Sonido en vivo

Roland HS-5, un todo en uno para la mezcla, grabación y monitorización personal de bandas

HS-5 Session Mixer es un mezclador e interfaz de grabación para bandas con aspecto de "OVNI". Hasta 5 músicos pueden conectarse a él y tocar juntos, monitorizar con cascos y personalizar la mezcla que están escuchando —cada uno de ellos individualmente—. Además, incluye modelado de amplis y efectos, y permite grabar la mezcla a una unidad de disco USB o a un DAW, incluso en multipista.

Se trata de una alternativa más económica y popular a los sistemas de monitorización personal profesionales, que puede ser montada y utilizada por los propios músicos. Entra a competir en un segmento donde ya encontrábamos propuestas como JamHub.

Puede situarse en cualquier superficie plana, o montarse con un stand opcional. Los controles están dispuestos de forma circular, para un acceso más sencillo, y cada canal ofrece conexiones de auriculares de 1/4 y 1/8".

En el panel trasero tenemos las conexiones; los canales A a D incluyen entradas para micro XLR, guitarra o dispositivos de nivel de línea. El canal E lleva entradas TRS de 1/4 y 1/8" para un músico adicional o un reproductor de música. Incluso se puede conectar una segunda unidad HS-5 a este canal E para aumentar a 8 los canales disponibles para músicos, en el caso de mezclas más complejas.

Los músicos pueden ajustar su mezcla de monitor con los botones Mix, situados en el centro del HS-5. Cuando se ha decidido una mezcla, cada intérprete puede ajustar el volumen de su propio micrófono o instrumento con el botón My Mix, o añadir ambiente con el potenciómetro de reverb. Los parámetros elegidos se muestran con círculos LED que rodean a los potenciómetros, así que es fácil comprobar el estado de cada parámetro mientras tocas.

La unidad incluye efectos de guitarra y bajo con la conocida tecnología COSM de Roland, con múltiples simulaciones de ampli, en diversos estilos —desde el jazz al heavy rock—. Los vocalistas disponen de compresor, EQ y delay en cada entrada de micro, todo ello manejable con sencillos controles.

Se puede conectar una unidad USB para grabar la mezcla global estéreo —que también puede reproducirse al momento desde el propio HS-5, una vez grabada, para que los músicos puedan evaluarla—. Y —muy interesante— se puede conectar un ordenador vía USB para grabar a cada músico por separado en un software DAW.

Por último, el HS-5 incluye un metrónomo para que toda la banda vaya al tempo; se ajusta con un botón Click/Tap. También tenemos una función snapshot, que guarda todos los parámetros a disco USB —generales e individuales para cada músico—, lo que permite a la banda seguir tocando tal y como lo dejaron en la última sesión.

Más información | Roland HS-5

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios

Regístrate o para poder comentar