Magacín

Investigadores crean un metamaterial acústico que cancela más del 90% de sonido entrante

Metamaterial acústico
Silenciador impreso en 3D. Cortesía Boston University

La acústica es un mundo vasto y fascinante, tanto que sus exploraciones más esotéricas llegan a profundidades inimaginables, desde hacer levitar sustancias hasta transformar cuerpos o incluso exploraciones fuera del ámbito del sonido y/o lo audible. En el caso de hoy la noticia es más tradicional aunque no menos sorprendente: el desarrollo de un nuevo objeto/material que presume de cancelar nada menos que el 94% del contenido sónico que recibe.

El desarrollo es fruto de una investigación de un profesor y una estudiante de ingeniería mecánica de la Universidad de Boston, en Estados Unidos, quienes han publicado recientemente un artículo investigativo en la revista Physical Review B, donde demuestran que es posible silenciar la mayoría de sonidos que ingresan a un objeto particularmente creado para estos fines.

Según cuentan, el metamaterial que han desarrollado se basa en plástico y con un prototipo impreso en 3D, aunque sus bondades emergen a partir de las proporciones y dimensiones del objeto, en este caso circular y con una estructura matemáticamente meticulosa en su diseño, que consideran fundamental para servir de absorbente y repelente de audio.

El silenciador lo han ubicado en un sistema experimental basado en un altavoz sellado con un tubo de PVC en un extremo y en el otro el dispositivo "silenciador", hallando que era cancelada la mayoría del sonido entrante, lo cual es sin duda meritorio.

Por el momento las aplicaciones son pura especulación, como con otros avances de este tipo, aunque desde ya se habla de posibles usos en acústica arqutectónica para aislar espacios entre sí, contener más el sonido de un recinto de concierto o reducir el ruido que emite un avión al paisaje sonoro general.

Habrá que ver hasta donde llegan nuestro interés de controlar el a menudo rebelde sonido de los lugares y las cosas. En un mundo donde el ruido acrecenta y su polución es un asunto a tratar, sin duda es vital que haya equipos investigando en aras de construir un entorno acústicamente más sano.

Vía Eureka Alert

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
11
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar