Grabación

Instamic, una grabadora de menos de dos pulgadas

Hace solo pocos días hablábamos de Here, un sistema de escucha controlada creado mediante una app para teléfonos y un par de diminutos dispositivos similares a unos auriculares. Al respecto comentábamos sobre la idea de la nano-tecnología y cómo esta afecta no solo los productos al hacerlos más pequeños sino nuestra experiencia de escucha como tal, en tanto hace de las herramientas algo portátil que fácilmente podemos llevar con nosotros en el bolsillo, en la mano, etc.

Fiel a esta miniaturización tecnológica encontramos otro proyecto que ha encontrado su nicho en el crowdfunding, en la página Indiegogo, donde la campaña ya ha superado su cometido. Se trata de Instamic, una grabadora/micrófono que no alcanza las dos pulgadas de extensión y se presenta como una opción completa de grabación, inalámbrica, intuitiva y con posibilidad de conectarse por Bluetooth a un smartphone (aunque con capacidad de grabación sin la aplicación). Sus creadores la presentan como el dispositivo sonoro equivalente a lo que representaron las cámaras GoPro para la grabación de vídeo.

El pequeño micrófono es omnidireccional, posee un rango de frecuencia de 50 a 18,000 hz y puede grabar mono y dual-mono (estéreo en la versión Pro). El sistema cuenta con una batería recargable por USB con duración de alrededor 4 horas (el mismo tiempo que es capaz de registrar audio sin compresión, hasta 4 horas en 48kHz/24Bit). Su diseño está optimizado para resistir a determinadas situaciones, como en su versión Pro, la cual es resistente en el agua.

La mini-grabadora cuenta con varios tipos de montura para diferentes situaciones, incluyendo velcro, imán y cinta, lo cual la hace más versátil para determinadas necesidades. Su sistema de grabación se reduce a un botón para todas las funciones (encender, apagar, grabar, detener) dado que las opciones de control dedicadas se trasladan al teléfono.

El cambio es de por sí interesante, si lo comparamos con grabadoras de su tamaño populares como la Zoom h1, vemos que el aparato busca reducirse transfiriendo la pantalla, la interfaz gráfica y todo lo que eso conlleva dentro de la máquina, a una app en un smartphone que ya dispone de los elementos para crear todo ello. Así la grabadora de entrada necesita menos espacio. Se eliminan también las baterías reemplazables, y además se reducen los micrófonos, resultando en la posibilidad de tener en miniatura algo que ni existía hace unos años.

Quizás por ahora no vaya a reemplazar un equipo más aparatoso, costoso y de más opciones de grabación, pero si puede que sea una opción práctica para llevar una la posibilidad de grabación en el bolsillo. Si hay algún dispositivo que es interesante llevar con nosotros, es una grabadora, para registrar ideas, para captar sonidos del entorno, para guardar conversaciones, o algo también importante como es la mejora del audio en los vídeos y una mayor flexibilidad a la hora de capturar el sonido de un vídeo, por ejemplo. Y si bien ya existen varios micrófonos para dispositivos móviles y opciones de grabación, la ventaja de Instamic es su independencia y tamaño, que además le permiten no necesitar ni app ni teléfono ni cables.

Instamic puede adquirirse en la campaña de Indiegogo, a la cual le restan 26 días (solo llevan 5) y ya han recaudado casi $100.000, el doble de lo que necesitaban para producir Instamic. La versión Go (básica) se ofrece por $99, la Pro (estéreo, resistente al agua) por $129.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar