Informática musical

Surface Studio: Microsoft tienta a los creativos, pero faltan guiños a la música

¡Cosas veredes! La presentación que Microsoft celebró ayer podría haberla firmado la Apple de Steve Jobs. No faltó de nada: puesta en escena y vídeos promocionales impecables, protagonismo para los usuarios y profesionales creativos, una imponente máquina de cuidado diseño que pilló a todos desprevenidos, tecnologías punta y gadgets sorprendentes. Atrás quedan los tiempos de Ballmer dando brincos, o publicitando el Windows como lo haría un vendedor de teletienda.

Anoche ya hablamos sobre la próxima actualización de Windows 10, que cristalizará en software todo este giro creativo, y el curioso controlador Surface Dial. Pero el buque insignia en el terreno hardware es Surface Studio, un ordenador enteramente basado en una fina pantalla táctil 3:2 de 28 pulgadas, cuya resolución de 4500 x 3000 px y 192 PPI excede incluso la norma 4K.

Surface Studio

Las especificaciones son contundentes para una máquina de este tipo: procesadores i5/i7, hasta 4 GB de memoria gráfica (Nvidia GeForce GTX) y 32 GB de sistema, 1 o 2 TB de almacenamiento híbrido, cámara frontal 1080p de 5.0 MP, altavoces 2.1 incorporados, autenticación facial y conectividad USB 3.0 (cuatro puertos), tarjetas SDXC, Mini DisplayPort, minijack de auriculares, puerto Gigabit Ethernet, Wi-Fi a/b/g/n y Bluetooth 4.0.

Eso sí, el precio tampoco se quedará corto: 2.999 dólares la versión básica, 3.499$ la i7 con 16 GB de RAM y 2 de GPU, y 4.199$ el tope de gama, con 32 GB y 4 GB de GPU. Ya admiten encargos, aunque los primeros Surface Studio llegarán a los compradores en 2017.

El marketing de la empresa de Redmond ha cargado las tintas en la parte gráfica, elogiando las evidentes capacidades de un dispositivo así para el dibujo y el diseño. Echamos de menos una apuesta más clara en el terreno de la producción musical, donde Surface Studio puede tener mucho sentido. Sólo hay que imaginar el mixer virtual de nuestro DAW en un aparato como este, con una pantalla multitouch de 10 puntos que podemos inclinar casi hasta la posición horizontal, acompañada del Surface Dial y el Surface Pen para obtener sensaciones físicas.

Sí hemos encontrado al menos una referencia directa al trabajo musical, aparte del sencillo Groove Music Maker visto ayer. Se trata de StaffPad —una app ya comentada en Hispasonic—, que permite escribir partituras a mano alzada, y soportará Surface Dial: pulsando el botón haremos play/stop, y rotando a izquierda o derecha haremos lo propio en la vista de partitura. Apoyándolo en la pantalla, se nos mostrarán los símbolos de notación. Es de suponer que más de un compositor se esté haciendo la boca agua ante esta suerte de papel pautado futurista.

Surface Studio con StaffPad y Surface Dial

Esperamos ver más aplicaciones musicales de todo este conjunto en un futuro cercano, y sobre todo, una mejor implementación de audio a nivel de sistema, que es lo que realmente cambiaría las cosas.

El hecho es que Microsoft ha conseguido contraprogramar eficazmente a Apple, que hoy por la tarde presentará nueva gama de portátiles, sin la expectación de otras épocas. Las dudas sobre la frescura de la marca de la manzana y el declinar de su "efecto wow" se hacen más patentes tras el evento de Microsoft; ojalá estemos ante el inicio de una guerra tecnológica creativa, de la que los usuarios sólo podrían salir beneficiados.

Más información | Surface Studio

¿Te gustó este artículo?
6
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar