Sintetizadores

MF Chorus y MF Flange, dos nuevos Moog MiniFoogers

Moog hace tiempo ofrece delays en pedal basados en BBD, ese curioso elemento (que ya os presentamos en detalle) que da lugar a que haya internamente un muestreo analógico, sin codificación digital porterior. Los BBDs corresponden a toda una época en la creación de efectos como delays, chorus o flangers, y su sonido, aunque técnicamente inferior a soluciones posteriores, es de los que han marcado época, y así podemos ver a día de hoy numerosas recreaciones en digital puro de ese tipo de sonoridad. Por ejemplo, uno de los 4 delays en el Pro-2 de DSI es una simulación BBD.

En la serie MoogerFooger se cuenta con un delay BBD que recupera el uso de ese tipo de circuitos y que puede recrear ecos cortos y largos (incluso por encima del segundo en algunas de las versiones), pero también chorus o flange gracias a contar con un LFO. Además también admite control MIDI.

Dentro de la serie más modesta y asequible de los MiniFoogers, existe también un pedal de delay, pero carente de esa versatilidad y centrado en los estrictos delays realimentados sin modulación (fuera de lugar también el control MIDI). Parecía lógico extender esta serie con un pedal para efectos de retardo realimentado y variable, como lo son chorus y flanger. Y la respuesta llega en forma de MF Flange y MF Chorus, con un precio que se sitúa en el entorno de los 200 USD.

Como sus hermanos, chasis de aluminio y alimentación clásica para pedales (9V DC). En ambos casos el LFO usa una modificación de onda triangular que la curva un poco para tener un resultado más semejante a la senoide. La entrada es mono y la salida una forma de estéreo un tanto peculiar: original+efecto en un canal, y original-efecto en el otro, lo que daría lugar a la desaparición del efecto en reproducción mono.

Por lo demás, el tiempo de retardo en el flanger es, como cabe esperar de un rango más tendente a lo corto en el flanger (0,5 a 16 milisegundos) que en el chorus (3 a 60 milisegundos). En ambos casos el uso de la modulación lleva esos valores un poco más allá por ambos extremos.
La velocidad del LFO puede subir hasta un poco más allá de los 10Hz y bajar hasta ciclos de 20 segundos para el chorus y de 40 segundos para el flanger.

La entrada de pedal de expresión permite controlar mediante una tensión de 0 a 5 V DC la velocidad del chorus y el tiempo de retardo (y con ello el 'color' o 'nota') del flanger.

Más información | Web Moog

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar