Sonido en vivo

Roland M-5000, primera consola basada en la nueva plataforma OHRCA

Roland M 5000

OHRCA (Open High Resolution Configurable Architecture, o "Arquitectura Configurable Abierta de Alta Resolución") es una plataforma que, en palabras de Roland, "facilita la adaptación a las necesidades de proyectos y usuarios, permitiendo el uso de canales de audio configurables libremente, una interfaz de usuario muy flexible —extensible a varios protocolos— y múltiples opciones de entradas y salidas, todas ellas a 96KHz". La nueva mesa de mezclas Roland M-5000, presentada hoy mismo vía streaming, es el primer producto basado en OHRCA.

La arquitectura interna de la M-5000 no es fija; el usuario puede decidir la configuración de entradas y buses más apropiada para cada situación. Los canales de audio se pueden asignar con libertad para diferentes usos: canales de entrada, auxiliares, matrices, subgrupos, mix-minus, master y otras configuraciones complementarias de entradas/salidas (comunicaciones, talkback, osciladores, solo, etc.), hasta un total de 128 canales. Por ejemplo, puede utilizarse en la posición de monitores, donde se requiere un alto número de auxiliares, o también en tareas FOH, dando prioridad a los sub-grupos y matrices.

La M-5000 lleva dos puertos REAC, pero además, tiene dos slots de expansión que permiten integrar tarjetas con más puertos REAC u otros protocolos de audio como Dante, MADI o Waves Soundgrid, dejando abierta la posibilidad de expansión a futuros protocolos. El panel trasero ofrece 16 entradas y 16 salidas analógicas, 4 entradas y 4 salidas AES/EBU, una interfaz de audio USB de 16 entradas y 16 salidas y puertos de conexión para control remoto desde iPad mediante cable o inalámbrico, así como desde Windows/Mac. También ofrece otros puertos de control como GP I/O, RS-232 y MIDI. Todas estas posibilidades permiten que la M-5000 pueda acceder a 300 entradas físicas y 296 salidas, todas ellas a 96KHz —y algunas más a 48KHz—.

Monta una pantalla táctil de 12 pulgadas, 28 faders en 4 grupos, potenciómetros y botones multifunción, además de una sección definible por el usuario. Los canales de mezcla y la sección configurable por el usuario incluyen un display LED orgánico a color que permite su lectura "en cualquier ambiente incluso en los muy luminosos", explica Roland. La sección de usuario, con 4 potenciómetros y 8 botones, multiplicados por 3 bancos, permite el acceso rápido a las funciones más importantes.

La M-5000 incluye un software de control remoto (Mac/Windows) que amplía la propia interfaz de la mesa y permite un manejo más completo, abriendo cualquier ventana de manera independiente, para organizar las pantallas más importantes en cada momento —conectándose a monitores externos—.

Roland presume de una calidad de audio excepcional en esta mesa, gracias a los 96Khz de conversión y proceso, y a los preamplificadores incorporados, junto con las múltiples posibilidades de expansión a través de mangueras REAC.

Cada canal de mezcla puede tener 3 entradas físicas asignadas: principal, backup (para intercambio instantáneo con la principal) y otra para reproducción/grabación. Cada canal también incluye EQ paramétrica de 4 bandas, dos procesadores de dinámica —que pueden ser configurados PRE o POST EQ—, delay y más. Hay 8 procesadores estéreo con una gran variedad de efectos para elegir, incluyendo unidades clásicas de Roland como RE-201 Space Echo. También dispone de EQ dinámica y compresores multibanda. Ademá, incluye 32 ecualizadores gráficos de 31 bandas —convertibles en 8 bandas paramétricas— que pueden ser usados simultáneamente y no consumen los recursos destinados a los procesadores de efectos. El bus Master soporta múltiples configuraciones para 5.1, LCR, LR con un completo control sobre el paneo.

Como era de esperar, la M-5000 puede integrarse con cualquier sistema Roland. Según explica la marca nipona, "toda la gama de periféricos de audio ya soportaba la operación a 24-bit/96Khz, así que simplemente reemplazando una Roland M-480 o M-400 por una M-5000 brindará a todo el sistema el doble de frecuencia de muestreo".

Por otra parte, y además de las múltiples opciones en Digital Snake, se puede integrar el sistema de monitoreo M-48. Uno puede ser para el operador de monitores, permitiéndole el control de todo el sistema, remoteando cualquier otro M-48 y pudiendo editar su mezcla instantáneamente, mientas que escucha exactamente lo mismo que el músico.

Otra integración llamativa con el resto de la familia Roland se produce con el R-1000, el ya conocido grabador/reproductor de 48 canales, que permite grabar cada canal del sistema a disco duro —esto permite hacer "pruebas virtuales" en las que el ingeniero no requiere de los músicos en el escenario para acabar de perfilar su mezcla para FOH—. Desde la propia M-5000 es posible hacer todos los ruteos necesarios en el R-1000, así como armar pistas o crear canciones.

La disponibilidad de la Roland M-5000 está por anunciar; lo que sí sabemos por ahora es que las tarjetas opcionales para Soundgrid y Dante llegarán durante el verano de 2015.

Más información | OHRCA

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar