Informática musical

Roland TR-707 y 727 en plugin: las TR digitales llegan a tu DAW

Roland TR-707
La Roland TR-707 original junto a su versión software

Un poco de historia

Roland sigue apostando principalmente por el software en su trabajo de recuperación y actualización de los grandes clásicos. Lo hemos visto recientemente con el JD-800, y en cuanto a cajas de ritmo, también van cayendo una tras otra: las míticas TR-808, 909 y 606 Drumatix, y ahora, las primas digitales de la 909, que aparecieron a mediados de los 80 como la evolución digital lógica de la familia TR. Hablamos de la TR-707 y 727, con sus características líneas naranja y azul, respectivamente.

Cuando la mítica serie TR llegó al mercado, las cosas eran muy distintas a como son ahora. Se puede decir que era todo al revés: lo analógico era más barato, porque los chips y convertidores digitales eran una tecnología incipiente y cara, así que los primeros pasos de Roland a principios de los 80 fueron totalmente analógicos: la TR-808 y TR-606. En 1983 aparecería la 909, ya un híbrido analógico/digital, y dos años más tarde, la marca nipona completaría el viaje tecnológico con la 707 y 727, enteramente basadas en muestras.

La reconstrucción software

Roland TR-727

Las malas lenguas las han denominado a veces como "909 para pobres", especialmente tras el resurgimiento de todo lo analógico (aunque su valoración va en aumento). Pero estas dos máquinas tuvieron mucha importancia en el house primigenio, especialmente en el acid house, y la 727 también en estilos electrónicos latinos y árabes, gracias a su set de sonidos especializado. Cuentan con su propio carácter sonoro, una experiencia de secuenciación distinta, y una buena legión de entusiastas. Sin duda merecían un sitio en los DAW modernos.

La propia Roland nos cuenta con detalle sus características y el fascinante proceso de recreación en software:

La TR-707, con su diseño naranja, tenía las funciones de secuenciación de patrones más avanzadas e incluía 15 potentes sonidos de batería que cubrían todo lo básico, desde el bombo y la caja hasta los toms y los platos. Su hermana, la TR-727 azul, era un coloso de la percusión, con 15 sonidos inspirados en la música latina que revolucionaban cualquier ritmo. Por separado, las dos unidades eran geniales, pero juntas se volvían imparables.

Desarrolladas a mediados de los 80, la TR-707 y TR-727 tenían un generador de reproducción de muestras de 25 kHz y ocho bits (o seis para algunos sonidos) que hoy en día se consideraría primitivo. Estas frecuencias de bits bajas provocaban ruido de cuantización durante la caída del sonido, así que se usaron formas de onda PCM sin caída, que se introduciría más tarde en el circuito analógico. Además, las desviaciones ocurridas en el reloj y el circuito analógico después del conversor D/A provocaban alteraciones en las características del tono y la caída. Y aunque la TR-707 y la TR-727 no permitían editar sonidos, la combinación de estos factores llevó en última instancia a despertar un gran interés por su singular y gratificante pegada lo-fi.

Aún con todo ese peso digital, Roland aclara que una simple recolección de muestras no habría sido suficiente para imitar el carácter de estas máquinas. Para replicarlas con fidelidad, han tomado los datos de ondas PCM originales, y luego han usado el modelado ACB (Analog Circuit Behavior) para recrear íntegramente la etapa de salida PCM, “incluyendo minuciosamente todas sus anomalías y elementos inestables”. También se ha modelado la envolvente analógica y las etapas de amplificador que venían después del conversor D/A, integrando así afinación, caída, ajuste de reloj PCM y otros parámetros que podemos usar en el nuevo plug-in, pero no en las unidades originales.

Las mejoras: ¡esto no estaba aquí!

Secuenciador de la Roland TR-707 software
Secuenciador de la Roland TR-707 software

Como era de esperar, se incluyen todos los sonidos y patrones originales, pero también patrones de estilos actuales y nuevas opciones de modelado de sonido. De hecho, se ha dado entrada a funcionalidades que sólo pueden disfrutarse en un entorno software moderno, como arrastrar y soltar audio/MIDI en tu DAW o salidas virtuales múltiples. Otras mejoras respecto a los modelos originales son la posibilidad de ajustar el ataque del bombo y el parámetro Snappy de la caja, la posibilidad de saturar el circuito interno, retocar el comportamiento de cada forma de onda PCM y ajustar el reloj PCM desde 6,25 kHz hasta 100 kHz.

Comentario aparte merece el secuenciador, mucho más avanzado ahora: tenemos líneas individuales con silencio, solo y shuffle ajustable para cada instrumento. Incluye acento por paso, y cada paso puede disparar golpes fuertes o débiles, sonidos alternativos, tres tipos de subpaso y nueve tipos de flam.

Las interfaces de usuario se pueden adaptar al tamaño de cualquier pantalla, y puedes arrastrar y soltar patrones MIDI y de audio directamente en pistas o celdas.

Formatos y disponibilidad

Tanto la 707 como la 727 en plugin llegan en formato VST3, AAX y AU, y soportan el nuevo chip Apple M1. Ya están disponibles en Roland Cloud, y puedes probarlas gratuitamente dándote de alta en la prueba gratuita de 30 días de Roland Cloud Ultimate.

Más información | Roland TR-707 y 727 en plugin

Videos y demos de sonido

Galerías de imágenes

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar