Sintetizadores

Antonus 2600, el clon ARP 2600 de Toni Gutiérrez

Pese a los rumores, ni Korg ni Behringer han presentado todavía un nuevo ARP 2600, y la versión DIY conocida como TTSH ha caído en vía muerta. Bebiendo de la experiencia TTSH, Toni Gutiérrez comercializa a día de hoy su propia clonación de este clásico. En un intermedio entre viajes, hablamos con él.

No hubo tiempo de demo, ni de realizar unos ejemplos audio en condiciones. De hecho, el vídeo está grabado ‘al vuelo’ con una pequeña cámara y su propio micrófono interno, y cuando se oye al 2600 es a través de sus propios y muy limitados altavoces. Con todo, el testimonio merecía la pena y la ocasión de grabarlo, ahora que Toni vive en Argentina, no había que dejarla pasar, aprovechando una visita de presentación de su Antonus 2600 en varios puntos de España.

Conocido como Guti en hispasonic, había participado con Synthoma en la creación de Élkorus (un prestigiado chorus analógico en rack que ya tuvo su portada), y pronto su atención se dirigió a reconstruir el ARP 2600, al que considera un miembro destacado de una ‘trilogía’ setentera que se completa con Minimoog y EMS VCS3.

ARP 2600

La singularidad del 2600, nos apunta, tiene varios frentes. Principal la de haber aportado en aquel momento efervescente de unos primeros sintes indómitos, un hibrido entre lo plenamente modular y lo plenamente precableado, haciendo el mundo modular más amigable al músico. 2600 cuenta con rutas predefinidas entre todos sus módulos que facilitan la creación sin cableado de la mayor parte de la estructura necesaria para un buen montón de sonidos, pero a la vez la presencia de infinidad de puntos de inserción permite alterarla totalmente. Mucho más allá de lo que otros supuestos híbridos ofrecieron, como el MS-20, recortadísimo en el apartado de conexionado y que yo jamás tildo de modular.

2600 sí permite intervención en todo tipo de rutas, las de control y las de audio, y cuenta con una filosofía modular subyacente aunque finalmente se exprese con esa ‘comodidad’ de una preconfiguración cableada pero que sigue plenamente libre cuando se necesite. Es por ello sentido por Toni como quizá el más ´musical’, el más ‘instrumento’. El precableado aleja la sensación de ‘ingeniero’ que tiene construir sonidos desde la nada, y hace presente al instrumento que suena por sí y que permite amplia interacción. Una interacción que llega a ser plenamente modular si se desea, y que también se potencia por la elección de deslizadores frente a los más convencionales potenciómetros giratorios.

La recuperación del nombre ‘ARP’ por parte de Korg ha dado lugar a la publicación de una web en la que podéis conocer brevemente la historia de los modelos de la marca, entre los que sobresale por popularidad el referente del 2600. No faltan otros muchos lugares dedicados a su memoria. Tampoco han faltado intentos de recuperarlo, como una reconstrucción reciente sólo parcial y en otro tipo de formato bajo el nombre The Warp y que ya tuvo su momento hispasónico.

Pero el precedente más claro de Antonus 2600, en una línea de ‘clonacion’ más que de ‘nueva edición’ del concepto, es el ahora extinto proyecto TTSH (Two Thousand Six Hundred) al que Toni Gutiérrez ha estado algún tiempo vinculado.

El precedente TTSH

TTSH era una versión ‘DIY’ del ARP2600, en la que comprando unas placas de circuito impreso (PCB) que reconstruían las originales y contando con información detallada sobre el proceso de construcción y la lista de materiales (BOM, bill of materials), cada cual podía ensamblar su propio 2600. Guti aportó información útil al responsable del proyecto TTSH señalando algunas correcciones necesarias.

Durante algún tiempo ha construido clones de ARP 2600 sobre la base de TTSH más algunas modificaciones propias que le parecían esenciales para mejor recuperar el sintetizador original. Pero la desaparición de TTSH ha desembocado en que tome él mismo las riendas de una producción a pequeña escala y bajo demanda de nuevos clones ARP2600, intentando esquivar los errores de concepto y de diseño que encontró en la propuesta TTSH.

Antonus 2600

En su opinión, la vía DIY no es para todo el mundo, máxime para proyectos de cierta envergadura como este. Por eso vende ya montados sus ‘Antonus 2600’. La base es una modificación propia del diseño de TTSH superando sus defectos. Hoy por hoy se trata de PCBs a sólo dos caras y montaje mayoritariamente through-hole, con inevitable presencia de cableado ocasional. Con esos precedentes ineludible la construcción artesanal, cosa que digo sin darle especial énfasis porque nunca he sido proclive a valorar eso como un mérito. Añade trabajo pero no un valor evidente y ‘a priori’ sobre el resultado.

Pero esa labor artesana no está reñida, todo lo contrario, con un acabado ambicioso, que podéis apreciar en las fotografías. Igualmente mimado el diseño electrónico, bajo una premisa de respeto estricto a los orígenes del ARP2600. Están presentes todos los módulos que formaban el 2600, y toda la distribución, estética y rotulado son fieles al original:

  • 3 VCOs que doblan funciones como LFOs cuando se requiere
  • fuente de ruido de color continuamente variable
  • modulador en anillo (que puede funcionar como un segundo VCA)
  • filtro LPF 24dB/oct basado en ladder de transistores, tomado de la edición ‘panel gris’ del 2600 y que es una reelaboración filtro Moog original pero con mejor estabilidad del nivel ante la resonancia, incorpora su propio mezclador de 5 fuentes (normalizadas a los VCOs, ruido y anillo)
  • VCA y mezclador, con controles por tensión tanto lineales como exponenciales
  • envolventes ADSR y AD ultraveloces
  • Sample&Hold
  • extractor de envolvente para señales audio externas, y un preamplificador de ganancia ajustable
  • reverberación por muelles
  • múltiple de 4 conectores, y un procesador de voltajes capaz de inversión / lag y otras acciones.

También hay altavoces incorporados que ya existían en el modelo original, habiéndose añadido, como novedad y en un lateral para que pase desapercibido sin afectar al panel principal y su fidelidad a la memoria, un interfaz MIDI que hace más inmediato su uso e integración con otros equipos.

La integración con modulares (Eurorack) se facilita gracias a contar con un bus normalizado de CV en estándar V/oct que se extiende a los VCO's y VCF, y con un adaptador del tipo de señal gate convencional al sistema de ARP (que exige gate+trigger) y que realiza el disparo de las envolventes.

¿Y qué pasa con el precio? Por su propia naturaleza de proyecto individual, Antonus 2600 sólo puede conseguirse bajo pedido. Cuesta 3000 USD (unos 2700-2800 €) sin gastos de envío, y evidentemente, el propio Guti atiende en persona a los interesados.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
13
Comentarios

Regístrate o para poder comentar