4

Korg DS-8

Opiniones de usuario (1)
  • Yoanvi
    5
    Opinión de Yoanvi el 16/11/2017

    Lo mejor: sonido FM, fácil de programar, efectos de modulación, calidad de construcción y teclado

    Lo peor: no tiene arpegiador (por decir algo)

    Tendrá sus limitaciones, y seguramente no llegue el nivel de un DX7 (no digamos ya de un DXIIFD) en cuanto a capacidad de síntesis y potencia de sonido... pero me encanta este sintetizador.

    Desde que vi una demo en youtube (de las poquísimas que hay de él, por cierto) supe que tenía que hacerme con uno si o si. Como me pasó con el Kawai K4, fue amor a primera vista.

    Es un sinte que se vende barato, pero es bastante complicado de encontrar, y más en buen estado. Al final tuve paciencia (y suerte) y apareció uno cuando ya casi había perdido la esperanza.

    Aunque su estructura no es puramente la de un sinte FM, como puede ser la serie DX de Yamaha con sus operadores y algoritmos, suena 100% FM, y se programa prácticamente igual que un sustractivo, algo que se agradece enormemente ya que los DX tienen fama de ser muy complicados en ese sentido. El DS-8 es MUY sencillo de editar desde el mismo panel de control y sin necesidad de editores software.

    La pantalla se ve muy bien y es lo suficientemente grande (40x2 caracteres) como para visualizar cada parámetro completamente y sin necesidad de sub-menus. Para ser un sinte digital de mediados de los años 80, está todo muy bien estructurado y a la vista, lo que facilita enormemente la edición.

    -----------------------------------------------------------------------------------

    Características principales:

    -8 voces de polifonia (que se pueden usar en modo "Poly" o en modo "Unison")
    -2 osciladores
    -2 timbre EG´s (generadores de timbre)
    -2 amp EG´s (generadores de envolvente)
    -1 LFO´s con 4 formas de onda (saw, triangle, square y sample&hold)
    -1 generador de efectos de modulación con 6 tipos diferentes (3 tipos de delay, 1 chorus, 1 doubling, y 1 flanger)
    -4 modos de teclado: single, layer, double y multi
    -Portamento
    -100 posiciones de memoria, totalmente programables por el usuario
    -Ranura para cartuchos de ampliación de memoria RAM (ampliable hasta 400 patches)
    -Teclado de 61 teclas, con sensibilidad y aftertouch. Además, permite hacer splits y layers.
    -MIDI: In, Out Thru
    -Peso: 10 Kgs

    -------------------------------------------------------------------------------


    La calidad de cosntrucción, en mi opinión, es excelente. Un aparato pesado, muy robusto y con un tacto de teclado fenomenal. Junto con el del Kawai K4, de los mejores que he probado.
    A pesar de ser un sinte con perfil de sonido FM, es capaz de producir sonidos muy cálidos y melosos. Le puedes sacar unos pads que quitan el hipo, sonidos super espaciales, y por supuesto, bajos, campanas y sonidos percusivos rollo "DX" a cascoporro.

    Para ser un sinte que salió en el año 1986-87, tiene unos efectos internos cojonudos (6 diferentes nada menos) y todos MUY útiles, con varios parámetros que permiten definirlos y dejarlos a tu gusto. Bastante más completo que sus competidores de aquella época en ese sentido.

    Tiene una capacidad de memoria para patches de 100 posiciones, todas editables. Una memoria más que generosa para aquellos años y que, prácticamente, nos quita la necesidad de buscar tarjetas RAM para ampliarla.

    En el panel de control, nos encontramos con el típico joystick de Korg para el pitch y la modulación. Y lo mejor, 3 sliders donse se pueden variar el timbre (algo parecido a lo que viene siendo un filtro), y el ataque y el release de cada uno de los 2 osciladores, lo que te permite hacer variaciones y pequeñas virguerias en tiempo real. La única pega es que esas variaciones no se pueden guardar pero bueno, tampoco es algo realmente importante, ya que, como he comentado arriba, es un sinte que se deja programar muy bien.

    La verdad, no sé que pegas ponerle porque no le encuentro ninguna. Si le hubiesen incorporado algún arpegiador, aunque fuese uno sencillito similar al de su "hermano" el Korg DW-8000, lo habrían bordado con este cacharro. En fin, no se puede tener todo...