Informática musical

UVI Drum Designer, diseño de sonidos y patrones sobre cualquier DAW

Para su uso en el gratuito UVI Workstation o dentro del entorno UVI Falcon (disponibles en 'standalone' o como 'plugin' en los formatos típicos), acaba de lanzarse la más que librería casi plugin UVI Drum Designer. Una solución integrada para creación de patrones de batería electrónica, que combina un amplio conjunto de muestras, potentes motores de síntesis y un ágil secuenciador de patrones capaz no sólo de disparar las notas de cada elemento sino de animarlas con patrones que afectan a aspectos tímbricos y de mezcla.

UVI Drum Designer
Drum Designer
uvi.net

De las capacidades del motor audio UVI hablamos bastante al hacer la review de su más que excelente Falcon (que desde entonces ha seguido creciendo con más y más mejoras). UVI Worksation es un 'player' para librerías y sonidos de UVI y de terceros (de la misma forma que N.I. Kontakt player lo es para la versión completa de Kontakt) que disfruta de buena parte, aunque no todo, de lo que ofrece Falcon. El poderío del motor de UVI sale a relucir en Drum Designer. Como herramienta integrada para poder completar todas las fases (diseño de timbres, diseño de patrones) dentro de una sola herramienta, brilla por la capacidad de ofrecer en cada una de las facetas un grado de detalle y profundidad de edición amplísimos, propio de herramientas dedicadas para cada parte, sin funciones 'limitadas' en en pro de la integración.

Además consigue hacer todo ese potencial amigable mediante la presentación en dos niveles de la edición de sonidos. Partiendo de los muchísimos kits ya disponibles y usando sólo la vista 'easy edit' para manipulación sencilla, muchos podrán terminar de ajustar sonidos que encajen con la intención buscada dentro de cada tema. Pero una vista detallada permite acceder con mucha mayor libertad a la alteración y creación de sonidos.

Hay una nada desdenable colección de material muestreado con más de 1,7GB para más de 5000 muestras (cifras importantes especialmente en el caso de percusión electrónica), pero los sonidos aplican intensamente elementos de síntesis para poder realizar intervenciones profundas.

En el apartado de creación de sonidos usa conceptos que ya conocemos de otros fabricantes como es el de los 'drum engines' ('machine' en términos de Elektron  Ryth), una forma de llamar a cada arquitectura de creación de sonidos correspondiente a una cierta gama de sonidos. Cuatro son los 'engines' disponibles, y se combinan 8 para obtener 8 sonidos en un kit. Los engines corresponden por sus nombres a kick, snare, claps, y cymbal, pero cada uno tiene recorrido como para cubrir timbres bastante diferentes de lo que apuntan sus nombres. Las posibilidades de cymbal permiten crear tanto juegos de hat como platos de tipo crash/ride y otras estridencias metalicas de todo tipo. Pero igualmente pueden ser útiles para dar forma a variadas percusiones que encajan con su modelo de generación de sonido. Y otro tanto pasa con los demás. Los cuatro motores se demuestran hábiles en los ejemplos y kits incorporados para generar claves y cowbells, percusiones afinadas, toms, y en general todo tipo de sonoridades.

Cada uno de los 8 engines usados en un kit aplica también efectos específicos a cada sonido, igualmente editables. Y cómo no, hay una vista mezclador para reunir y balancear el juego de todos los sonidos además de aportar efectos adicionales en envío y en inserción (delay, reverb, eq, compresor).

En el kick hay secciones de 'body' y 'tone' que en la vista detallada revelan toda la versatilidad que la síntesis permite frente al mero muestreo. En el snare destacaría la presencia junto a esos dos mismos 'body' y 'tone' de no una sino dos componentes de ruido independientes, haciendo que la variedad de recorrido de un sólo instrumento caja haga palidecer a los más habituales sistemas con una única fuente de ruido y por tanto menos capacidad de contraste. El engine de claps usa los consabidos golpes múltiples y cola de ruido, pero la capacidad de intervención en el diseño del patrón múltiple es desconocida, pudiendo hacerlos menos regulares y si lo deseamos variantes golpe a golpe, para una mayor naturalidad. El engine de cymbal combina capa de ruido y capa de generación de sonidos metálicos (parciales claramente inarmónicos y distantes) responsables de poder generar un amplio recorrido que pasa, como decíamos, por hats, platos crash/ride, panderetas, maracas, percusiones incluso tonales o cuasitonales, y un buen número de efectos sonoros de recorrido largo como sonidos de plato invertido o barridos.

Cada kit reúne una sección bombo, dos cajas, una de palmas, y cuatro de platos. Ocho voces por tanto que concuerdan con las 8 pistas que ofrece el secuenciador de patrones. Muy visual y claro en su presentación. Interesante poder ver y editar el detalle en paralelo de las 8 pistas y su desarrollo a lo largo de los tiempos de cada patrón, o la facilidad para incorporar los golpes múltiples y modificarlos más allá de lo básico. Imprescindible, pero de agradecer lo inmediato que resultam, permite retocar no sólo velocidad y nivel de cada golpe individual (incluso dentro de los que forman un grupo repetido), sino también la panorámica, la afinación o el decay, creando fácilmente patrones vistosos llenos de variación y actividad llamativa, nada estáticos.

Precio de lanzamiento durante septiembre 99€ (140€ posteriormente)

Más información | uvi.net

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar