parte de un acuerdo de resolución con las grandes compañías discográficas, hemos acordado cesar operaciones inmediatamente, eliminar todas sus obras con copyright y entregarles la propiedad de este sitio web, nuestras apps móviles y la propiedad intelectual, incluyendo nuestras patentes y copyrights.

En el momento de nuestro lanzamiento, había pocos servicios de música que ofreciesen la experiencia que queríamos ofrecer —y creemos que merecéis—. Por suerte, ya no es el caso. Hay cientos de servicios asequibles y amigables con los fans entre los que escoger, incluyendo Spotify, Deezer, Google Play, Beats Music, Rhapsody y Rdio, entre muchos otros.

Si amas la música y respetas a los artistas, compositores y cualquiera que haga posible la música, utiliza un servicio licenciado que compense a los artistas y otros titulares de derechos. Puedes encontrar más información sobre muchos y estupendos servicios disponibles donde vives aquí: http://whymusicmatters.com/find-music

Ha sido un privilegio conocer a tantos de vosotros y disfrutar de la música juntos. Gracias por haber sido fans tan apasionados.

Tuyos en la música,
Tus amigos de Grooveshark
30 de abril de 2015

Enlace de interés | Grooveshark

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios

Regístrate o para poder comentar