Magacín

El "instrumento digital electrónico", equiparado a los tradicionales en Berklee

Antes o después tenía que pasar. Más allá de una asignatura optativa o una línea de especialización en diversos conservatorios y escuelas de música, faltaba el reconocimiento de esa nueva y un tanto borrosa (por lo diversa) categoría del 'instrumento digital electrónico' como un elemento tan válido como cualquier otro para desarrollar una carrera musical ambiciosa. La lista de los instrumentos 'de cabecera' con los que pueden realizarse las pruebas de acceso y desarrollar los cursos en Berklee incluye ahora la nueva categoría 'EDI' (Electronic Digital Instrument) junto a bajo, metales, guitarra, percusión, piano, cuerdas, voz y viento madera.

Berklee ofrece un programa en Electronic Digital Instrument
Programa de estudios en torno al EDI (electronic digital instrument)
berklee.edu

Berklee incluye para los cursos a partir de otoño 2019 la posibilidad de elegir el 'EDI' como instrumento principal. Un movimiento que posiblemente veremos replicado en otras muchas ofertas educativas, ante la más que asentada presencia de los 'EDI' en tantísimas formas del hecho musical en este siglo XXI. Definido por Berklee de una forma muy amplia como "un conjunto formado por un dispositivo de cómputo, software configurado por el usuario y controladores para la ejecución. Un EDI reúne esos tres elementos, actuando conjuntamente como un único instrumento con el que desarrollar la expresión musical".

Es muy relevante la amplitud de miras de la definición, voluntariamente abierta y muy 'de familia instrumental' más que de instrumento concreto, con la que se establece qué es un EDI. Una definición que permitirá a muchos optar a los estudios musicales sin necesidad de contar con experiencia o técnica demostrable sobre instrumentos tradicionales. De hecho, los primeros escarceos de los instrumentos electrónicos vieron la luz con propuestas que nada tenían que ver con los más clásicos y sólo más tarde el sintetizador con teclado se convirtió en lo habitual. Pero las formas musicales que usan la electrónica son mucho más variadas. A esa amplitud y a la peculiaridad de lo electrónico en música es a lo que apunta la nueva vía de acceso y desarrollo de carrera que ofrece Berklee.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios

Regístrate o para poder comentar