5

Soundart Chameleon

Descripción

Chameleon es un concepto hardware que fue diseñado en España por la compañía Soundart. Es una unidad rack multifuncional que puede convertirse en un sintetizador, una unidad de efectos o cualquier otra cosa, simplemente cargando un nuevo "skin" en su sistema.

Los skins Entity, Monowave II, Fahrenheit y Australis son sintetizadores de diversos tipos; South Pole es un banco de filtros, mientras que Infiltrator es un vocoder y filtro. Amp-O-Matic es un sistema de emulación para guitarristas, y Chromasonic, FX Designer y Roomverb M1, diversas unidades de efectos.

Opiniones de usuario (2)
  • angelsynth
    5
    Opinión de angelsynth el 18/05/2015

    Lo mejor: Varias opciones de calidad en un único aparato.

    Lo peor: Diseño poco ambicioso mirando el precio final

    Se trata de uno de los trastos con más posibilidades y mejor sonido que se han fabricado. Euro por euro no creo que haya ningún otro aparato que dé lo que ofrece el Chameleon, la pena fue que se quedó en tierra de nadie y no tuvo el éxito comercial que merecía.

    En mi opinión, sólo el Australis ya valía lo que inicialmente se pedía por el Chameleon, pero al comercializarlo como un sistema abierto, en lugar de valorarse lo mucho que el sistema ya ofrecía, se miraba a lo que todavía no había llegado... y que finalmente no llegó.

    Es un aparato que en todas sus encarnaciones suena muy bien, pero en el que el Australis, por su calidad, tiene un protagonismo importante. Hay pocos VA que suenen tan bien como lo hace el Australis y que, sin embargo, hayan tenido tan poca repercusión.

    Por lo demás, en efecto, le faltan controles, pero no es un aparato pensado para el control desde su panel frontal sino, como tantos otros, para usarlo junto a un controlador dedicado (de hecho hubo en su tiempo un paquete con el controlador Hades VMC-207, también diseñado en España).

    Le falta claramente una conexión USB con el ordenador y un sistema de cambio de skins rápido (se hace por MIDI) aunque, como digo, para mí, sólo con el Australis ya vale hasta el último céntimo que se pague por él. Digamos que el resto de skins son un buen extra, pero con un sistema mejor para su carga, se le podría sacar más partido.

    Fue una pena que no saliera un Chameleon 2 y que se abandonara el sistema porque la idea era muy buena. Quizás pecó de poca ambición en sus inicios y de un hardware claramente pensado para sacar una versión más potente en el futuro. El mercado no respondió del modo esperado y tristemente todo quedó en nada.

    Al precio al que se ven, es una buenísima compra.
  • Wikter
    4
    Opinión de Wikter el 02/02/2014

    Lo mejor: DSP reprogramable

    Lo peor: Pocos controles

    Genial dispositivo que nos permitirá tener varios sintetizadores en nuestro estudio. La mayoría tienen editores dedicados vía MIDI que haran la funcion de interfaz. Buenos sonidos y mejores posibilidades. Làstima que se dejase de desarrollar.
    La opción de usarlo como DSP no es demasiado alentadora, pero ya sólo el sintetizador polifónico "emblema" permite conseguir resultados sonoros de la calidad de un Virus.
    Está muy poco valorado para las posibilidades que tiene.