Magacín

Las tendencias del sampling en 2019, en un análisis de Tracklib

Un análisis sobre el uso del sampling en discos editados comercialmente durante 2019 revela el alcance y varias curiosidades sobre esta práctica.

Tracklib publica su 'State of Sampling - 2019'
Publicado el informe 'State of Sampling - 2019'
tracklib.com

No es un informe realizado desde una rigurosa práctica estadística. En esencia han estudiado los 100 puestos de cabeza de la lista Billboard tanto de temas individuales como de álbumes, aunque también se han usado otras fuentes. La tarea de localizar en esos temas y álbumes muestras seguramente haya dejado escapar más de una. Pero pese a esos condicionantes, creemos valiosa esta información y no deja de resultar interesante poder poner algunas cifras en torno a uso de fragmentos de grabaciones previas en los temas actuales.

15 de las 100 canciones en el Billboard Hot 100 usaban muestras, un porcentaje (15%) relativamente bajo si tenemos en cuenta que se suele mover, según sus propios estudios, entre el 15% y el 25% en los análisis anuales de la última década.
En el caso de los álbumes la cifra, lógicamente, sube. De los álbumes en el Top 100, casi un 60% contenían muestras, y se localizaron en concreto 321 fragmentos, lo que representa una media de más de 3 muestras por disco, y si nos centramos en los discos que sí usaron sampling, la media sube a más de 5. Una referencia clara de que cuando el sampling está presente no suele ser como un recurso 'ocasional' sino recurrente.

Por géneros, a nadie sorprende que sean hip-hop y R&B los más adictos, con un 32% y 24%, que están a amplia distancia de los géneros Latin, Pop y Dance (con 12%, 10% y 10% respectivamente). El rock participa con más modestia (4%).

Por géneros también se aprecian preferencias diferentes a la hora de samplear. El hip-hop tiene a ser algo ensimismado y samplea abundantemente desde otros discos del mismo estilo, aunque parece que se viene abriendo a más variedad de fuentes si comparamos con informes anteriores. El uso del sampling en estilos Latin (que sin mucha imaginación cabe asociar principalmente al reguetón y derivados) es el que menos memoria parece tener y en media sitúa en 2010 el origen de los fragmentos muestreados, un año relativamente reciente. Por el contrario es en el Pop donde más interés retrospectivo existe y se sondea en la memoria más lejana para rescatar gragmentos inspiradores (1993 en media). En todo caso, se observa este año en todos los géneros una preferencia por usar referencias más antiguas que en años anteriores: mientras el año promedio de origen de las muestras fue 2002 en 2018, en este 2019 se sitúa la media cuatro años antes, en 1998.

Un detalle curioso y bastante revelador es la casi desaparición del muestreo de los típicos 'breaks' de batería, salvo en estilos Drum&Bass, que en otros momentos fueron esenciales. Parece que le hemos cogido el gusto a programar baterías, o a evitar los problemas derivados de un muestreo que podemos evitar con cierta facilidad gracias a las abundantes herramientas que tenemos hoy en día para extraer el 'groove' de cualquier tema y reaplicarlo a los nuestros propios.

Tracklib es un portal que ofrece temas para poder samplear al instante y con unas condiciones legales y económicas claras y preestablecidas. Su interés por esta cuestión es por tanto evidente, y su informe viene publicándose anualmente desde hace tiempo. Podéis leer más detalles del informe 2019 en tracklib.com.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
8
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar