13

Korg DW-8000

Descripción

Sinte híbrido digital-analógico de Korg.

Opiniones de usuario (1)
  • bluewave
    4
    Opinión de bluewave el 01/06/2013

    Lo mejor: sonido y efecto delay

    Lo peor: calidad acabado e interface

    El DW8000 es un sintetizador híbrido de 5 octavas con aftertouch pero sus teclas al igual que las de función no aguantan como otros
    (ejemplo el DX7) el paso de los años. Los sonidos se generan a partir de dos generadores digitales con 16 formas de onda a 8 bits que se combinan con unos estupendos y cálidos filtros resonantes analógicos paso bajo de 24 db y a los que podrás dotar de delay digital (chorus, retardo,etc..)

    Tiene un sencillo arpegiador basico, función portamento y según Korg 64 notas de secuencia. Podrás almacenar tus presets en 64l ocalizaciones de memoria (expandible con el módulo MEX 8000 añadiendo 256 memorias) y tiene 2 modos de funcionamiento: polifónico y unison. En este último modo los sonidos tiene mucha presencia y pegada, sonando muy grueso.

    Dispone de la típica triada MIDI. El sonido gana mucho si se procesa por un multiefectos dedicado (yo utilizaba los efectos de un módulo sintetizador Yamaha MU90R) y puede competir en calidad de sonido con sintes de mayor envergadura como Jupiter 8 y OB 8, ya que son las voces que dispone sobre una parte tímbrica, pero con la ampliación TURBO de Musictronics consigues:

    Función split y dual (permite división del teclado y 2 timbres
    con asignación dinámica de voces)
    Función local o externa para controlar otros módulos
    Transposición, Onda MG aleatoria y comparación de función
    Envío y recepción MIDI doble
    Dobla el número de memórias pasando a 128 e implementación
    MIDI de cambio de programa para los 128 sonidos.

    En definitiva, un sintetizador poco valorado, posiblemente por la ausencia de potenciómetros para su control, pero con un mordiente brutal en sus filtros analógicos agrupados en modo unison.
  • bluewave
    5
    Opinión de bluewave el 05/05/2013

    Lo mejor: Filtros y sonido

    Lo peor: Interface digitalizado y teclado

    Por el año 1985 nació esta bestia parda, con un interface propio
    de la época que vendría. Simplificaron el panel de potenciómetros
    y deslizadores (abarataba los costes de producción y aligeraba el
    peso de los sintetizadores)
    Es un sintetizador muy discreto, en apariencia, pero en su interior
    tiene un corazón cálido. Lo mejor del sintetizador son sus filtros
    analógicos paso bajo con una caida de 24 db, que combinado con
    sus 2 osciladores digitales (16 muestras cada uno, sampleadas
    a 8 bits, como en el poderoso Emulator II) generan unos sonidos
    asombrosos, gran pegada y calidez sónica. Se doto de un delay
    que permite editarlo para realizar chorus y retardos, un buen tanto
    para los chicos de Korg.
    El sinte tiene 8 voces polifónicas y puedes apilarlas todas en una
    sola en modo unison, dónde se producen los sonidos más gruesos.
    Su teclado es correcto, no es lo mejor sin duda, pero responde
    a la velocidad y tiene aftertouch.
    Las teclas de función aguantan con el tiempo, no como en otros sintes más modernos que parecen diseñadas para verlas y no tocarlas
    Dispone de un arpegiador básico y portamento, un plus que nunca
    viene mal.
    Su edición se realiza a través de teclas de función selectoras y
    un deslizador de valor. No es lo ideal, pero te habituas.
    Podrás memorizar un total de 64 sonidos en su memoria que
    podrás ampliar hasta 256 más con el módulo expansor MEX 8000
    (raro de conseguir), un extra que se realizo a posteriori, compitiendo con otros sintes expandibles con cartuchos como; Yamaha y su DX7 o Roland con sus JX8/10.
    Sin contar con sintetizadores de más de 2 osciladores o incluso
    alguno con sub-oscilador, el DW8000 tiene un sonido maravilloso, gordo y al alcance de muy pocos, ¿tal vez su majestad el OB8xa? pero ninguno más asequible.