Sintetizadores

Roland MC-707 y MC-101, la renovación de las grooveboxes

Nada más cerrar la redacción de la noticia con las muchas novedades en sintetizadores Roland, volvemos a las teclas para contaros lo que algunos pedíais. ¿Nueva groovebox? No una, sino dos: MC-707 y MC-101, las últimas en unirse a una larga serie de máquinas iniciada con la MC-303 allá por 1986 —el término "groovebox" es un invento de Roland, aunque hoy por hoy lo utilizamos para casi cualquier dispositivo secuenciador para música electronica basado en ritmos—.

Ambas, en dimensiones y alcance muy diferentes, plantean una renovación del concepto de lo que debe ofrecer un groovebox para seguir resultando atractivo y buen competidor en un entorno, el de las músicas electrónicas y los patrones/frases/muestras/clips, en el que las capacidades de los sistemas basados en ordenador obligan a ofrecer funciones muy densas. Es lo que hacen estas dos nuevas propuestas de Roland que por sus especificaciones parecen autosuficientes para dar muy buena batalla aunque también pueden integrarse con facilidad en entornos con más sistemas tanto hardware como software.

Están por supuesto los flujos de trabajo más clásicos, con presencia de secuenciamiento de patrones o grabación/edición de ritmos tipo TR-Rec, pero igualmente aparecen ideas tomadas de entornos tipo Live, como pueden ser las matrices de clips, o las 'expansiones' con nuevos sonidos, loops, frases y riffs.

Roland MC-707 y MC-101
MC-707 y MC-101
roland.com

MC-707 Groovebox

La hermana mayor entre las dos ofrece 8 pistas para audio (looper) o MIDI (tone y drum kit), posibilidad de muestreo desde el propio equipo, diversos sintetizadores y efectos. Contiene ya cargados un amplio juego de patrones, frases y ritmos tanto MIDI como audio. Su amplio panel y la pantalla que integra ofrecen un alto grado de control e intervención directos para crear o transformar en vivo los contenidos preelaborados.

Está abierta a cargar nuevos contenidos propios o adquiridos en cualquier momento, permite crear y combinar clips, añadir información de automatización registrando control y no sólo notas, realizar muestreo y 'resampling' de lo que la propia máquina genera. Las técnicas de síntesis incluyen tanto sonidos basados en muestras como recreación de analógicos, y derivan directamente de los sintetizadores Roland más recientes. Están disponibles los sonidos de las máquinas Roland TR-808 y 909, o las recreaciones digitales de los sintetizadores Bassline TB-303, Juno-106 o SH-101 por citar algunos, pero las posibilidades de síntesis digital basada en muestras amplían el catálogo de sonidos más allá de los límites de aquellos primeros analógicos con sonidos multiparte que han estado presentes desde el D-50 en toda la gama de sintes PCM de Roland. Usa el sistema ZEN-core de síntesis que forma parte de los últimos sintetizadores recien presentados (Fantom 6, 7, 8 o Jupiter-X y Xm).

Si quieres conocer más detalles sobre qué es y qué ofrece Zen-Core, lee nuestro reportaje al respecto.

Las posibilidades de gestión y uso de muestras, con varios tipos de procesamiento, la hacen muy poder combinar elementos acústicos o grabados con las capacidades de síntesis. Los efectos tienen toda la variedad y potencia que estamos acostumbrados a encontrar en sintetizadores y workstations de la marca.

La integración con ordenador y DAW permite enviar/recibir las pistas audio por USB permitiendo que se samplee cualquier sonido generado en el ordenador o DAW o a la inversa enviar el sonido de MC-707 para registrarlo en DAW.

Habrá que estar muy atentos a sus posibilidades que parecen integrar en un solo equipo lo que otras marcas distribuyen en varios.

Roland MC-707
MC-707
roland.com

Más información | roland.com

MC-101-Groovebox

Mucho más pequeña en tamaño, no es sin embargo lo que se recorta lo más llamativo sino todo lo que conserva. En esencia se trata d euna versión de 4 pistas de la MC-707 puesto que retiene todos los sonidos, secuenciamiento y efectos de su hermana mayor, y por supuesto reduce la generosidad del panel para ganar en portabilidad y hacerse más asequible. Aunque renuncia a las entradas audio (y por tanto al la grabación desde el propio equipo) mantiene la posibilidad de resampling y tiene la misma cantidad de memoria. También es igual el número de sonidos, efectos, etc.

Roland MC-101
MC-101
roland.com

Más información | roland.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
13
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar