Informática musical

El sueño de los plugins VST en hardware se acerca con ELK

Un 'sistema operativo musical' llamado ELK es el primer entorno orientado a hardware reconocido por Steinberg dentro del ecosistema VST. Facilita la portabilidad de los plugins hacia equipos hardware.

ELK, de Mind Music Labs, recibe el OK de Steinberg
ELK recibe el OK de Steinberg como entorno embebido para plugins VST
mindmusiclabs.com

La idea es facilitar al máximo el despliegue de los plugins en hardware dedicado. Sin necesidad de realizar enormes esfuerzos, muchos sistemas embebidos basados en chips Intel y ARM podrían usarse para ejecutar plugins, sin depender de la vía más tradicional de los ordenadores generalistas personales y portátiles. No se trata de que el usuario final disponga de una plataforma universal para ejecutar cualquier plugin. Eso siempre exigiría una flexibilidad tal que lleva al final al formato ordenador. Pero sí ofrece una vía para que aparezca hardware dedicado para la ejecución de determinados plugins.

Los primeros resultados visibles se esperan para 2019 y estarán centrados en hardware para guitarras/bajos que use técnicas de emulación de amplificadores y efectos manteniendo todo el uso en el formato tradicional de caja de amplificación que es habitual para estos instrumentos. Se trata de DVMark’s Smart Multiamp, previsto para enero 2019 y que ejecutará la suite THU de Overloud.

Lo novedoso y destacable es que ELK tiene las bendiciones de Steinberg, lo cual es sin duda todo un espaldarazo a sus bondades. La versión 3.6.11 del formato VST de Steinberg soporta de forma nativa la integración con ELK. Hasta ahora no había ese 'visto bueno' en cuanto a la capacidad de integración VST en sistemas operativos pensados para hardware embebido. Ese espaldarazo puede ser el disparador de salida para que haya un mayor interés por trasladar hacia hardware dedicado plugins que hasta ahora sólo hemos podido disfrutar desde ordenador.

Steinberg da el visto bueno a ELK
Steinberg da el visto bueno a ELK
mindmusiclabs.com

ELK da resueltas las cuestiones de integración de hardware y cuenta con soporte nativo para VST y también para Juce. Por supuesto resuelve también las cuestiones MIDI y audio, así como la conectividad USB, WiFi, Bluetooth, o incluso el uso de redes móviles (si el hardware aporta ese tipo de conexión). Esas conexiones hacia Internet pueden por ejemplo usarse para mantener al día en cuanto a actualizaciones y librerías cualquier plugin que se esté ejecutando en su interior.

Pensado para aplicaciones musicales la latencia ida/vuelta completa es de sólo 1 milisegundo. Ofrece también gestiones de backup en nube, grabación audio multipista, y otras funciones a las que se puede dar utilidad pensando en usos musicales. Básicamente integra un DAW propio para poder dar cabida a todas estas cuestiones, que pueden o no asomar hacia el usuario final según se necesite en cada producto.

ELK no soporta en la actualidad la parte 'visual' de VST, pero si se requiere un interfaz gráfico puede ejecutarse como un proceso independiente sobre el mismo procesador o bien en un procesador secundario, o incluso delegarse sobre una tableta o móvil usado a modo de controlador remoto. Hay por supuesto también funciones ya disponibles para facilitar la integración de los controles hardware con los que se dote a cada producto.


Más información | mindmusiclabs.com

VST en hardware con mínimas adaptaciones al código
VST en hardware con mínimas adaptaciones al código
mindmusiclabs.com

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
12
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar