30
4

Roland TR-909

Descripción

La Roland TR-909 Rhythm Composer es una caja de ritmos que combina síntesis analógica y samples, con un secuenciador de 16 pasos. Apareció en 1984.

Estos son sus sonidos:

Bombo
Caja
Tom bajo
Tom medio
Tom alto
Rim shot
Palmada
Hi-hat (abierto o cerrado, pero no los dos al mismo tiempo)
Platillo (ride o crash)

Todas las percusiones, excepto los hi-hats y platillos, eran generados sintéticamente; tiene un circuito oscilador con un filtro dedicado y una curva de envolvente. Los hi-hats y los platillos eran samples de 6 bits, comprimidos y combinados con una curva de volumen del envolvente (y ajuste) para permitir ligeras modificaciones.

Gracias al circuito analógico, varios aspectos del sonido de percusión pueden ser modificados (tono, ataque, decaimiento). También cuenta con una función llamada "accent" (acento); un modo primitivo de humanizar los ritmos, enfatizando los "golpes de batería" con cambios de volumen.

Histórico de precios de 2ª mano en Mercasonic
2.921 €
Precio medio de los anuncios más recientes
Opiniones de usuario (1)
  • Soyuz MOD
    4
    Opinión de Soyuz el 17/08/2020

    Lo mejor: Sonido legendario. De las primeras en llevar MIDI

    Lo peor: Precio desorbitado en segunda mano

    No es fácil comentar una máquina como esta, seguramente la caja de ritmos más influyente de la historia, junto a la TR-808. Y no lo es porque se ha convertido en un objeto de culto y colección, más allá de su carácter de instrumento musical.

    De su sonido no diré mucho, porque ya se sabe todo. La intención inicial de la TR-909 era imitar una batería real, objetivo en el que falla estrepitosamente por culpa de una tecnología sonora en pañales. Pero de ese fracaso nace precisamente su éxito: el sonido que resulta de su primitiva combinación analógico-digital es grueso, contundente y electrónico, y atrae a una nueva ola de artistas que la convertirán en ingrediente elemental del house y el techno. Como decía, en este terreno está todo dicho por la Historia.

    Sí que me interesa comentar la pertinencia de una máquina como esta en un estudio actual —y me refiero a la máquina original, que es a la que corresponde esta ficha de producto—. Existiendo tal cantidad de emulaciones de la TR-909 en todos los formatos imaginables (hardware y software, analógico híbrido y digital, con las especificaciones originales o mejoradas, etc), creo que la TR-909 queda como un objeto de puro coleccionismo. Y como tal, dada su escasez —obviamente no se fabrican nuevas, y las que existen se van estropeando y perdiendo—, cada vez escala a cotas mayores de precio. En el momento de escribir esto, es habitual verla en torno a los 3.000 euros.

    A diferencia de otros sintes y máquinas vintage, que pueden tener precios elevados pero cuya compra sigue teniendo un sentido por sus funcionalidades y sonido, aquí la brecha entre precio y conveniencia está demasiado abierta. Cualquier emulación de buena calidad se moverá en cantidades con una cifra menos y cumplirá sobradamente en un estudio. Ahora bien, si lo que quieres es tener la auténtica y original, por su valor sentimental o pensando en ella como inversión, no busques otra cosa.

    Aún con eso, y como no me atrevo a dar una puntuación mediocre a un icono como este, lo dejaré en un 4 sobre 5 :-)