Grabación

Antelope Audio Edge Go, más que un micrófono USB

Los puntos fuertes de la gama Edge están presentes: microfonía de alta calidad, capacidad de modelado para emular diversas respuestas y micros clásicos, efectos basados en FPGA... Todo un estudio portable para grabar en cualquier lugar. Pensado para cualquiera que necesita grabar en movilidad y sin complicaciones a través de un hardware que resuelva también el procesamiento y la monitorización sin latencias ni dependencia de un software complejo, pero con opciones interesantes enfocadas a la grabación.

Una apuesta innovadora, dado que en el mercado de los micrófonos USB no abundan las propuestas de alta calidad microfónica y desde luego son totalmente desconocidas las capacidades de modelado. Pero tratándose de un Edge, no podían faltar. Hasta 11 modelos de micrófono diferentes pueden ser emulados con el sólo concurso de este nuevo micrófono de doble condensador, con todo el procesamiento resuelto por hardware incorporado en su cuerpo.

Así mismo aporta efectos, hasta 4 simultáneos en inserción, con los que procesar el audio captado. Se pueden insertar puertas, compresores, saturación, de-essers, y ecualizadores que son ejecutados en las FPGAs de Edge Go y que ofrecen emulaciones de varios modelos clásicos para elegir. Existe también una reverberación en envío y el interfaz USB puede entregar al micrófono dos parejas estéreo independientes que serán mezcladas con la señal captada por el micrófono para ofrecer su escucha sin latencia por la salida de auriculares que incorpora en su base.

Lo habitual con micrófonos USB es depender de software externo para poder realizar todo este tipo de tareas, pero con Edge Go desde Antelope han pensado en ofrecer una solución integrada y resuelta plenamente en hardware, para facilitar al máximo las grabaciones a los usuarios nómadas que deben grabar en cualquier lugar. Usa conector USB-C y recibe de él su alimentación. La vocación de solución completa para movilidad hace que el paquete integre también un soporte para mesa, filtro anti-pop, y un sistema de suspensión para retener el micrófono y evitar vibraciones, todo dentro de una maleta de transporte.

El precio es comparativamente alto respecto a otros micrófonos USB, pero ninguno que conozcamos tiene esta particular combinación de características, y la exclusividad siempre araña el bolsillo. Sea cual sea el dispositivo y software que se use para realizar la grabación del fichero, el procesamiento 100% en hardware asegura los resultados al nivel de calidad que se espera de Antelope.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
2
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar